Saltar a: navegación, buscar

Fundación de las Primeras Villas (Villa Clara)

Primeras Villas en Villa Clara
Información sobre la plantilla
 de Cuba
 • FundaciónSiglo XVI
Remedios5.jpeg

La Fundación de las Primeras Villas (Villa Clara) fue como parte del proceso de la conquista y colonización española en Cuba.

Historia

Cuba se había mantenido, hasta cierto punto, aislada de los principales intereses colonialistas, pues España concentró sus primeros esfuerzos en la colonización comercial de La Española, mediante la implantación de un sistema de “factorías” -centros para el intercambio mercantil con un aseguramiento defensivo- que le permitían desarrollar, desde el Nuevo Mundo, el ansiado comercio con el Oriente.

A esta situación hay que añadir los cambios derivados de la reclamación de Diego Colón a la Corona Española para hacer cumplir los aspectos de las Capitulaciones de Santa Fe que afectaban a la familia de Cristóbal Colón. Fue en ese contexto que se desarrolló la empresa de conquista de Cuba, la cual, dirigida por Diego Velázquez, comenzó en la parte oriental, aproximadamente antes del mes de junio de 1510.

Fundación de Remedios (siglo XVI)

Central de remedios.jpeg

A fines de 1513 y principios de 1514 arribaron los hombres enviados por Velázquez al cacicazgo de Sabana o Sabaneque, aproximadamente, según las principales fuentes históricas, a fines de 1513 y principios de 1514.

Estas tierras, que luego conformarían la región histórica remediana, sirvieron de sitio al establecimiento de la antigua villa de El Cayo o Santa Cruz de la Sabana del Cayo, más tarde conocida como Juan de los Remedios. Es Vasco Porcallo de Figueroa, hombre de confianza de Diego Velásquez y avalado por una bien aprovechada experiencia en la ocupación de la isla, como el personaje central y más importante de la empresa de conquista y colonización de la región.

En la hoja de servicios de Porcallo a la Corona Española se recoge su actuación en las fundaciones de las villas de Sancti Spíritus, Trinidad y Puerto Príncipe, de lo cual obtuvo una buena recompensa, además de atender especialmente por órdenes de Velázquez, los conflictos de los comuneros de Sancti-Spíritus (1521-1522), a quienes aplacó de forma violenta.

Villa Clara

Ocupación de otros territorios villaclareños

Villa Clara

La conquista del actual territorio villaclareño ante el avance de las fuerzas españolas desde el este hacia el oeste de la isla, dio inicio, a partir del siglo XVI, a un peculiar proceso colonizador por poblamiento, que podemos caracterizar como etapa de colonización temprana, la cual tiene como ejemplo histórico la fundación de Remedios.

La colonización temprana se caracterizó por una intensa distribución de tierras e indios y por cambios constantes de los asentamientos humanos; en Villa Clara fueron ocupados paulatinamente los territorios aborígenes de Sabana-Sabaneque y de Cubanacán, en los que permanecieron algunos de los pueblos indígenas posibilitando así los vínculos entre los aborígenes y los españoles. Remedios, como antes vimos, no fue considerada villa en sus inicios, aunque en 1578 tenía Cabildo y dignidad parroquial; y ya para entonces otorgó oficialmente tierras a los españoles.

Por otra parte, a lo largo del siglo XVI se fue creando una élite ganadera, compuesta por contadas familias poseedoras de grandes extensiones de tierra. Este grupo fue quedando vinculado al cabildo tanto en Remedios como en el resto de las villas y ejercieron además el gobierno local, el control de las negociaciones del territorio e hicieron que todas las actividades dependieran de su arbitrio. De esa manera surgió la oligarquía terrateniente.

Uno de los exponentes más importantes de ese grupo fue el regidor Amaro Gómez, que poseía, entre otras, las haciendas de Malezas, Calabazar y Viana, otorgadas por el Cabildo remediano y situadas hacia el oeste y suroeste de Remedios. Junto a la concesión de tierras e indios que hizo el Cabildo de Remedios, se ejecutaron reparticiones por parte de los Cabildos de La Habana, Trinidad y Sancti Spíritus.

