Saltar a: navegación, buscar

Filigrana

Filigrana
Información sobre la plantilla
Filigrana.jpg
Historia de amor, incesto y odio que transcurre en el Santiago de Cuba de 1800.
Título originalFiligrana
Editorial:Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 1999
GéneroNovela histórica
ImprentaCombinado Poligráfico “Haydée Santamaría”
ISBN959-11-0247-X

Filigrana es una obra escrita, en dos partes, por el intelectual santiaguero Emilio Bacardí Moreau, quien la dedicó a Raimundo Cabrera, en 1921. Después de permanecer inédita durante varias décadas fue publicada en 1999, con su segunda parte El Doctor De Beaulieu, la que igualmente estuvo extraviada en archivos. El autor la clasificó como «Novela histórica» y enmarca su desarrollo en Santiago de Cuba, entre los años 1810 y 1820. Con 344 páginas impresas, destaca como la más larga entre las tres novelas -Vía Crucis (1910) y Doña Guiomar (1916) son las otras- conocidas de Bacardí.

Sinopsis

Comprometidos en amores Filigrana y Carlos de Asanza, hijos de rancias familias y administrador él de una hacienda ganadera, se ve interrumpida la relación cuando Carlos cae prendado de la negra Encarnación Linares, mujer de voluptuosa figura, y quien, por su manera de ser y la instrucción recibida, se sentía blanca. Entre ambos personajes surge un amor tan intenso como imposible. Arrastrado por los deseos y pasiones la pareja escapa al campo para dar riendas sueltas a su idilio. Esto motiva un escándalo en la alta sociedad de la villa. Entonces el Doctor De Bealieu denuncia ante don Pedro de Asanza los libertinajes de su hijo Carlos y que constituye un acto de “deshonra para la familia, vergüenza para la sociedad y pecado mortal contra la religión”. Confabulados ambos con el gobernador Urbina, este intimida a Encarnación con castigos y penurias sino se aleja voluntariamente del joven aristocrático. La negra, ajena a la treta, busca refugio en la casa de la cartomántica Ma Cecilia, con fama de brujera, quien ya le había leído el destino. Carlos va a buscarla y al no hallarla en la vivienda, golpea coléricamente a la vieja Cecilia, dejándola muy lastimada. La herida promete que se las pagará. Desvanecida la aventura Carlos vuelve a su relación con Filigrana, que se ha mantenido ajena a la traición de su prometido. Se casan y tienen un hijo. Dos años después Carlos y Encarnación vuelven a encontrarse, y resurgen la pasión adormecida. La intención de una nueva y definitiva escapatoria para vivir el desenfreno amoroso, queda frustrada al ser envenenado Carlos, en venganza, por Ma Cecilia: “Y Filigrana, la criatura buena y santa, mártir inocente, víctima expiatoria de ajena falta, pagó injusta y despiadadamente la dicha que en el mundo le había sido concedida, como su parte de herencia, al nacer: la razón perdida fue la agonía de su futura existencia.”

Contenido

Dividida en siete partes que se presentan subdivididas a su vez, en capítulos, es una historia de amor, pasión, incesto y odio a partir de un argumento muy recurrido por la narrativa cubana de tiempos pasados: la relación sentimental de un blanco rico y una negra. La novela tiene como escenario el Santiago en el periodo 1810 a 1820, entorno que consigue reflejar a partir de la recreación de la vida social de criollos y españoles; así como del influjo de la emigración francesa aplatanada en la localidad. Las fiestas, los banquetes, los amores, los vicios, la religiosidad, y hasta los crímenes; en fin, la agitación propia de la villa colonial en progreso, son detallados por el autor. En ese escenario se desenvuelve la vida, desde su aparición en la toma de comunión hasta su destino fatal, de la joven Filigrana, “criatura buena, santa, mártir, inocente, víctima expiatoria de ajena falta”. En la novela ya se habla de calles como la Ancha de las Ramadas (nombre original de la actual calle Enramadas), de teatros, de espectáculos musicales. Asimismo dentro de la ficción aparecen personajes reales, como gobernantes, eclesiásticos, médicos, abogados y familias de linaje.


Datos del autor

Emilio Bacardí Moreau fue un patriota, político, historiador, escritor, periodista, industrial y filántropo, nacido el 5 de junio de 1844. Por su participación en las guerras por la independencia sufrió en carne propia los rigores del exilio-presidio en Chafarinas, adonde fue remitido en dos ocasiones. Al finalizar la guerra ocupó la alcaldía de Santiago de Cuba en 1898, primero, y luego en 1901. A su ingente labor por elevar la cultura de sus conciudadanos fundó escuelas públicas, la Academia de Bellas Artes, la Banda Municipal de Música y el célebre Museo-Biblioteca Municipal que hoy lleva su nombre. Asimismo instauró la tradicional Fiesta de la Bandera. Como hombre de letras legó piezas dramáticas, artículos en la prensa periódica, ensayos biográficos, novelas históricas y sus célebres Crónicas de Santiago de Cuba. Falleció el 28 de agosto de 1922, en su quinta campestre Villa Elvira, ubicada en el poblado de Cuabitas, en las afueras de Santiago.


Fuentes

  • [Bacardí, Emilio: Filigrana, Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 1999.]
  • [Repilado, Ricardo (1985): “Emilio Bacardí como narrador”, en Cosecha de dos parcelas . La Habana , Editorial Letras Cubanas, pp. 119 - 148.]
  • [Vilorio, Ana: “Los personajes españoles en Vía Crucis y Filigrana”, en Ciencia en su PC, 2009. Ver [1]