Saltar a: navegación, buscar

Museo Atlántico

Museo Atlántico
Información sobre la plantilla
(Museo bajo el agua)
Museo bajo el agua.jpg
Información geográfica
PaísEspaña
Información general
Inauguraciónfebrero 2017
Superficie2,500 metros cuadrados

Museo Atlántico. Primer museo subacuático de Europa, en la isla española de Lanzarote, concebido como lugar para la preservación, conservación y educación del medio marino y la naturaleza.

Construcción

La conservación y educación del medio marino y la naturaleza en este museo es un mensaje latente en la obra de Jason deCaires Taylor su diseñador y una llamada a la defensa de los óceanos que el artista proyecta en todos sus trabajos. El proyecto museístico está creando un gran arrecife artificial formado por un conjunto de instalaciones escultóricas realizadas en hormigón de pH neutro que, con el transcurso del tiempo, servirán para incrementar la biomasa marina y facilitar la reproducción de las especies de la isla de Lanzarote.

Fue construido por el artista británico Jason deCaires Taylor, reúne más de 300 esculturas distribuidas en 10 instalaciones, sumergidas a una profundidad de entre 12 y 15 metros en el lecho marino bajo el Océano Atlántico, en la Bahía de las Coloradas. Las esculturas están fabricadas con un tipo de cemento que las conservará durante 300 años, diseñadas para crear un hábitat marino único. Los modelos usados para éstas fueron residentes de la Isla de Lanzarote y los cactus representan los principales cactus de la isla y como el hombre puede vivir en armonía con la naturaleza.

Abrió al público en marzo del 2016, pero solo desde principios de 2017 fue que los visitantes pudieron ver todo el proyecto terminado.

Esculturas

El objetivo de las esculturas es principalmente acercar a la gente al mar, que conozcan las especies animales o vegetales que lo habitan y que tomen conciencia de los peligros a los que se enfrentan actualmente el océano y ayudan a proteger el fondo marino.

El primer conjunto de esculturas lo forman Los Jolateros, un grupo de niños en sus pequeños barcos que sirven de homenaje a una tradición de la isla de Lanzarote. Seguidamente podemos ver la lancha de Lampedusa, haciendo referencia a la crisis de refugiados que se vive actualmente y, junto a esta imagen trágica, se encuentra una pareja haciéndose un selfie, guiño del uso de las tecnologías y de la falta de empatía.

El siguiente conjunto escultórico lo componen 35 estatuas de humanos caminando hacia una misma dirección, se denomina el Rubicón, que significa el punto de no retorno, figuras humanas que invitan a reflexionar sobre el comportamiento de los turistas o el uso de las nuevas tecnologías. Seguidamente se encuentran esculturas híbridas mitad humanos, mitad cactus, que muestran los principales cactus de la isla y como el hombre puede vivir en armonía con la naturaleza.

En todas las esculturas hay un relato que se les da a conocer a los visitantes.

Galería

Museobajoagua.jpg
Museobajoagua1.jpg
Museobajoagua2.jpg
Museobajoagua3.jpg
Museobajoagua4.jpg
Museobajoagua5.jpg
















Preservación

Las figuras harán parte de un arrecife artificial que servirá de lugar de reproducción para las especies locales.

Desde la aparición de las primeras esculturas ya estaban aumentado los índices de generación y abundancia de especies, desde tiburones ángel hasta barracudas, sardinas, pulpos, esponjas marinas y la extraña raya mariposa.

Entrada al museo

La entrada al museo se hace con los instructores de buceo que acompañan a los visitantes brindando información sobre las esculturas y sus significados. El coste de entrada al museo es de 12 euros para aquellos adultos que deseen practicar buceo y de 8 para los que elijan snorkel. También está la opción del recorrido en submarino. El 2% de los ingresos están destinados a proyectos de protección, estudio y/o divulgación de la vida en el medioambiente marino de Lanzarote y de las Islas Canarias en general.

Jason deCaires Taylor

Nació en 1974, es un escultor británico apasionado de buceo y creador del primer parque de esculturas submarinas en el mundo. Se decidió poner su arte al servicio del medio ambiente para sensibilizar a los espectadores a la fragilidad de los arrecifes y su ecosistema. Su primer museo de esculturas submarinas en el Caribe, en la isla de Granada en la bahía Moilinere fue un éxito magistral con miles de visitantes, buceadores, nadadores y visitas organizadas con barco en concha transparente.

Ha realizado otras obras como Manchones Reef (Cancun, Mexico) con más de 485 esculturas sumergidas, es el mayor museo bajo el agua en el mundo.

Fuentes