Saltar a: navegación, buscar

Juan Hernández Roy

Juan Hernández Roy
Información sobre la plantilla
Juan-Hernández-Roy.jpg
Mártir del MININT
Nacimiento24 de julio de 1912
San Germán, Oriente, Cuba
Fallecimiento9 de enero de 1961
OcupaciónMarineros de cabotaje
PadresManuel Hernández Jiménez
Antonia Roy
Juan Hernández Roy. Obrero de ocupación marinero, tripulante del barco que cumpliría una misión contra el enemigo.

Síntesis biográfica

Procedencia

Oriundo de Punta Brava, Caibarién, provincia de Villa Clara, nació el 24 de julio de 1912, de procedencia social obrero, de ocupación marinero.

Marineros de cabotaje, como el padre, fueron todos los hijos varones del matrimonio de Manuel Hernández Jiménez y Antonia Roy. Veterano de nuestra Guerra de Independencia, Manuel inculcó a sus hijos el sentimiento de amor a la patria. Y en Juan, el más pequeño de los cinco varones, esa calidad anímica, unida a un valor a toda prueba, fue una constante de su conducta.

Juan Hernández Roy conoció los rigores del pasado, la vida de miseria, hambre y penuria que en aquella sociedad de explotación le estaba reservada al hombre humilde y que le obligara a abandonar los estudios primarios, que iniciara en una escuela pública ubicada en Punta, en segundo grado.

Actividad laboral

Su actividad laboral siempre estuvo vinculada al mar; se desempeñó, indistintamente, como marinero, patrón de barco, etcétera. Antes de asumir la responsabilidad de patrón de El Pensativo, en vísperas del holocausto de aquel 9 de enero de 1961, había trabajado con su hermano Enrique en el carbonero María de los Remedios, por Guajaba y Cayo Coco.

Juan Hernández Roy formaba parte de la tripulación que acompañaba al agente de la Seguridad Cubana Tony Santiago, en su viaje destino Estados Unidos, con el fin de cumplir una misión de infiltración en las filas enemigas.

Sucesos

El 9 de enero de 1961 despegaron del muelle Amarillo en Caibarién, a. bordo del pequeño barco de una vela y motor, El Pensativo.

Cuarenta y ocho años contaba Juan al caer segado por las balas de los miserables servidores del imperialismo durante la misión que cumplía junto al comandante Antonio Santiago.

Homenaje

Un manto de silencio cubrió por años aquel hecho heroico. Los hijos y demás familiares de Juan Hernández Roy, a pesar de haber conocido del hallazgo de restos de El Pensativo por un pescador de Caibarién, esperaron largo tiempo el regreso del animoso marinero al que sabían presto siempre a servir a cualquier propósito en interés de la Revolución que amaba y estaba resuelto a defender con la vida.

Hoy, junto a los nombres de Francisco Pequeño Sáez y Lisandro Sánchez Nieto, el suyo figura por derecho propio en el martirologio de los hijos de la apacible villa pescadora del litoral norteño.

Bibliografía

  • Mártires del MININT (Tomo I) Semblanzas biográficas. 1990. Editorial Política.

Fuente

  • Biblioteca Municipal José Antonio Echeverría