Saltar a: navegación, buscar

Marius Tresor

Marius Tresor
Información sobre la plantilla
Tresor.jpg
Datos personales
Nacimiento15 de enero de 1950
Guadalupe, Bandera de Francia Francia
Estatura1,82 metros
Carrera
PosiciónDefensor
Partidos internacionales65
Goles totales4
Trayectoria
Año del debut1969
Club del debutAC Ajaccio
Año del retiro1984
Club del retiroGirondins de Burdeos

Marius Trésor es un defensor retirado del fútbol de Francia, quien fue nombrado por Pelé como uno de los FIFA 100 en marzo de 2004.

Síntesis Biográfica

Trésor comenzó su carrera en el club francés AC Ajaccien. También jugó para Olympique de Marsella y el FC Girondins de Burdeos. Con el Marsella, ganó la Copa de Francia en 1976. También ganó título de la Ligue 1 en 1984, con el Girondins de Burdeos. Por la Selección de fútbol de Francia, Trésor se desempeñó en las Copas del Mundo de 1978 y 1982. Jugó en 65 partidos por su Selección, anotando un total de 4 goles. Este guadalupeño no estaba destinado en un principio a ser zaguero. "Le debo mucho al AC Ajaccio y a Alberto Muro, que me situaron en ese puesto", declara en una entrevista exclusiva concedida a FIFA.com. "Cuando llegué de las Antillas, era delantero centro". Francia puede estar agradecida al ex entrenador argentino del ACA... Porque Marius Trésor no sólo fue un buen defensa. Resultó ser uno de los mejores de la historia del fútbol tricolor. Su carrera de quince años en los terrenos de juego le ha permitido incluso figurar entre los 100 de la FIFA en 2004.

Marius Trésor sobre la participación de Francia en España 1982

Así, cuatro años más tarde, el combinado francés regresó con mayor fuerza. A pesar de sacrificarse en los preparativos, el estreno se saldó con derrota ante Inglaterra (3-1), y la prensa francesa ya daba a los Bleus por eliminados en la primera fase. "Se puede establecer un paralelismo entre nuestra trayectoria en el 82 y la de 2006. Excepto que, y yo creo que es una gran diferencia, Zidane y los suyos perdieron en la final [risas]. ". Y terminar a lo grande... o casi. Para la historia queda que, aquel año, Francia cayó en semifinales ante la República Federal de Alemania, en un choque que se recordará por siempre como uno de los más deslumbrantes de la Copa Mundial de la FIFA. Ahora ya con perspectiva, Trésor logra analizar ese encuentro tan especial. "Al final nos tranquilizamos [risas]. Sabemos que no vamos a cambiar nunca el mundo...". Todo empezó con el tanto de Pierre Littbarski en el minuto 17. "Estábamos un poco indolentes, ese gol inicial sirvió para espolearnos y ponernos en el buen camino". Francia empató a través de Michel Platini (26'). La segunda parte estuvo marcada por un episodio que muchos consideran el punto de inflexión del partido. "En última instancia, no le echo la culpa a Schumacher [el portero alemán, que chocó violentamente contra Patrick Battiston], sino más al árbitro, por no haber pitado nada. Ese incidente se nos quedó atragantado durante mucho tiempo. Al día siguiente del encuentro, estábamos en el aeropuerto con los alemanes, y ver reírse a Schumacher con sus dirigentes fue duro. Incluso hubo que contener a Jean Tigana...". Aquella noche, un poco más tarde, en el segundo minuto de la prórroga, Trésor anotó uno de los goles más hermosos de su carrera. El líbero de los Bleus recibió el balón en una falta ejecutada por Alain Giresse y enganchó una volea que se coló justo por debajo del larguero. "Para que se vea que los defensas también son capaces de hacer gestos técnicos [risas]. [risas]". A pesar de contar con una renta de dos goles, tras la diana de Giresse, los franceses vieron cómo su rival empataba, y posteriormente cayeron eliminados en los penales. "Administramos muy mal al final del encuentro. Tuvimos ese mal reflejo, muy francés, de querer seguir jugando. Olvidamos que tres días más tarde había una final. Pudimos habernos dedicado a hacer circular la pelota perfectamente. Pero en aquella época no se sabía hacer eso. Y sin contar con la tenacidad de los alemanes. Su segundo gol nos dejó sin aliento...". Dos años más tarde, a la edad de 34, Marius Trésor se vio obligado a poner fin a su carrera. Al cabo de dos operaciones de espalda, su cuerpo dijo basta. Entonces decidió convertirse en agregado comercial. "Me resultaba demasiado duro quedarme en el fútbol y ver a los compañeros en el campo, cuando yo ya no podía hacerlo". Su "nueva carrera" duraría tres meses. "Enseguida me di cuenta de que el fútbol era toda mi vida. Así que acepté la mano que me había tendido el presidente Claude Bez, y regresé al Girondins de Burdeos".

Trésor y el Girondins de Burdeos

" . Si tengo que quedarme con un partido, sería el de la eliminatoria de vuelta de la Copa de la UEFA 82/83 contra el Hajduk Split, que ganamos 4-0 después de perder 4-1 en la ida". El próximo mes de junio, Trésor afrontará su 29ª temporada en el club de sus amores. Desde que colgó las botas, ocupó sucesivamente -y a veces al mismo tiempo- las funciones de responsable de relaciones públicas, entrenador de infantiles, de juveniles, supervisor, jefe de prensa... Desde hace tres años, trabaja codo a codo con su amigo de siempre (se conocen desde 1975), Patrick Battiston. Juntos, entrenan al filial del Girondins. "Está bien que un club pueda sostenerse en sus ex jugadores. El Burdeos es como una familia. Y también hay una buena complicidad entre Patrick y yo. Cada año nos esforzamos por ayudar a dos o tres chicos a dar el salto al equipo profesional. Es muy agradable trabajar con estos muchachos". Sin embargo, confiesa conservar una cierta nostalgia de su cargo de supervisor. "Me gustaba, eso me permitía viajar [risas]". En cualquier caso, una cosa es segura, Marius siempre estará a la disposición de su club. "En fin, ya está bien, ya he pasado por bastantes puestos diferentes", afirma con su legendaria sonrisa en el rostro

Participaciones en Copas del Mundo

Clubes

Fuentes