Saltar a: navegación, buscar

Herbicida

(Redirigido desde «Herbicidas»)
Aplicación de herbicidas
Información sobre la plantilla
Herbicida1.jpeg
Reino:Plantae
Herbicida. Producto fitosanitario utilizado para matar plantas indeseadas.

Los herbicidas selectivos matan ciertos objetivos, mientras preservan la cosecha relativamente indemne. Algunos actúan interferiendo con el crecimiento de las malas hierbas y se basan frecuentemente en las hormonas de las plantas. Los herbicidas utilizados para limpiar grandes terrenos no son selectivos y matan toda planta con la que entran en contacto.

¿Qué son los herbicidas?

Los herbicidas son sustancias químicas que pueden matar o suprimir el crecimiento de ciertas plantas no deseadas, consideradas malezas que, a su vez, consisten en cualquier vegetal no deseado que se desarrolla en un área determinada y es capaz de interferir en el desarrollo de otro vegetal deseado.

Los herbicidas, así como los demás plaguicidas, son probados y recomendados específicamente para determinados usos. Esto significa que son adecuados para determinados cultivos que los toleran perfectamente y determinadas especies de malezas que son susceptibles.

Clasificación de herbicidas

  • Herbicidas que se aplican sobre el suelo.
  • Herbicidas que se aplican sobre las hojas.
  • Por su acción sobre diferentes tipos de plantas
    • Herbicidas selectivos: Actúan sobre ciertas plantas pertenecientes a una determinada familia botánica, y no ejercen control sobre otras plantas que pertenecen a otras familias botánicas. Por ejemplo: 2,4-D actúa sobre malezas de hojas anchas y no afecta a las hojas finas (pastos), Clorimuron ethyl (Classic), controla malezas de hojas anchas presentes en el cultivo de soja, sin afectar a dicho cultivo.
    • Herbicidas no selectivos o totales: Controlan toda clase de malezas, actuando sobre cualquier especie vegetal; por lo tanto, no son selectivos. Por ejemplo: Glyfosato (Round up) para el control de hojas finas y algunas hojas anchas, 2,4-D controla malezas de hojas anchas, no presenta selectividad para ninguna maleza y cultivo de hojas anchas.
  • Por su modo de acción sobre las plantas
    • Herbicidas de contacto: Estos herbicidas afectan solamente en las partes de las malezas que han sido cubiertas por el producto, por eso es importante mojar bien las malezas que se quiere controlar. Las raíces de las malezas no son afectadas por estos herbicidas y pueden rebrotar. Por ejemplo, Paraquat (Gramoxone), Lactofen (Cobra), Bentazon (Basagran).
    • Herbicidas sistémicos o de acción interna: Una vez aplicados sobre las malezas, son absorbidos y recorren por todos los órganos de la misma, inclusive hasta las raíces. Por ejemplo, 2,4-D, Glifosato (Round up), Setoxydim (Poast), Cletodín (Select).
  • Por la oportunidad en que se aplican
    • Herbicidas de presiembra: Son aplicados antes de la siembra o implantación del cultivo, para eliminar las malezas existentes, como así también semillas de malezas en germinación y órganos de propagación vegetativa. Por ejemplo, Sulfentrazone (Boral SC).
    • Herbicidas de preemergencia: Su aplicación se realiza después de sembrar el cultivo, antes de la germinación del mismo y/o la maleza. Destruyen las plantitas pequeñas de las malezas después de que estas germinen. Por ejemplo, Imazaquim (Scepter), Flometsulam (Preside), Pendimetalim (Herbadox).
    • Hherbicidas de posemergencia: Se aplican luego de la germinación del cultivo y de las malezas; se recomienda hacerlo cuando las malezas se encuentren en estado inicial de desarrollo. El estado ideal de aplicación es para hojas finas hasta el 4 macollo y para hojas anchas hasta 4 hojas verdaderas. Se denomina aplicación tardía a la efectuada cuando las malezas se encuentran más desarrolladas.

Aplicación de herbicidas

A través de la aplicación de herbicidas es controlado el desarrollo de las malezas presentes en un área determinada antes de la siembra de un cultivo, o que se encuentran presentes en un cultivo compitiendo con el mismo.

Condiciones para la aplicación eficiente de herbicidas

Cualquiera sea el herbicida a ser aplicado, requiere de un amplio conocimiento técnico y el respeto de ciertas normas establecidas, tales como factores ambientales, horario y tecnología de aplicación y tamaño de las malezas, a fin de que esta práctica sea efectiva, y se cumpla el objetivo de la aplicación propiamente, que es controlar o desecar satisfactoriamente la maleza o cultivo con el herbicida.

