Saltar a: navegación, buscar

Ojo de gallo

Ojo de gallo
Información sobre la plantilla
Ojo-de-gallo jpg.jpg
Agente transmisor:Mycena citricolor

Ojo de gallo. Enfermedad conocida como Ojo de gallo poducida por el hongo Mycena citricolor.

Biología

Anteriormente este hongo estaba asociado con el género Agaricus, aunque su forma perfecta es debatida. Los carpóforos del telcomorfo, que no se observan frecuentemente, consisten en setas de muy pequeñas dimensiones y color amarillo intenso que se desarrollan sobre los órganos atacados, sobre todo en las bolas caídas al suelo.

La propagación del hongo es principalmente a través de “yemas”, que se forman en la extremidad de filamentos de más o menos 2 mm de altura, presentes en las manchas de las hojas. Éstas constituyen el estado imperfecto del hongo, que se desprenden al cabo de cierto tiempo y pueden ser arrastradas por el viento y el agua ocasionando nuevas infecciones en las hojas sanas.

En la plantación, normalmente la enfermedad se presenta en parches y se difunde lentamente. Su incidencia es mayor en zonas muy sombreadas y con elevado régimen de lluvia.

Síntomas y daños

La enfermedad se caracteriza por la aparición de manchas circulares en las hojas, cuyas dimensiones varían de 6 a 15 milímetros de diámetro. Al principio son de color carmelita oscuro, pero al envejecer van tomando un color claro cenizo en el centro y de tabaco hacia la orilla.

Hay una línea divisora entre la parte enferma y la sana del tejido de la hoja. Muchas veces éstas zonas manchadas se desprenden dejando agujeros en las hojas, siendo ésta una característica que la diferencia de otras manchas. Las hojas atacadas se caen finalmente.

Cuando la infección es muy intensa, pueden ser afectados también las ramas tiernas y los frutos, manifestando estos últimos unos puntos descoloridos. En este caso también destruye los renuevos y las ramas, causando clefoliación y pérdida de frutos en la planta.

Medidas de control

Agrotécnicas

  • Regular la sombra para facilitar la penetración del aire y la luz.
  • Podar las plantaciones.
  • Mantener las plantaciones de cafetos libres de hospedantes secundarios.

Químicas

Aplicar el Oxicloruro de cobre, zineb.

Epidemiología

Se encuentra por encima de los 1000 msnm, la baja luminosidad la favorece, Humedades relativas altas la favorecen, Altas precipitaciones lo favorecen.

Fuente

  • Martínez González, E. Manejo Integrado de Plagas. Manual Práctico. Centro Nacional de Sanidad Vegetal (CNSV), Cuba,2006.