Así, por ejemplo, el Cabildo de La Habana otorgó tierras en la porción centro-oeste, en zonas limítrofes entre las actuales provincias de Matanzas y Villa Clara, y el Cabildo de Trinidad, por su parte, mercedó territorios del sur villaclareño actual. Pero de los cabildos antes mencionados, fue el espirituano el que más se destacó en la entrega de tierras e indios dentro de lo que sería la provincia de Villa Clara. También fueron mercedadas por el Cabildo de Sancti Spíritus otros territorios; ese fue el caso de la concesión hecha a Alonso de Cepeda, el 13 de junio de 1550, de la hacienda de Sabana de Sagua, situada al noroeste de Remedios, donde, en el siglo XIX, se fundaría Sagua la Grande.

De temprano otorgamiento y también vinculado al Cabildo espirituano fue la merced de la hacienda San Lorenzo de Mata, otorgada a Juan Rodríguez el 20 de febrero de 1582 y la de la hacienda Amaro, entregada en 1591 al alférez Antonio Díaz; ambas fincas se ubican en el actual municipio de Cifuentes, hacia el oeste de Remedios. Las tierras otorgadas en el siglo XVI estaban ubicadas en diferentes puntos geográficos, lo que puede haber influido en la posterior distribución de la población del territorio villaclareño. También es notorio el hecho de que estas ocupaciones se hicieron hacia zonas interiores y relativamente alejadas de la costa, cuestión explicable si tenemos en cuenta los ataques de corsarios y piratas y la necesidad de tierras para la ganadería, actividad esta que había sustituido, como estrategia económica fundamental, a la explotación aurífera.

Explotación del Oro

En Remedios, como en el resto de Cuba, la explotación del oro de aluvión había sido la actividad económica principal de los años iniciales de la colonia, pero esa labor no fue tan fructífera como en otras partes de la isla, incluyendo los territorios centrales del sur como Jagua y Guamuhaya, donde el oro era relativamente más abundante. La explotación del precioso metal descansó en el cruel trabajo a que fueron sometidos los aborígenes, y en el caso de Remedios, hay noticias del uso junto a ellos, de la labor de los negros esclavos, quienes habían llegado tempranamente a los territorios remedianos.

Como la extracción de oro no pudo mantenerse por mucho tiempo, muy pronto fue sustituida por la ganadería extensiva, pues el ganado se multiplicaba muy bien en las sabanas con sus pastos naturales y en los montes bajos. Pero además, desde los tiempos iniciales y paralelamente a la extracción de oro, se fueron desarrollando la agricultura de subsistencia y loa ganadería en pequeñas proporciones en las estancias o pequeñas fincas donde trabajaban indios y negros. Un peso cada vez más creciente lo tuvo el ganado porcino.

Remedios servía de punto de intercambio comercial entre La Habana y Puerto Príncipe y suministraba artículos de consumo a la villa habanera; además, abastecía de carnes a La Florida y a las flotas del Rey. El ganado menor, especialmente el porcino, fue un producto de comercialización que dio un sello distintivo a la economía remediana. También se comercializó la madera, pues se desarrollaron los cortes de maderas preciosas en la zona de Sagua la Grande, las que eran enviadas a Europa a través de los embarcaderos naturales del oeste remediano. Al respecto es necesario aclarar que algunos de los capitanes de la conquista y de sus subordinados, que recibieron mercedes en la zona de Yaguajay, dedicaron sus tierras a la cría de ganado y a la explotación de maderas preciosas.

Estas minas radicadas en los territorios de Manicaragua y Malezas, comenzaron a explotarse a fines del siglo XVI y su producción se destinó a necesidades de la actividad agropecuaria, artesanal y manufacturera. La incipiente diversidad de actividades económicas descritas, no es sinónimo de desarrollo de los territorios de la actual provincia villaclareña durante el siglo XVI, pues como en toda la isla, esta fue una etapa de inestabilidad, precaria economía, abandono y despoblamiento.

Fuente

  • Museo de Historia de la localidad.