Saltar a: navegación, buscar

Legalidad socialista

Legalidad
Información sobre la plantilla
Mazo de la justicia1.jpg
Concepto:Es el respeto y acatamiento estricto de las disposiciones del poder revolucionario.

Legalidad. Implica el respeto y acatamiento estricto de las disposiciones del poder revolucionario.

Legalidad socialista

No es posible transgredir impunemente la legalidad socialista, el principio obliga a cada cual y a las organizaciones e instituciones, a todo el pueblo, no solamente a una observancia escrupulosa de las leyes, sino además a una cooperación en la realización del Derecho Socialista a la vez que es un instrumento para el cumplimiento de una misión educativa del Estado.

La aplicación del principio legalidad es de imprescindible necesidad para el desarrollo de la base económica, o sea para la consolidación y defensa de la propiedad socialista. La Revolución cubana impone una nueva seguridad jurídica y un tratamiento distinto al tema de la legalidad, cada ley revolucionaria, cada código, es un paso hacia la legalidad. Para el concepto Legalidad Socialista es necesario aplicar dos elementos: la existencia de una legislación, de un sistema de leyes y demás disposiciones legales, multilateral y completo y la seguridad por parte de las instituciones, funcionarios y ciudadanos en la observación y el cumplimiento de las leyes y otras disposiciones.

En una sociedad socialista, la legalidad tiene como fundamento y principio real, el estricto cumplimiento de todas las leyes y demás disposiciones legales vigentes por todos los miembros de la comunidad, con independencia de la jerarquía de éstos dentro del aparato organizativo del Estado, y su objetivo es el de contribuir a la protección, desarrollo, consolidación y formación jurídica de las bases del Estado, de sus relaciones económicas, el orden social, político y cultural. Legalidad es el cumplimiento estricto e indeclinable de las leyes y demás actos jurídicos por todos los ciudadanos, organizaciones sociales, organismos estatales y funcionarios. Interpretada así, la legalidad es afín a los conceptos: “conducta debida y conducta lícita”.

En el socialismo el orden jurídico supone la conducta lícita de las personas y de los organismos estatales, lo que significa que la conciencia jurídica de las masas del pueblo y las normas jurídicas son del mismo tipo, de que no existen contradicciones entre los intereses individuales y los sociales, asegurando y consolidando el orden jurídico. La elevación del nivel de la legalidad contribuye a formar la cultura jurídica y esta a su vez, incide activamente en el fortalecimiento de la legalidad. Elevar la cultura y la conciencia jurídica de los ciudadanos contribuye en la formación del ciudadano de la sociedad socialista, y al afianzamiento de la legalidad, la disciplina y el orden público en el Estado. La educación de los ciudadanos en el espíritu de las ideas de la conciencia jurídica social les permite llegar a la comprensión de los principios y requerimientos de la sociedad y el Estado, que corresponden a los intereses correctamente entendidos del individuo y el colectivo .

Conciencia Jurídica

La conciencia jurídica socialista representa un conjunto de sentimientos, nociones, criterios, ideas y exigencias jurídicas de la clase obrera y de todos los trabajadores. Es una conciencia jurídica revolucionaria. La unidad de la conciencia jurídica de las clases y capas trabajadoras de la sociedad se apoya en la comunidad de los intereses vitales de las masas trabajadoras, en su sistema de colaboración en el proceso de edificación del socialismo. Aseguran esta unidad la política del Estado de la clase obrera y de todos los trabajadores y la moral socialista de las masas populares.

La conciencia jurídica influye en el desarrollo de la moral y contribuye a la formación de diversos requisitos morales, la equidad, la responsabilidad, la obligación, etc., teniendo a su vez un significado político, jurídico y moral. La conciencia jurídica interviene en el proceso de formación del Derecho El conocimiento y el ejercicio activo de los ciudadanos, de sus deberes y libertades, así como de sus obligaciones con el Estado y la sociedad son indicios típicos de la conciencia jurídica socialista, que implica el convencimiento de que los órganos de su Estado les prestarán ayuda en la defensa de sus derechos e intereses legítimos, de que el Estado les exigirá con razón que cumplan con su deber. Cada ciudadano del Estado socialista es consciente de que tiene derechos y deberes iguales con los demás miembros de la sociedad. La conciencia jurídica es una forma de conciencia social, que refleja el sistema de relaciones jurídicas vigentes en la sociedad de clases y las tendencias de su modificación y desarrollo. Se conjuga y coopera con otras formas de conciencia social, política, filosófica, moral, religiosa y estética.

El Derecho en el sistema socialista

El Derecho en el sistema socialista adquiere una importancia fundamental, jugando un significativo papel en la organización social. Su acción contribuye de manera primordial contra cuantos se interponen en el camino de la Revolución, estableciendo severas sanciones, todo lo rigurosas que las circunstancias lo determinen, a los enemigos del pueblo, a los traidores de la patria, a los agentes del cerco capitalista, a los malversadores de la riqueza colectiva y a quienes atenten contra los derechos.

Gracias al Derecho, se erige en ley la voluntad de la clase que domina socialmente, voluntad que se cumple mediante la fuerza coercitiva del Estado. El pensamiento jurídico, al igual que todo pensamiento, constituye un reflejo ideológico de hechos, de acontecimientos y de situaciones reales, por lo cual lleva el sello de su mundo y de su tiempo y a ellos corresponde.

Fuentes

  • Julio Fernández Bulté. Los modelos de control constitucional y la perspectiva de Cuba hoy. En revista El otro Derecho. ILSA, Vol.6.No.2-1994.
  • Lissette Pérez Hernádez. Selección de lecturas sobre el Estado y el Derecho.
  • Luño Pérez. Los derechos fundamentales. ED.Tecnos Madrid 1994. Pág. 44.