Saltar a: navegación, buscar

Memoria invocativa

Memoria invocativa
Información sobre la plantilla
Cerebro.jpg
Concepto:Regula las funciones vitales básicas del Cerebro Humano
Memoria Invocativa. La región más primitiva del cerebro es el tronco encefálico, que regula las funciones vitales básicas, como la respiración o el metabolismo, y lo compartimos con todas aquellas especies que disponen de sistema nervioso, aunque sea muy rudimentario. De este cerebro primitivo emergieron los centros emocionales que, millones de años más tarde, dieron lugar al cerebro pensante: El hecho de que el cerebro emocional sea muy anterior al racional y que éste sea una derivación de aquél, revela con claridad las auténticas relaciones existentes entre el pensamiento y el sentimiento.

El permite un aumento de la sutileza y la complejidad de la vida emocional, aunque no gobierna la totalidad de la vida emocional porque, en estos asuntos, delega su cometido en el sistema límbico. Esto es lo que confiere a los centros de la emoción un poder extraordinario para influir en el funcionamiento global del cerebro, incluyendo a los centros del pensamiento. La amígdala cerebral y el hipocampo fueron dos piezas clave del primitivo «cerebro olfativo» que, a lo largo del proceso evolutivo, terminó dando origen al córtex y posteriormente al neocórtex. La amígdala está especializada en las cuestiones emocionales y se la considera una estructura limbica muy ligada a los procesos del aprendizaje y la memoria. Constituye una especie de depósito de la memoria emocional. Es la encargada de activar la secreción de dosis masivas de noradrenalina, que estimula los sentidos y pone al cerebro en estado de alerta. LeDoux descubrió que la primera zona cerebral por la que pasan las señales sensoriales procedentes de los ojos o de los oídos es el tálamo y, a partir de ahí y a través de una sola sinapsis,la amígdala. Otra vía procedente del tálamo lleva la señal hasta el neocórtex, el cerebro pensante, permitiendo que la amígdala comience a responder antes de que el neocórtex haya ponderado la información. Según LeDoux: «anatómicamente hablando, el sistema emocional puede actuar independientemente del neocórtex. Existen ciertas reacciones y recuerdos emocionales que tienen lugar sin la menor participación cognitiva consciente.

Desarrollo de los sentimientos

Los sentimientos son los condicionamientos que impone la psicodinámica a niveles espirituales, permitiendo únicamente cierto abaníco de actividad sobre determinadas cosas o situaciones. Lo que sentimos no es bueno ni malo, lo podemos clasificar en positivo y negativo, en relación a lo que nos provoca. El sentimiento tiene como base la memoria evocativa, restringida a nuestra parte biográfica. Esto quiere decir que para situaciones nuevas, que no tengan similitudes pasadas con nuestra experiencia, tendremos un comportamiento inocente, al mismo grado que un infante se comporta con lo novedoso. A raíz de esa experiencia tomamos conciencia del suceso. Lo que llega a conformar el sentimiento, puede evocarse por largo tiempo, desapareciendo generalmente cuando la memoria invocativa tiene recuerdos que permiten administrarlo en un período indeterminado (largo o corto). Los sentimientos y las emociones nos permiten tomar conciencia del medio en el que vivimos, sean agradables o desagradables.

Basar el comportamiento en el momento de la emoción o mientras dura el sentimiento, pueden ayudarnos mucho, pero en el momento en que se desvanecen o cambian, si no hemos sido capaces de administrarlos conforme a nuestra memoria invocativa, pueden transformarse en enemigos. La memoria invocativa puede hacernos evocar emociones y llegar a conformar una manera de sentir, no obstante, este tipo de autodominio puede llegar a dar la falsa sensación de control sobre nuestra propia psique. Las personas más cercanas a nosotros, conocen cómo reaccionamos frente a determinadas situaciones; y hasta con sólo ver en nuestro rostro un simple gesto, pueden llegar a empatizar cómo nos sentimos.

Los sentimientos no sólo son los hontanares del saber intuitivo. También nos suministran, a cada instante, durante todo el día, datos potencialmente aprovechables. Pero no basta con tener los sentimientos. Es necesario saber reconocerlos y apreciarlos, tanto en uno mismo como en los demás, así como reaccionar a ellos correctamente. Las personas que saben hacerlo utilizan la inteligencia emocional, que es la capacidad para sentir, entender y aplicar eficientemente el poder de aquel cúmulo de emociones del cual mana parte de la fuerza, de las informaciones, de la confianza, creatividad e influencia sobre los demás que animan al hombre.

