Saltar a: navegación, buscar

Freddy Maymura Hurtado

Freddy Maymura Hurtado
Información sobre la plantilla
Freddy-Maimura-Hurtado.jpg
Combatiente revolucionario cubano
NombreFreddy Maymura Hurtado
Nacimiento18 de octubre de 1941
Bolivia, Bandera de Bolivia Bolivia
Fallecimiento31 de agosto de 1967
Vado de Puerto de Mauricio, Bolivia, Bandera de Bolivia Bolivia
NacionalidadBoliviana
Otros nombresErnesto o El Médico

Freddy Maymura Hurtado. Fue un guerrillero boliviano que integró la guerrilla de Ñancahuazú comandada por Ernesto Che Guevara entre 1966 y 1967 en el sudeste de Bolivia. Murió en emboscada tendida por el ejército boliviano.

Síntesis biográfica

Nació el 18 de octubre de 1941 en Trinidad, departamento del Beni, Bolivia. Hijo de un inmigrante japonés, Junkichi Maumura y de Rosa Hurtado, oriunda de la región, vivió una infancia feliz en unión de sus cuatro hermanos.

La pobreza del entorno y la desigualdad existente lo hacen desde temprana edad solidarizarse con las causas más justas y mientras cursaba sus estudios secundarios fue miembro del Frente Democrático para finalmente ingresar en la Juventud del Partido Comunista del Beni.

En 1959, como consecuencia de la muerte de su padre, parte de la familia se traslada a La Paz con el objetivo de que los hijos mayores comenzaran sus estudios universitarios. Freddy se empeña en finalizar sus estudios de bachillerato para iniciar la carrera de Medicina, aunque sin abandonar su actividad política, al considerarla fundamental. Sin embargo, sus deseos se vieron frustrados al no obtener matrícula por su filiación comunista, aspecto que radicaliza aun más sus posiciones políticas.

Estudios en Cuba

Al fin su sueño se haría realidad, cuando la Revolución Cubana concede un número de becas a estudiantes latinoamericanos para cursar estudios de Medicina, convocatoria que Maymura no deja pasar y en abril de 1962 viaja a La Habana como parte del primer contingente de becarios bolivianos, convirtiéndose en uno de los fundadores de la escuela de Medicina “Victoria de Girón”.

Al llegar a La Habana comienza a trabajar con la Juventud Comunista de Bolivia en Cuba, de la que fue dirigente, destacándose además en los estudios y en las actividades político-sociales que se organizaban por las organizaciones cubanas.

En 1965, después de un golpe militar en su país, encabezado por el general René Barrientos, un grupo de estudiantes comienza a entrenarse en la provincia de Pinar del Río con el objetivo de luchar por una América más digna y justa. Había sido seleccionado con un pequeño grupo para acompañar al Che en la liberación de nuestros pueblos.

Guerrilla de Ñancahuazú

Retorna a Bolivia en octubre de 1966 y se integra al grupo guerrillero el 27 de noviembre, convirtiéndose en uno de los médicos guerrilleros de la columna del Che y donde su capacidad de lucha va ampliándose y fortaleciéndose.

En una operación dirigida por el Che, se decide separar a la guerrilla en dos grupos. La vanguardia y el centro, encabezada por el propio Che inician la marcha a Muyupampa con el propósito de apoyar la salida de Regis Debray y Ciro Bustos. La retaguardia con 13 guerrilleros, entre los que se contaba a Maymura, debía permanecer en la zona bajo el mando de Joaquín hasta el regreso del Che y su grupo, hecho que no ocurrió y que marca uno de los momentos más dramáticos ocurridos en la contienda.

Caída en Combate

De esa fecha hasta el 31 de agosto de 1967, día de la fatídica emboscada en el vado de Puerto Maurio por la delación del campesino Honorato Rojas, muchas escaramuzas, combates y vicisitudes tuvo que sufrir el grupo, porque una parte padecía de enfermedades y desnutrición. Un apoyo permanente sin dudas fue la actitud mantenida por Maymura, quien además sale con vida de la emboscada y finalmente es asesinado por el ejército boliviano por su espíritu indoblegable y su decisión de morir por la causa que había elegido.

En esta emboscada todos resultaron muertos: Vilo Acuña, Tania, Apolinar Aquino Quispe, Walter Arencibia Ayala, Moisés Guevara Rodríguez, Gustavo Machín e Israel Reyes Zayas. Sus cuerpos fueron expuestos primero como trofeos y luego enterrados clandestinamente.

Fuente