Saltar a: navegación, buscar

Gestión del color

Gestión de color
Información sobre la plantilla
Imagen-1.png
Gestión de color. Es el sistema para mantener y preveer, con unos márgenes tolerables, las propiedades de una imagen desde la entrada (toma) pasando por la visualización (pantalla) y llegando a la salida (impresión).

Todos los dispositivos de captación, visualización e impresión que se dediquen a reproducir imágenes con precisión deben estar calibrados y usar un perfil personalizado.

Proceso de calibrado y Perfilado

La calibración es un proceso de ajuste del dispositivo para que este represente las imágenes de la forma más neutra posible y sacando la máxima gama de densidad posible. A partir de una calibración precisa conseguiremos un punto de partida a partir del cual podremos realizar la generación de su perfil.

El perfil es un archivo que describe el comportamiento del dispositivo, en las condiciones de la luz, tintas, papel, etc., indicando cuales son las características de reproducción del color, y los límites que este puede representar. El proceso de perfilado analiza los valores de color que representa el dispositivo, a través de unas muestras de color y densidad, y los relaciona con los que teóricamente debería representar, describiendo el comportamiento de este dispositivo.

El perfil describe el comportamiento del dispositivo en el momento de su creación. Si varía la calibración, ajuste, comportamiento o condiciones en las que se creó … el perfil ya no es valido, porque deja de ser preciso. Un correcto proceso de calibrado y perfilado garantiza el mejor comportamiento del dispositivo. Lo que no significa que dos dispositivos del mismo tipo se comporten exactamente igual. La finalidad es que la reproducción de las imágenes sea de la forma más fiel posible y representando la máxima gama del espectro.

Proveedores

En 1993, los proveedores líderes de preimpresión Adobe, Agfa, Apple, Fogra, Kodak, Microsoft, SGI, Sun y Taligent fundaron el International Color Consortium (Consorcio Internacional del Color, ICC) para crear un estándar interplataforma, abierto e independiente del proveedor para la gestión de color. El primer resultado de la iniciativa del ICC ha sido la creación e implementación de estándares para describir las caracterizaciones del color de diferentes dispositivos, conocidos como perfiles de color ICC. Para mantener la predictibilidad del color debemos conocer el espacio cromático del dispositivo, así como la compensación necesaria para elevar su rendimiento al ideal. Los perfiles ICC contienen esta información.

Actualmente, la mayoría de los fabricantes del sector de las artes gráficas están desarrollando aplicaciones que admiten perfiles ICC. La aplicación del programa llama al sistema operativo a la hora de realizar una transformación del color. El SO, a su vez, llama a un módulo de coincidencia del color preferido (CMM) para cumplimentar la solicitud. Si no se dispone de un CMM preferido, el sistemo operativo llamará a un CMM por defecto.

En los sistemas operativos disponibles actualmente, ColorSync™ (Macintosh) e ICM (Windows) aportan la interfaz de arquitectura para realizar gestión de color basada en el sistema operativo. La generación más reciente de programas CMS (como Agfa ColorTune™) implementa esta arquitectura para combinar facilidad de uso y calidad.

Véase también

Fuentes