Descripción de los procesos psicológicos que fundamentan el Proceso psicológico estudiado (Emociones y sentimientos):

  • Las emociones y sentimientos son fenómenos que representan los diferentes y variados modos de adaptación a estímulos que pueden ser estímulos ambientales o de una misma persona, también son reacciones súbitas ante un estimulo, con corto periodo de tiempo y crea una repercusiones psicocorporales.
  • Psicológicamente las emociones son sentimientos o percepción de los elementos y de la realidad o imaginación, esta tiene relación con el proceso psicológico de la percepción que es primario y gracias a el podemos observar y percibir la realidad, previamente a éste está el proceso de la sensación.

Este proceso psicológico (Emoción) se expresa de manera física mediante alguna función fisiológica como algunas reacciones faciales o pulso cardiaco, e incluye reacciones de conducta como la agresividad, el llanto, etc. Esto se entiende como actividad de la respuesta emocional. Previamente a esto esta el proceso psicológico cognitivo que lo relacionamos con el conocimiento información del estimulo recibido, este es componente subjetivo ya que este conjunto de procesos tienen una gran relación con la respuesta emocional, la que es determinada según estados del entorno y cambios fisiológicos.

La respuesta emocional son rápidamente ejecutadas por el individuo la que es creada por sistemas biológicos como mencionaba anteriormente que pueden ser: expresiones faciales, expresiones musculares, cardiacas, alteraciones de niveles de la voz, actividad del sistema nervioso central y sistema endocrino. Esto finalmente sirve para establecer nuestra posición en relación a nuestro entorno impulsándonos y alejarnos de ciertas personas, objetos, acciones, ideas.

  • El sentimiento finalmente es el resultado de la emoción el que con el proceso previo tiene el conocimiento del acceso de el estado anímico propio.

Este se puede expresar de manera tanto física como espiritual, la que forma parte de la dinámica creada por nuestro cerebro que es la que capacita para reaccionar. Los sentimientos los podemos clasificar en positivo y negativo, lo que es la base de la memoria evocativa, que tiene relación con el proceso psicológico de la memoria que es el que podemos abordar ya de manera automática un control previo, los que se llevan a cabo en los proceso de cómo codificación, recodificación, agrupamiento y de búsqueda de información como recuerdo y reconocimiento.

Esto define que el sentimiento puede embocarse a largo como a corto plazo el sentimiento en uno mismo, generalmente la memoria invocativa tiene recuerdos que permiten administrarlos en períodos indeterminados de tiempo (Largo o Corto). Finalmente mi opinión sobre este proceso es que es uno de los mas complejos y completos que hemos estudiado ya que contiene mucha información y estructuración, y mucha relación y fundamentación con otros como los son el cognitivo que tiene la mayor relación, también es importante aprender sobre respuesta emocional de la emoción que es una simple definición al sentimiento.

Teorías de las emociones

Teoría de James-Lange de la emoción

Esta teoría fue enunciada a principios del siglo XX por dos investigadores, uno americano y otro danés, estos dos investigadores llegaron a las mismas formulaciones de manera totalmente individual, ya que cada uno estuvo independientemente haciendo sus formulaciones. Por este motivo se le conoce con el nombre de ambos científicos: "Teoría de James-Lange". Esta teoría, dice que las emociones se inician con una percepción del estado del organismo. Por ejemplo: voy a competir en un campeonato de artes marciales, y a mi oponente ya lo he visto combatir y sé que es mejor que yo, al momento que me dicen tu pelearas con el mi organismo se pone en alerta (se me acelera el ritmo del corazón, mi cuerpo se pone tenso, etc.), al momento de ya estar en la arena para combatir, al verlo se me genera la emoción, ya que los cambios fisiológicos nos inducen a asumir que estamos asustados. Esto quiere decir que las emociones son frutos de nuestra percepción sobre los cambios corporales producidos por un estimulo externo. El problema que tuvo esta teoría en su momento, fue que tuvo que enfrentarse a la escasa evidencia empírica que encontró, ya que pocas investigaciones llegaban a resultados que avalaran dicha teoría y debido a esto no tardo mucho tiempo en ser desestimada. Sin embargo, en la actualidad algunos datos experimentales parecen apoyar algunas de las "reglas" de James y de Lange.

