Saltar a: navegación, buscar

Fosgeno

Fosgeno
Información sobre la plantilla
Oxicloruro de carbono.jpeg

Fosgeno. También conocido como oxicloruro de carbono fue descubierto en 1811 por Davy y obtenido exponiendo a la luz solar una mezcla de cloro y óxido de carbono, hecho al que debe su nombre, es un importante componente químico industrial.

Características

Obtiene su nombre del griego: φωσ (phos): "luz" y γένος-ου (genos): "generador", "generador de luz". Su fórmula química es COCl2. A temperatura ambiente (70 °F / 21 °C), el fosgeno es un gas venenoso. Si es enfriado y presurizado, el gas puede ser convertido en líquido, de forma que pueda ser transportado y almacenado. Cuando se libera fosgeno líquido, éste se transforma rápidamente en gas que permanece cerca del suelo y se propaga con rapidez.

El gas fosgeno puede ser incoloro o puede verse como una nube que varía de blanco a amarillo pálido. En bajas concentraciones, tiene un olor agradable como a heno recién cortado o maíz verde, pero es posible que no todas las personas expuestas se den cuenta del olor. En altas concentraciones, el olor puede ser fuerte y desagradable. Es una sustancia química artificial, aunque pequeñas cantidades son formadas en la naturaleza a partir de la degradación de compuestos del cloro.

No es inflamable por sí mismo (no se enciende ni se quema con facilidad) pero es un comburente (puede causar que prendan las sustancias inflamables que hay a su alrededor). Este gas es más denso que el aire y por esa razón se expande hacia áreas más bajas. No se encuentra en forma natural en el ambiente. Se conoce por su denominación militar como “CG”.

Aplicaciones

Se usa en la creación de tinturas, isocionatos, policarbonatos]], cloruros ácidos, plaguicidas y, en otro orden de cosas, algunos medicamentos. Además es usado en la separación de algunos minerales.

Este gas es utilizado en la industria para producir muchas otras sustancias químicas como los pesticidas. Puede formarse cuando ciertos compuestos están expuestos al calor, como en el caso de varios tipos de plásticos.

Fue utilizado ampliamente durante la Primera Guerra Mundial como un agente asfixiante (que afecta el sistema pulmonar). Entre los agentes químicos utilizados en la guerra, el fosgeno fue el responsable del mayor número de muertes.

Exposición de las personas al fosgeno

  • La salud se ve afectada por el fosgeno si este es respirado. En bajos niveles provoca irritación de los ojos y garganta (tos y jadeos). En altos niveles dilata los pulmones, dificultando la respiración, lo cual se notará en un máximo de un día. Un nivel excesivamente alto provoca la muerte por fallos pulmonares.
  • Si el fosgeno, líquido o gaseoso, entra en contacto con la piel u ojos se sufrirían quemaduras químicas. Por otro lado el fosgeno líquido también puede causar congelación (aunque es improbable tener contacto con fosgeno líquido).
  • Si el fosgeno líquido es ingerido provocará daños (no necesariamente leves) en la boca, la garganta, el esófago, y el estómago.
  • Los trabajadores que usen plaguicidas y tinturas (que están formados por fosgeno) pueden estar expuestos a este compuesto.
  • Una radiografía del pecho constituye la manera más rápida de saber si ha habido exposición al fosgeno en caso de sospecha.

Riesgo de exposición al fosgeno

La mayoría de las personas no estarían expuestas a niveles significativos de fosgeno. Sin embargo, quemar materiales como por ejemplo ciertos plásticos que contienen hidrocarburos clorados puede producir gas fosgeno. Manténgase alejado de incendios o de otras fuentes de altas temperaturas donde se pueden encontrar estos materiales, ya que pueden provocarle asfixia, que resulta rápida, irreductible y fatal.

Examen médico demostrativo del fosgeno

Si existe la sospecha de que alguna persona pudo haber estado expuesto al fosgeno, una radiografía del pecho puede constituir la manera más rápida para determinar si ha sufrido daño en los pulmones. Esto puede llevarse a cabo en un hospital, clínica, o consultorio si posee una máquina de rayos X.

