Saltar a: navegación, buscar

Jean Dominique Bauby

Jean-Dominique Bauby
Información sobre la plantilla
Jean dominique.PNG
Periodista francés
NombreJean-Dominique Bauby
Nacimiento23 de abril de 1952
París, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento9 de marzo de 1997
Otros nombresJean-Dominique Bauby
Obras destacadasLa escafandra y la mariposa

Jean-Dominique Bauby. Conocido periodista francés, autor y editor de la revista francesa de moda Elle. Conoció la popularidad póstuma al ser el centro humano deLa escafandra y la mariposa, película dirigida por Julian Schnabel, adaptaba su libro autobiográfico del mismo nombre.

Síntesis biográfica

Nace París, el 23 de abril de 1952, editor en jefe de la importante revista de modas Elle, y en su mejor época un infatigable seductor, vivió varias vidas y triunfó en todas. Era un hombre preocupado por su salud y su aspecto. El accidente cerebro-vascular fue repentino e injusto. Y él lo vio, de hecho, como un signo del destino. Había vivido su vida con una pasión frenética, sin tomar del todo conciencia de lo que de verdad era esencial: sus niños. Bauby no podrá desembarazarse nunca de ese sentimiento de culpa. Casi un año antes del accidente, ha dejado su hogar, a sus hijos y a su mujer, para empezar una nueva vida.

El 8 de diciembre de 1995 a la edad de 43 años, Bauby sufrió un derrame cerebral. Cuando despertó, veinte días más tarde, descubrió que estaba completamente sin palabras, él sólo podía abrir y cerrar su párpado izquierdo. Llamado síndrome de enclaustramiento, esta es una condición en la que las facultades mentales permanecen intactas, pero la mayor parte del cuerpo está paralizado, sufrió una apoplejía y quedar paralizado casi por completo a causa del síndrome de Locked-In. En el caso de Bauby su boca, los brazos y las piernas paralizadas, y perdió 60 libras (27 kg) en las primeras 20 semanas después de su accidente cerebrovascular.

Es un individuo prisionero de su propio cuerpo, y sólo puede comunicarse con el exterior mediante el parpadeo de su ojo izquierdo. Forzado a adaptarse a esta nueva perspectiva, Bauby crea un nuevo mundo a partir de las únicas dos cosas que posee no paralizadas: su imaginación y su memoria.

En un hospital de Berk-Sur-Mer le enseñan un código para comunicarse utilizando las letras más comunes del alfabeto, con el parpadeo de su ojo izquierdo. El mero recurso de ese parpadeo le permitirá a Bauby construir letra a letra palabras enteras, frases y párrafos. Y es así como su experiencia implica internarse en una profunda aventura dentro de la psique humana. El método es la llave para abrir la prisión, la escafandra, en que se ha convertido su cuerpo, permitiéndole volar sin límites rumbo a la libertad.

A pesar de su condición, Bauby escribió el libro "La escafandra y la mariposa", parpadeando, cuando la letra correcta era alcanzada por una persona que lentamente iba recitando el alfabeto una y otra vez utilizando un sistema llamado análisis socio asistida. Bauby había compuesto y editado el libro en su totalidad en la cabeza, y lo dictó letra a letra.

Muerte

Tras un año y dos meses en la habitación 119 del Hospital Berck Maritime, esta suerte de diario de viaje desde una cama quedó concluído. Jean-Dominique Bauby murió diez días después de su publicación, el 9 de marzo del año 1997. "La Escafandra y la Mariposa" fue un gran éxito editorial. Se tradujo a muchos idiomas y los lectores se sintieron conmovidos por una historia que le podría ocurrir a cualquiera.

Su libro al cine

Jean–Dominique Bauby le hizo prometer a su esposa que lograría que se adaptase el libro para la pantalla. Pero la cualidad singular y la autenticidad de La Escafandra y la Mariposa excluyen toda posibilidad de adaptación clásica. Para llevar una novela así al cine se necesitaba un fuerte sentido estético y una mirada diferente en cuanto a la construcción formal del cine, en un intento por reinventarlo y amoldarlo a las necesidades de una historia en la que el protagonista nunca habla. Cuando Kathleen Kennedy, asociada con Dreamworks, compró los derechos del libro, se concentró en ese problema. Contrató a Ronald Harwood, guionista de las dos últimas películas de Polanski, "El Pianista" y "Oliver Twist", para que escribiera el guión.

Manteniendo la estructura básica del libro, Harwood consiguió mantener el equilibrio entre el ritmo y la inmovilidad. Enseguida, Kennedy tuvo la idea de pedirle a Julian Schnabel que dirigiera la película; sólo él podía filmar el viaje interior de Jean-Dominique Bauby. Julian Schnabel había descubierto el libro de una manera muy personal, a través de un amigo. En cuanto a la narrativa, a Schnabel le interesaba trabajar eso que no se ve en la pantalla, el concepto de que es el público el único confidente del protagonista. Nadie sabe lo que pasa por su cabeza, sólo el lector o el espectador.

Finalmente fue Pathé quien se hizo con el proyecto y lo produjo junto a Jon Kilik, quien ha producido todas las películas de Schnabel. El director decidió rodar en francés; según él, era la única manera de hacer la película. Eligió actores franceses, comenzando por Mathieu Amalric, a quien había descubierto en 1999 en el Festival de San Sebastián, en el film "Finales de Agosto, Principios de Septiembre". Luego de haberlo conocido en oportunidad de la participación de Amalric en "Munich" de Steven Spielberg, Kathleen Kennedy inmediatamente pensó que sería perfecto para el papel.

Julian Schnabel decidió hacer La Escafandra y la mariposa no sólo porque la temática encajaba muy bien con el resto de su obra, sino porque se identificaba con ella a nivel personal. Le conmovió en particular la relación de Jean-Dominique Bauby con su padre, y las escenas entre los dos tienen una fuerte carga sentimental. El desafío formal también está en el corazón del proyecto.

Fuentes