Saltar a: navegación, buscar

Locución

Locución
Información sobre la plantilla
Locuc.jpg
Concepto:Modo de hablar

Locución es la expresión característica de una lengua que está formada por un conjunto de palabras con una estructura fija y que tiene un significado que no se puede deducir del significado de las palabras que lo forman.

Definición

Una locución es, en gramática, el grupo estable de dos o más palabras que funciona como una unidad léxica con significado propio, no derivado del literal de las palabras que lo forman. Es una combinación estable de dos o más términos, que funciona como elemento oracional y cuyo sentido unitario, familiar a la comunidad lingüística, no se justifica, sin más, como una suma del significado normal de los componentes.

Características

Las locuciones son construcciones sintácticas usadas frecuentemente que presentan como principal característica que su significado no se deriva composicionalmente del significado literal de las palabras que lo forman, sino que es necesario conocer el sentido general de la locución. La existencia de las locuciones demuestra que el significado tiene componentes no estrictamente literales.

Teorías psicolingüísticas

Desde el punto de vista psicolingüístico, para determinar cómo estas expresiones son procesadas por nuestro cerebro, existen diversas teorías que suelen agruparse en tres grupos principales. Las no composicionales, que consideran a las locuciones palabras largas; las composicionales, que sugieren en su procesamiento la intervención de elementos propios de la literalidad, como el reconocimiento de palabras y el análisis sintáctico; y las híbridas, que agrupan nociones de las dos anteriores.

Funcionamiento gramatical

  • Adjetiva. La que equivale a un adjetivo y funciona como tal: una mujer de bandera, una verdad como un templo.
  • Adverbial. La que equivale a un adverbio y funciona como tal: Todo salió a las mil maravillas; Apareció de repente.
  • Conjuntiva. La que funciona como conjunción: así que, por más que, a pesar de.
  • Determinativa. La que funciona como adjetivo determinativo.
  • Nominal. La que equivale a un sustantivo y funciona como tal: brazo de gitano ('pastel de forma cilíndrica'), ojo de buey ('ventana circular').
  • Preposicional. La que funciona como y sustituye a una preposición: acerca de, con vistas a, junto a, a pesar de.
  • Pronominal. La que equivale a un pronombre y funciona como tal: alguno que otro, cada uno.
  • Verbal. La que equivale a un verbo y funciona como tal: echar de menos, caer en la cuenta, hacer caso, llevar a cabo.

Profesión

La carrera de locución es una carrera oficializada en muchos países, aunque también sucede como con muchas cosas del mundo del espectáculo que hay muchas personas que la ejercen sin tener el título o sin estar del todo preparadas para ello. Es común encontrar locutores en muchos programas de televisión, en todos los programas de la radio y en muchos eventos públicos en los que los presentadores son también locutores.

Características

En la locución se sintetiza el esfuerzo colectivo interdisciplinario que confluye en la producción mediática-cultural. Al igual que los actores y actrices teatrales, ellos prestan su voz o su rostro en cada momento y establecen una relación directa con las audiencias y espectadores que construye una singular mediación entre los productores y receptores mediante la cual adquieren imagen pública y gran reconocimiento social.

El entorno socio-histórico propicia la evolución de las prácticas artísticas, comunicativas o simbólicas. También en su devenir, la locución ha transformado sus paradigmas, denominaciones, modalidades y modos de hacer.

Evolución

Al principio; locutores, presentadores, conductores, animadores -e incluso moderadores, reproducían casi literalmente los textos literarios, teatrales o periodísticos y finalmente, con la aparición de los guionistas, quedo muy poca oportunidad para la improvisación.

Primero se les llamó hablantes, vocabloque con el mimetismo acrítico de muchas prácticas tomadas del vecino del Norte extendimos en su equivalente anglosajón speaker. Luego se impuso el locutor-locutora que desde hace varios decenios, se alterna con el comunicador-comunicadora. Cualesquiera de ellos deviene el término genérico que agrupa roles con diversos matices, exigencias y aptitudes diversas pues existen diferencias entre el locutor, el narrador, el presentador, el conductor, el animador o el moderador.

En 1947, locución y periodismo coinciden en momentos claves para sus actividades: Se celebra el I Congreso de locución cubano y egresa la primera graduación de la Escuela de escuela de periodismo Marques Sterling, y muchos de esos alumnos se vuelcan al análisis noticioso, al reporterismo y a la investigación radial.

La competitividad del entorno, la intensidad o diversidad de funciones y el talento, forjó una hornada de locutores destacados. Cuba fue el polo radiofónico de América Latina en la organización industrial, los dramatizados, los musicales, el humorismo pero también en la locución y en el periodismo. Por ello Cuba estuvo entre los gestores del I Congreso de locución en habla hispana celebrado en México.

La inauguración de la televisión cubana en 1950, deslindó de manera particular el ejercicio de ambas disciplinas al privilegiar la especialización en ambos ámbitos: los periodistas empíricos o profesionales se concentraron mas en el reportaje de noticias, crónicas y entrevistas y en especial en el análisis, interpretación o investigación de la actualidad o de la historia mientras que la mayoría de los locutores se volcaron a la lectura, la narración, la presentación o la animación de programas educativos-culturales, noticieros, revistas informativas, espectáculos deportivos o teatrales.

El video, signado por los paradigmas de la juventud y la belleza, anuló la trayectoria profesional de muchos locutores-locutoras o actores-actrices. Excepcionalmente, algunos como German Pinelli - a fuerza de experiencia, carisma, talento y elevada cultura personal- se posicionaron en ambos soportes pese a su edad madura, figura, rostro o voz poco agraciadas.

La exposición perenne ante la cámara propia de la emisión directa al aire, potenció la aparición de tecnologías que evitaban la memorización de los textos en la locución y la actuación. En Cuba solo una televisora comercial utilizo ocasionalmente el tele promter y nunca se uso el apuntador electrónico, tan generalizado en otros países de la Región. En consecuencia, acumulamos gran experiencia y oficio en la improvisación y en la memorización y eso hizo brillar la locución, actuación y periodismo cubanos.

Desde 1960 y en décadas de servicio público, un haz de varias generaciones de locutores ha prestigiado esta hermosa historia derrochando junto a otros atributos, la disciplina, el rigor y la ética. La Revolución significo el acceso masivo a la universidad y numerosos artistas, técnicos y especialistas radiales-televisivos se superaron con herramientas teóricas y ello contribuyo significativamente a la renovación de estas disciplinas y de los propios medios de comunicación.

Formación

El ICRT, mediante su Cátedra de locución, contribuye a la especialización de hombres y mujeres con acceso al micrófono. Para debatir y estudiar las complicaciones de la locución desde el 2003 se celebran talleres científicos sobre esta modalidad comunicativa. Lograr una locución cuidadosa del idioma y a la vez natural influye en formar patrones cultos en el habla de radio oyentes y televidentes. Los especialistas de otras profesiones que conducen programas, deben tener las condiciones para ello, ya que ser erudito en una materia no quiere decir que se pueda hablar del asunto de forma amena y comprensible para multitudes.

Apoyar desde todos los puntos de vista una forma de hablar culta y agradable en la televisión y la radio, influye en crear o fortalecer el gusto por lo mejor del arte, la literatura y en general la cultura humana.

Fuente