Genealogía

Genealogía
Información sobre la plantilla
Concepto:La Genealogía (del latín ”genus”,que significa estirpe o género) constituye un valioso apoyo al estudio de determinados problemas históricos.

Genealogía. Como disciplina auxiliar de la historia se ocupa de investigarlas relaciones entre los individuos teniendo en cuenta orígenes familiares. Como tarea esencial de su campo de investigación, la genealogía investiga y descubre el parentesco, evolución y decadencia de personajes y familias, teniendo en cuenta las consecuencias derivadas de las relaciones de parentesco desde el punto de vista histórico, jurídico, biológico, social, económico o cultural.

Ramas de la Genealogía:

La Genealogía se divide en teórica - descriptiva o narrativa y en práctica o derivada. La rama teórico-descriptiva investiga y explica las relaciones entre los hombres ocupándose en forma general del desarrollo de las estirpes, de su actividad e historicidad. Aborda en este sentido los principios y las normas que rigen en la disposición de las relaciones de afinidad y parentesco, propiciando los elementos que permiten construir lo que se conoce como “árbol genealógico”: trabaja con un método esencialmente histórico y es la base de todos los conocimientos genealógicos. La Genealogía derivada aplica estos principios y procedimientos en cada caso particular.

Síntesis histórica de la Genealogía:

La preocupación por sus orígenes, por sus antepasados, estuvo presente en el hombre desde las primeras comunidades gentilicias con sus concepciones totémicas. En la antigüedad, los griegos, miembros de las familias aristocráticas explican su origen noble en los tiempos más remotos donde sus ancestros fueron héroes o descendientes de dioses. En la antigua Roma, los patricios blasonaban de antepasados ilustres llevando con orgullo la severa exclusividad con que cada uno de ellos conservaba sus “hereditates gentiliciae”, a tal extremo que en los años finales del período republicano en Roma, no pasaban de cincuenta las familias que se consideraban “legítimamente” patricias. Durante mucho tiempo, la historia fue interpretada y presentada desde el punto de vista genealógico, y hasta etapas avanzadas del medioevo, la genealogía persigue preponderantemente solamente fines prácticos que contribuyan a la solución de problemas jurídicos. Su profundización no se sistematizó hasta el siglo XV, en que comenzaron a publicarse libros y tablas familiares; continúa enriqueciéndose a lo largo de los siglos XVII y XVIII. En épocas más recientes, los estudios genealógicos han sido utilizados con fundamento científico como factor importante en la determinación de las causas y detalles de una serie de hechos históricos, sociales, jurídicos y políticos de la sociedad feudal, así como para el conocimiento de determinadas guerras de familia en los tiempos modernos. Los estudios genealógicos, utilizados en un contexto social debidamente analizado, constituyen un valioso aporte a la formación de un sistema de conocimientos históricos sobre una época dada. La procedencia, la descendencia y el árbol genealógico, así como las tablas de consanguinidad y parentesco pueden ser elaboradas gráficamente en forma de tablas o en forma de textos, lo que tiene la ventaja de que es posible mencionar de manera detallada todos los datos genealógicos y de la vida de cada individuo, que, sin embargo, deben ser fundamentalmente comprobados con la citación de las fuentes correspondientes. Al mismo tiempo en las tablas, para ahorrar espacio, y en las formas de texto para limitar la frecuente repetición de palabras para expresar datos genealógicos fundamentales (nacimiento, bautismo, boda, muerte, funerales), se usan signos genealógicos convencionales que tienen validez internacional.

Enlaces externos

Fuentes

  • Sitio Web de la UCP Manuel Ascunce Domenech
  • Centro de Documentación e Información Pedagógica (Ciego de Ávila)
  • Díaz Pendás, Horacio, comp. Ciencias auxiliares de la Historia. La Habana : Ed. Pueblo y Educación, 1977.