Saltar a: navegación, buscar

Isla Clipperton

Isla Clipperton
Información  sobre la plantilla
Isla Clipperton
País(es)Francia
Datos geográficos
Superficie6 km²
Punto más altoRoca de Clipperton 29 m
Demografía
PoblaciónIsla deshabilitada

Isla Clipperton o Isla de la Pasión, es un atolón coralífero circular situado en el océano Pacífico, a unos 1,250 km al oeste de la costa de Chiapas. Es el único atolón de su tipo en el Pacífico oriental (es más común en el Pacífico sur, cerca de Nueva Zelanda), es un pedazo de tierra sin apenas interés de ningún tipo, tampoco humano, porque está completamente deshabitada, es hogar de diversos tipos de aves y cangrejos. Tiene una formación calcárea y una pequeña laguna de agua salada. Los peces que viven en ella no son comestibles.

Historia

Descubrimiento

Fue descubierta por el pirata inglés John Clipperton en 1705 y desde su descubrimiento fue blanco de pugnas entre franceses, ingleses, estadounidenses, españoles y mexicanos.

En 1711 Martin de Chassiron y Michel Dubocage, capitanes de los barcos franceses La Princesse y La Découverte, redescubrieron la isla, le asignaron el nombre Île de la Passion (‘Isla de la Pasión’) y la reclamaron como propiedad para la soberanía francesa.

La primera expedición científica tuvo lugar en 1725, a cargo del francés Michel Dubocage, quien vivió en la isla durante varios meses. A lo largo de la historia moderna de la isla, cuatro países diferentes-Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña y México, lucharon encarnizadamente por la propiedad de Clipperton.

Cada uno de los cuatro países, a su vez trató de mantener una presencia permanente en Clipperton entre 1858 y 1917. Cuando finalmente un contingente de colonos mexicanos se estableció en el atolón, fueron olvidados y abandonados a su suerte en la isla con un hombre delirante, que aprovechó la oportunidad de convertirse en un dictador.

Dominio mexicano (1821-1858)

Tras su declaración de independencia en 1821, México se consideró heredero de los derechos de España sobre la isla, por lo que pasó a formar parte del recién nacido país. Las constituciones mexicanas de 1824 y de 1857 incluyen explícitamente a la isla dentro de su territorio; esta última, modificada posteriormente, expresaba lo siguiente: El territorio nacional comprende el de las partes integrantes de la Federación y además el de las islas adyacentes en ambos mares. Comprende, asimismo, la isla de Guadalupe, las de Revillagigedo y la de la Pasión, situadas en el océano Pacífico.

La constitución de 1917 retuvo el texto anterior, en su artículo 42, pero la isla se excluyó del texto constitucional el 18 de enero de 1934. La Compañía Minera Estadounidense del Guano, según el acta de las islas de guano de 1856, reclamó la isla para los Estados Unidos, la cual vino a unirse a otras reclamaciones por parte de la compañía Oceanic Phosphate y de México.

Dominio francés (1858)

El Segundo Imperio francés no reconoció la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1857, y el emperador Napoleón III ordenó la anexión de la isla. El 17 de noviembre de 1858, el teniente de navío Victor Le Coat de Kerveguen anexó la isla Clipperton como parte de Tahití. No obstante, el acta realizada se firmó a bordo de un barco mercante, los franceses jamás pusieron pie en ella y el acta se envió a Hawái.

Reclamo estadounidense (1858-1898)

La Compañía Minera Estadounidense del Guano, según el acta de las islas de guano de 1856, reclamó la isla para los Estados Unidos, la cual vino a unirse a otras reclamaciones por parte de la compañía Oceanic Phosphate. México reafirmó sus reclamos sobre la isla en 1897 y estableció una guarnición militar en ella. De nueva cuenta, los Estados Unidos se posesionaron de la isla durante la Guerra Hispano-Estadounidense en 1898. Debido a la demanda de guano, el gobierno estadounidense había aprobado una ley que permitía a sus ciudadanos extraer el fertilizante de cualquier isla deshabitada que no perteneciera a ningún país. En 1883, un grupo de promotores de San Francisco que buscaban inversionistas afirmaron que el guano de Clipperton tenía un valor de 50 millones de dólares. Al lograr reunir el capital, enviaron un pequeño grupo de mineros que pronto se dieron cuenta de las malas condiciones en las que estaban y de que el guano era de mala calidad.

Clima

Entre mayo y octubre, Clipperton recibe el baño de un sol ardiente que poco mengua el resto del año. Constantemente la azotan ciclones y tormentas tropicales, en especial durante la temporada de lluvias, que inicia aproximadamente en junio y termina en noviembre. Su precipitación pluvial anual es del orden de 5000 mm, cantidad que no se alcanza ni en las selvas húmedas del sudeste mexicano.

Vegetación

La isla se encontraba cubierta por maleza, con algunas palmeras. Se cree que la maleza de la isla desapareció entre 1858 y 1917. Hipotéticamente, la vegetación de la isla fue diezmada por una tormenta tropical y no fue capaz de regenerarse debido al gran número de cangrejos de tierra. Existe un artículo de 1909 en la Crónica de San Francisco, en el cual se especulaba con la posibilidad de que la vegetación de la isla hubiese sido arrasada por un tsunami, ocasionado por un terremoto. Después de la introducción de cerdos por parte de los recolectores de guano, la flora de la isla se regeneró debido al gusto que éstos desarrollaron por los cangrejos de tierra. Durante el periodo de asentamiento, la vegetación de la isla se multiplicó con la introducción de especies foráneas, como la palmera cocotera, que se introdujo en el último decenio del siglo XIX. La única vegetación de gran porte que existe en su superficie son las trece palmeras plantadas por el alemán Gustavo Schultz.

Toponimia

La isla lleva el nombre del pirata inglés John Clipperton, quien en febrero de 1705 la visitó, y fue el primero en hacerlo. Clipperton era tripulante del navío Saint George que, a cargo del capitán William Dampier, atacaba y saqueaba los galeones españoles en las rutas del Pacífico. Después de capturar un pequeño barco en los mares de Costa Rica, al que bautizaron con el nombre de Dragón, Clipperton tomó su mando. La leyenda dice que el pirata usaba la isla como base para sus expediciones de rapiña y que en ella escondió el tesoro pirata.

Fuentes