Conspiración de la Mina de la Rosa Cubana

(Redirigido desde «Mina de la Rosa Cubana»)
Conspiración de la Mina de la Rosa Cubana
Información sobre la plantilla
Manicaragua conspiracion mina rosa cubana.jpeg
Manicaragua, lugar donde se impidió el levantamiento e intentaron apresar a los conspiradores
Fecha:1847-1848
Lugar:Bandera de Cuba Cuba
Descripción:
Movimiento de carácter anexionista
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba, Bandera de España España, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
Líderes:
General venezolano Narciso López
Ejecutores o responsables del hecho:
Liderado por el general venezolano al servicio de España, Narciso López, con el apoyo del Club de La Habana y de exiliados cubanos agrupados en el Consejo Cubano
Conspiración de la Mina de la Rosa Cubana. Movimiento de carácter anexionista ocurrido entre los años 1847 y 1848. Liderado por el general venezolano al servicio de España, Narciso López, con el apoyo del Club de La Habana y de exiliados cubanos agrupados en el Consejo Cubano, compuesto por connotados esclavistas y activos anexionistas que, simultáneamente, gestionaban con el presidente James K. Polk la incorporación de Cuba a la Unión Norteamericana.

Antecedentes

Desde que O’Donnell pasó a López a la condición de cuartel (excedente), este emprendió una serie de negocios con la ayuda financiera de su cuñado, Francisco de Frías, Conde de Pozos Dulces, entre ellos, el de la minería en la región de San Fernando de Camarones (Palmira), una de cuyas minas se llamaba de "La Rosa Cubana", nombre que más tarde se adjudicó a la conspiración iniciada por el general venezolano con sus adeptos de Trinidad, Cienfuegos y Matanzas.

Objetivos

Vista actual de la Casa de los Conspiradores, donde se reunieron los independentistas trinitarios.

El propósito del movimiento era separar a Cuba de España en caso de que aquella, cediendo a las presiones británicas, decretara la abolición de la esclavitud. De ahí que cuando a los grandes capitalistas de la Junta, Cristóbal Madan, José Luis Alfonso, Miguel Aldama, Miguel Teurbe Tolón, entre otros-, les falló el plan de pagar una invasión capitaneada por el general norteamericano William J. Worth al frente de 5 000 mercenarios veteranos de la recién concluida guerra contra México, volvieron sus ojos hacia el venezolano, quien contaba con el apoyo de algunas unidades de Trinidad, Sancti Spíritus, Cienfuegos y Matanzas para iniciar la insurrección.

Descubrimiento

Sin embargo, el presidente norteamericano, que en esos momentos negociaba con Madrid la compra de Cuba, consideró que un estallido armado en la Isla podía conducir a resultados indeseables para sus planes, por lo que, tan pronto como su cónsul en La Habana le puso al tanto de los acontecimientos, informó de ello al gobierno español el 4 de julio de 1848.

Neutralización del plan

Rápidamente el nuevo capitán general de la Isla, Federico Roncalli envió tropas a la región de Manicaragua para impedir el levantamiento y apresar a los conspiradores, pero Narciso López y su principal colaborador, José M. Sánchez Iznaga, lograron escapar a Estados Unidos donde continuaron conspirando.

Véase también

Fuente