Juan Gerardi

(Redirigido desde «Juan José Gerardi Conedera»)
Juan Gerardi
Información sobre la plantilla
Monseñor Juan José Gerardi.png
NombreGerardi Conedera, Juan José
Nacimiento27 de diciembre de 1922
ciudad de Guatemala,
República de Guatemala Bandera de Guatemala
Fallecimiento26 de abril de 1998 (75 años)
ciudad de Guatemala,
República de Guatemala Bandera de Guatemala
Causa de la muerteasesinado
Nacionalidadguatemalteca
Ciudadaníaguatemalteca
Ocupaciónobispo

Juan José Gerardi Conedera (Ciudad de Guatemala, 27 de diciembre de 1922 - Ciudad de Guatemala, 26 de abril de 1998) fue un obispo guatemalteco de la Iglesia católica.

Fue director de la ODHAG (Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala). El 24 de abril de 1998 presentó el informe Guatemala: nunca más en el que responsabilizó al Ejército de Guatemala, a otras fuerzas oficiales, a las patrullas civiles patrocinadas por el Estado y a los escuadrones de la muerte del 90 % de las violaciones de los derechos humanos durante la guerra civil de 36 años que sufrió el país, y atribuyó el 10 % restante a la alianza guerrillera URNG.

Dos días después, el 26 de abril de 1998, monseñor Gerardi fue golpeado hasta la muerte con un bloque de hormigón cuando entraba en su casa en la parroquia de San Sebastián, en Ciudad de Guatemala.

Defensor férreo de los derechos en su país. Premio de la Verapaz del Instituto Guatemalteco de Cultura Hispánica/Centro Cultural de España en Guatemala por su compromiso con la promoción de los derechos económicos, sociales y culturales.

Síntesis biográfica

Nació en la 3.ª Calle y la 17.ª Avenida de la zona 1 (el casco antiguo de la ciudad de Guatemala). Descendiente de italianos, hijo de Manuel Gerardi y Laura Conedera. Fue el segundo de cuatro hermanos, Francisco Gerardi Conedera, Carmen Gerardi Conedera y Teresa Gerardi Conedera, todos fallecidos a fines del siglo XX).

A los doce años (1934) Juan Gerardi insistió firmemente en que quería entrar al seminario para ser sacerdote. Fue admitido en el Seminario Menor y siguió las etapas de la formación sin interrupciones para ser sacerdote. Juan Gerardi terminó los estudios de filosofía en el Seminario de Guatemala. Gracias a una beca que le otorgaron, finalizó sus estudios de teología en el seminario diocesano de Nueva Orleans (Estados Unidos).

Ordenación sacerdotal

Su ordenación sacerdotal tuvo lugar en la Catedral Metropolitana de Guatemala el 21 de diciembre de 1946. Los siguientes 20 años, el sacerdote Juan Gerardi conoció más el campo, la pobreza, la vida de los indígenas y la gente pobre, porque sirvió como párroco en lugares del interior del país como Mataquescuintla, Tecpán, Patziciá, San Pedro Sacatepéquez y Palencia. Luego sirvió en la Ciudad de Guatemala, en Santa Clara, El Sagrario y Candelaria. Fue canciller de la curia y provicario general, primero con monseñor Rosell y luego con monseñor Casariego.

Su ordenación episcopal

El 9 de mayo de 1967 fue designado obispo de la Verapaz (Guatemala). Su ordenación episcopal se celebró el 30 de julio de 1967 y tomó posesión el 11 de agosto del mismo año. Encontró en La Verapaz una diócesis bastante pobre, con poca estructura y poca vida. Monseñor Gerardi decidió que su prioridad era trabajar con los indígenas y organizó por primera vez en aquella diócesis cursos para catequistas, el Movimiento de los Delegados de la Palabra de Dios y la Pastoral Indígena y junto a los agentes de pastoral organizaron la liturgia en lengua q'eqchí. Logró la autorización para la salida al aire de una de las primeras radios católicas e impulsó la presencia de comunidades religiosas en la diócesis.