Teoría de Cannon- Bard de la emoción

Comenzamos con un ejemplo, estamos en la cola de un banco y sentimos un grito, sucede lo mismo que mencionamos en la teoría anterior en nuestro organismo, ahora vemos que el tipo sale corriendo con la cartera de una señora. En estas circunstancias, después de un estimulo externo y una misma reacción fisiológica, podemos percibir nuestra rabia. El análisis de este tipo de situaciones llevo a Cannon-Bard a la formulación de su teoría, según las cuales la respuesta fisiológica del organismo y la emoción se dan simultáneamente; tras la percepción de un estimulo externo, la información se divide en dos vías, una que es hacia la corteza cerebral y produce la emoción en si o experiencia consciente (lo que en el caso de nuestro ejemplo seria la rabia) y otra que activa el organismo a través de estructuras cerebrales más primitivas y el sistema nervioso periférico. Vale decir que hoy en día las teorías son otras en fuerza o peso sobre el origen o los procesos que median la emoción, la importancia de Cannon-Bard radica en que devolvió el epicentro del sistema nervioso (el cerebro) la importancia que en los estudios de James-Lange se había perdido.

Teorías de las emociones según Jean Paul Sartre

La Teoría Psicoanalítica

Dice que sólo se puede comprender una emoción buscando en ella una significación, que es por naturaleza funcional, lo cual nos lleva a hablar de una finalidad de la emoción. Se refiere a las emociones como un fenómeno de repulso, censura, una huida ante una revelación a punto de manifestarse, como el sueño es a veces una huida ante una decisión a tomar. Aunque la emoción no siempre será una evasión. La contradicción profunda de todo psicoanálisis se encuentra en presentar a la vez un lazo de causalidad y un lazo de comprensión entre los fenómenos que estudia, siendo que estos dos son incompatibles.

Teoría Fenomenológica

La conducta es irreflexiva. No es inconsciente. Es consciente de sí misma porque se trasciende y comprende el mundo. La conciencia se trasforma a sí misma para trasformar el mundo. La conciencia no se limita a proyectar significaciones afectivas sobre el mundo que le rodea: vive en el mundo que acaba de crear. - Jean Paul Sartre

Teorías de los sentimientos

Teoría de los sentimientos de Carlos Castilla del Pino

  • La teoría de Castilla crea una novedosa genealogía de los sentimientos. En ella se tratan diez leyes fundamentales, entre las cuales destacan: una persona sin sentimientos no es nada, ya que no tiene conflictos ni deseos. Los sentimientos no son solo hacia personas, sino hacia cualquier cosa con la cual pueda existir un estímulo, tanto como cosas materiales, animales, pensamientos, etc. Los sentimientos modifican a la persona, momentánea y en algunos casos permanentemente. Sentir es un proceso que tiene dos partes: la experiencia cognitiva-emocional que el objeto provoca, y los efectos que dicha experiencia desencadena en el organismo. Los estímulos varían según la percepción de estos, y según la percepción varía el sentimiento desencadenado.

Los sentimientos son íntimos, es decir, intransferibles. No es la misma sensación la de tener un sentimiento a la de recordarlo, un recuerdo puede producir un efecto, pero nunca será igual a sentirlo cuando existe. Todo ser humano tiene sentimientos, puede reprimirlos pero nunca no tenerlos, ya que estos dan sentido a las acciones.

  • En el origen del dinamismo emocional están las pulsiones, los deseos. O dicho con más rigor: el deseo de posesión, al que llama protosentimiento, y que incita ya al recién nacido. Para el bebé, el mundo se reduce a los objetos que puede poseer. La experiencia va a convertir ese protosentimiento en un pre-sentimiento. La posesión de un objeto provoca aceptación o rechazo: la primera gran polarización de la realidad vivida. La experiencia continúa ramificándose y aparecen los sentimientos propiamente dichos. Después, como evaluaciones afectivas de esos mismos sentimientos, surgen los metasentimientos. La culpa y la vergüenza, por ejemplo. Por tanto, protosentimientos, presentimientos, sentimientos y metasentimientos son las etapas genealógicas de nuestra evolución emocional.

Teoría del sentimiento del propio valor

Según Lersch, es junto con el sentimiento del propio poder y de satisfacción un estado de ánimo propio que se mantiene en el mismo estado más bien dicho estacionario de sí mismo con el que el hombre se siente portador de un valor. Su oposición es el sentimiento de inferioridad. La inseguridad en el sentimiento del propio valor se intenta superar mediante comparación social. También está el caso de la investigación de Rogers, él denomina al sentimiento del propio valor como autoestima positiva incondicionada y en la que ningún auto experiencia se vive como más o menos valiosa para la autoestima.

Enlaces externos