Saltar a: navegación, buscar

Goliat

Goliat
Información sobre la plantilla
Personaje de Ficción
Rey david.jpg
Representación del enfrentamiento del Rey David con el gigante filisteo
Obra a la que perteneceAntiguo Testamento de la La Biblia
Causa de la muerteDecapitación
ResidenciaCiudad de Gat
NacionalidadFilisteo
OcupaciónSoldado del Ejército Filisteo

Goliat es un personaje bíblico. Fue un soldado-gigante de la ciudad de Gat y paladín del ejército filisteo, a quien David dio muerte decapitándolo, según se menciona en el Antiguo Testamento de la Biblia, en el Primer libro de Samuel.

Características

Goliat era extraordinariamente alto para la media incluso para los estándares actuales, pues medía seis codos y un palmo (2,9 m). Su cota de malla de cobre pesaba 5.000 siclos (57 kg), y la hoja de hierro de su lanza 600 siclos (6,8 kg) (1Sa 17:4, 5, 7). Era uno de los Refaím, y puede que haya sido un soldado mercenario del ejército filisteo (1Cr 20:5, 8; véase REFAÍM). Es necesario notar que la altura descrita en la Biblia acerca de Goliath es de aproximadamente 2,90 metros; mientras que Robert Wadlow, quien mantiene el récord Guinness del hombre más alto en la historia moderna, medía 2,72 metros a la edad de 22 años.

Combate

No mucho tiempo después que Samuel ungió a David, y una vez que el espíritu de Dios había dejado al Rey Saúl (1Sa 16:13, 14), los filisteos se reunieron para guerrear contra Israel en Socoh, y acamparon en Efes-damim. Cuando las líneas de batalla de los filisteos y el ejército de Saúl se encontraron de frente a cada lado del valle, el gigantesco guerrero Goliat salió del campamento filisteo y en voz alta desafió a Israel para que presentara a un hombre que luchase con él en un combate cuerpo a cuerpo, cuyo resultado determinaría qué ejército llegaría a ser siervo del otro. Durante cuarenta días, Goliat desafió al aterrorizado ejército de Israel cada mañana y cada atardecer. No obstante, ningún soldado israelita tuvo suficiente valor como para aceptar semejante reto (1Sa 17:1-11, 16).

Al desafiar a los ejércitos de Dios, Goliat abre un nuevo capítulo en la historia de Israel. Un pastorcillo llamado David de la tribu de Judá, quien era pródigo en talentos y buen semblante, y sobre quien estaba el espíritu de Dios, hizo frente a su reto. Goliat, precedido por su escudero, avanzó, invocando por sus dioses el mal contra David. A esto, David respondió: Tú vienes a mí con una espada y con una lanza y con una jabalina, pero yo voy a ti con el nombre de Dios de los ejércitos, el Dios de las líneas de batalla de Israel, a quien tú has desafiado con escarnio. Cuando David le lanzó una piedra con su honda centrífuga, esta se le hundió en la frente y Goliat cayó a tierra. Acto seguido, David se plantó sobre Goliat y con la espada del gigante le cortó la cabeza. A esto siguió una notable derrota y una gran matanza de filisteos (1Sa 17:26, 41-53). Entonces David tomó la cabeza del filisteo y la trajo a Jerusalén, y puso las armas de él en su tienda (1Sa 17:54). Aunque es verdad que David no tomó la fortaleza de Sion sino hasta un tiempo posterior (2Sa 5:7), la ciudad de Jerusalén había sido habitada desde hacía tiempo por israelitas y jebuseos (Jos 15:63; Jue 1:8). Parece ser que más adelante David dejó la espada de Goliat en el santuario, como lo indica el que se la diera el sacerdote Abimélec cuando huía de Saúl (1Sa 21:8, 9).

Cultura popular

Goliath, generalmente presentado como héroe, y como una figura positiva (y no como negativamente lo representa la Biblia), apareció en varias películas italianas de acción y aventura épica, o peplum. Steve Reeves hizo el film de 1959 Goliath and the Barbarians (Goliath y los bárbaros). El éxito de dicho filme llevó a los productores a hacer sus secuelas Goliath Against the Giants.

Fuentes