En septiembre de 1974 fue designado como obispo de El Quiché y durante tres años continuó simultáneamente como administrador apostólico de La Verapaz. Las situaciones pastorales y sociales de El Quiché eran bastante difíciles. Eran los años en que la situación de la violencia crecía mucho en este territorio, uno de los más pobres de Guatemala.

En El Quiché la lucha entre el ejército y la guerrilla se volvía cada día más fuerte, alcanzando situaciones terribles entre 1980 y 1983. Fueron asesinados cientos de catequistas y directivos de las comunidades cristianas, casi todos mayas. Como se muestra en el informe del REMHI (Recuperación de la Memoria Histórica), el gran impacto de la violencia fue contra los líderes sociales, el 90 % de ellos, líderes civiles.

Gerardi solicitó repetidamente a las fuerzas militares que controlaran sus acciones, y sobre todo, que cesaran los actos de represión y crímenes en contra de la población civil. Su protesta se extremó tras una matanza de indígenas en Alta Verapaz, que cometieron soldados del Ejército. Mientras sirvió en la Conferencia Episcopal de Guatemala, habló abiertamente acerca de la Masacre en la embajada de España, donde 39 personas murieron quemadas vivas con granadas de fósforo blanco, con la participación comprobada del Estado de Guatemala.

Sería durante el episcopado en Quiché que el clérigo recibiría múltiples amenazas de muerte y atentados contra su vida. Ante la gravedad de las amenazas y los asesinatos de sacerdotes en la zona, decidió trasladarse a la ciudad de Guatemala, llegándose a considerar la clausura temporal de la diócesis.

Presidente de la Conferencia Episcopal

En 1980, siendo Juan Gerardi presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala, viajó a El Vaticano para asistir al Sínodo de la Familia. A su regreso, se le prohibió el ingreso al país, por lo que viajó a El Salvador, en donde no le dieron asilo ―ya que el país se encontraba bajo una sangrienta dictadura, nombrada «Junta Revolucionaria de Gobierno»―. Finalmente voló a San José de Costa Rica, desde donde siguió siendo el presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala.

En 1982 ―con la asunción del presidente Álvaro Magaña― pudo regresar a Guatemala. El 28 de agosto de 1984 fue nombrado obispo auxiliar de la arquidiócesis de Guatemala y también párroco de San Sebastián.

En 1988, la Conferencia Episcopal de Guatemala delegó a los obispos Rodolfo Quezada Toruño y Juan Gerardi para participar en la Comisión Nacional de Reconciliación.

La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado

Gerardi llevó adelante la creación de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado, que se preocupa hasta hoy de las víctimas de la violencia y cualquier violación a los derechos humanos. En este contexto, empezó el proyecto interdiocesano REMHI (Recuperación de la Memoria Histórica), al cual Juan Gerardi se dedicaba casi por completo, con la esperanza de conocer la verdad por medio de testimonios para el pasado no se repitiera más, ya que estaba convencido de que la paz y la reconciliación se lograrían solamente conociendo la verdad.

Su muerte

La presentación del informe Guatemala: nunca jamás (los resultados de la REMHI (Recuperación de la Memoria Histórica) tuvo lugar el 24 de abril de 1998.

Dos días después de la publicación, en la noche del 26 de abril de 1998, el obispo guatemalteco Juan José Gerardi fue brutalmente asesinado a golpes en la cabeza, en el garaje de la casa parroquial de San Sebastián, en la Zona 1 de la ciudad de Guatemala (el centro antiguo). El asesino ―que resultaría ser el sacerdote Mario Orantes, que fue puesto como agente del Estado en la casa parroquial y durante años fue amigo personal del obispo― utilizó aparentemente un bloque de cemento para destrozarle el cráneo, golpeándole al punto de que el rostro del obispo quedó irreconocible y la identificación se logró solo luego del reconocimiento del anillo episcopal en su mano.

Su cuerpo fue descubierto tendido en el garaje por el propio Mario Orantes, quien sospechosamente demoró varias horas en dar aviso del asesinato a la fuerza pública, asegurando que esa noche no había oído nada fuera de lo común. Las indagaciones médicas comprobaron, por una fractura en el dedo, que el obispo había intentado repeler el ataque.

Fuentes