Formas de entrar en contacto con el fosgeno

El fosgeno no se encuentra en forma natural en el medio ambiente. El peligro de exposiciones a fosgeno depende de la proximidad de las personas respecto del lugar en que se liberó este agente. El fosgeno puede encontrarse en:

  • El aire: Si se libera gas fosgeno en el aire, las personas pueden sufrir exposiciones a través del contacto con la piel o los ojos. Además, pueden inhalar aire con fosgeno.
  • El agua: Si se libera fosgeno líquido en el agua, las personas pueden sufrir exposiciones al tocar o beber agua con fosgeno.
  • Los alimentos: Si en forma líquida tiene contacto con los alimentos, las personas pueden sufrir exposiciones al ingerir comida contaminada.
  • El fosgeno como arma: Puede ser un “agente de conveniencia”. Es decir, alguien podría hacer explotar un vehículo de transporte (camión, tren) utilizado para trasladar este agente químico o destruir los tanques donde se almacena. En consecuencia, el fosgeno se liberaría en el aire.

Aunque el sólo hecho de que una persona entre en contacto con fosgeno no significa que se enfermará.

¿Cómo protegerse de intoxicaciones por fosgeno?

  • Retírese del área donde se liberó el fosgeno y diríjase a una zona con aire fresco.
  • Si el fosgeno se liberó al aire libre, aléjese de esa zona. Vaya a la superficie más alta posible. El fosgeno es más pesado que el aire y descenderá a las áreas más bajas.
  • Si el fosgeno se liberó en un lugar cerrado, salga de allí.

Síntomas a causa del fosgeno

Las personas que entran en contacto con concentraciones peligrosas de fosgeno pueden presentar los siguientes síntomas durante o inmediatamente después de la exposición:

  • Tos
  • Sensación de ardor en la garganta y los ojos
  • Ojos llorosos
  • Vista borrosa
  • Dificultades respiratorias o falta de aire
  • Nauseas y vómitos

El contacto con la piel provoca lesiones similares a las que aparecen en casos de congelación o quemaduras. Dentro de las dos o seis horas posteriores a la exposición a altas concentraciones de fosgeno, la persona puede presentar líquidos en los pulmones.

A pesar de que la persona se sienta o se vea mejor, hasta 48 horas después del contacto, pueden aparecer algunos de los siguientes efectos:

  • Dificultades respiratorias.
  • Expulsión por medio de tos de líquido blanco o levemente rosado.
  • Baja tensión arterial.
  • Insuficiencias cardíacas.

Tratamiento a personas que entraron en contacto con el fosgeno

  • Prevención de la enfermedad luego del contacto: retírese del área donde se liberó el fosgeno y diríjase a una zona con aire fresco.
  • Quítese enseguida la ropa que pueda tener fosgeno. Si es posible, toda la ropa que se saca por la cabeza debe ser cortada para retirarla del cuerpo; de este modo, el agente químico no quedará cerca de los ojos, la boca o la nariz. Si ayuda a otros a quitarse la ropa, trate de no tocar las áreas contaminadas.
  • Lave las áreas afectadas.
  • Lo antes posible, lave la piel con mucha agua y jabón para eliminar el fosgeno.
  • Si le arden los ojos o tiene la vista borrosa, enjuáguese los ojos con agua, de 10 a 15 minutos.
  • Si usa lentes de contacto, quíteselos y póngalos junto con la ropa contaminada. No se vuelva a poner los lentes de contacto. Si usa anteojos, lávelos con agua y jabón. Puede volver a usar los anteojos después de lavarlos.
  • Si lleva joyas que se pueden lavar con agua y jabón, lávelas y vuelva a usarlas. Si no se pueden lavar, póngalas con la ropa contaminada.
  • Deseche los elementos contaminados.
  • Coloque la ropa y cualquier otro elemento contaminado en una bolsa plástica. Evite tocar las partes contaminadas de la ropa. Si no puede evitarlo o no está seguro de cuáles son las partes contaminadas, utilice guantes de goma, pinzas, varillas u objetos similares. Cualquier elemento que toque la ropa contaminada también debe colocarse adentro de la bolsa.
  • Selle la bolsa, luego colóquela en otra bolsa plástica y séllela también.

Si alguna persona tragó fosgeno, no le induzca el vómito ni le dé líquidos de beber. Busque atención médica de inmediato.

Fuentes