Factores ambientales

Los factores ambientales, tales como temperatura y humedad relativa del aire, son muy importantes para la aplicación de herbicidas, porque determinan el tipo de reacción de las plantas a los estímulos o tratamientos externos.

Los factores ambientales que deben ser considerados y respetados para la aplicación eficiente de herbicidas con el fin de obtener buenos resultados son los siguientes:

  • Temperatura: Debe aplicarse con temperatura inferior a 30º C. Existen herbicidas que requieren cierta temperatura mínima para su rápida acción dentro del vegetal, como el caso del glifosato que, aplicado a temperatura inferior a 15º C, retarda su acción y en consecuencia su efecto sobre el vegetal.

La temperatura puede influir en los resultados de ciertos herbicidas, principalmente en herbicidas de acción sistémico, tales como Metsulfuron methyl (Ally), Glifosato (Roud up), 2,4-D, etc. La eficiencia de los mismos se reduce cuando son aplicados con temperaturas medias diarias inferiores a 12°.

  • Humedad relativa del aire: La recomendación es aplicar con humedad relativa del aire superior a 60%, para evitar el secado de las gotas de pulverización, y asegurar que la misma llegue en su totalidad al objetivo. Otro inconveniente es que con baja humedad relativa del aire, el vegetal se encuentra en estado de estrés. Temperaturas altas (mayor que 30º C) y baja humedad del aire (menor que 60%) favorece a la pérdida del producto por evaporación Existen coadyuvantes que ayudan a evitar este inconveniente pero significa aumento en el costo de aplicación.
  • Velocidad del viento: La misma no debe sobrepasar de 10 kilómetros por hora. Una forma práctica de determinar es utilizando un encendedor a gas; ya en el lugar donde se realizará la aplicación, se procede a encenderlo con la llama grande; si la misma no se apaga, la velocidad del viento es adecuada; si la llama se apaga, la velocidad del viento no es la apropiada para realizar la aplicación.

Es importante considerar siempre la velocidad del viento para las aplicaciones de herbicidas, asegurando así que el producto aplicado llegue al objetivo (aplicación eficiente) y no se deposite en otras áreas no deseadas por efecto de derivas, causando perjuicios a otros cultivos de la misma propiedad o a la del vecino, evitándose molestias y trastornos debido a una mala aplicación.

Se entiende por deriva el transporte de las gotas de pulverización a otras áreas no deseadas, fuera del lugar de aplicación. La distancia de la deriva depende del tamaño de las gotas de aplicación y la velocidad del viento.

  • Posibilidades de lluvia: Se recomienda no aplicar cuando se aproximan lluvias inminentes, porque el producto aplicado puede ser lavado con las aguas de lluvia, con la posibilidad de infiltrarse en el subsuelo o llegar a cursos de agua, contaminando a los mismos. Cada producto herbicida presenta un tiempo requerido para su absorción por el vegetal, que se encuentra indicado en la etiqueta del envase del herbicida; y si ocurren lluvias antes de este tiempo, el producto no es absorbido por el vegetal y es lavado por las aguas de lluvia.

Horario de aplicación

Lo recomendado es aplicar en las primeras horas del día hasta las 10:00 horas y en las últimas horas de la tarde a partir de las 17:00 (horario de verano), evitando las horas más calurosas del día comprendida entre los horarios citados. Además, en este horario se dan, normalmente, las condiciones ambientales ideales, citadas arriba, para la aplicación. Respetando este horario se asegura que los vegetales a ser controlados se encuentren con buen vigor y activos, fundamental para la absorción del herbicida por el vegetal y lograr buenos resultados.

Dosificación de herbicidas

La dosificación de los herbicidas se presenta en unidades de peso o volumen por unidades de superficie, por ejemplo kgs. o litros de herbicida por hectárea. se debe asegurar que la dosis que se aplique sea la que se recomienda en el marbete del producto, ya que si se subdosifica no se encontrará respuesta y si se sobredosifica no sólo se dañaría la maleza sino también las plantas que se quieren preservar.

Aplicación de distintos Herbicidas

Accent es un herbicida sistémico para el control post-emergente de malezas gramíneas anuales y perennes, y la mayoría de hoja ancha anuales.

Fuentes