Saltar a: navegación, buscar

Opérculo

Opérculo
Información sobre la plantilla
Opérculo pescs.jpg
Concepto:Pieza anatómica en forma de abanico que cubre las branquias, impulsando el movimiento del agua a través de éstas y permitiendo finalmente su salida al exterior.

Opérculo. El opérculo de los peces óseos (Osteichthyes) es una aleta de hueso duro que cubre y protege las branquias. En la mayoría de los peces, el límite posterior del opérculo marca el límite entre la cabeza y el tronco.

Partes del opérculo

El opérculo está compuesto de cuatro huesos:

  • Opérculo Y
  • Preopérculo
  • Interopérculo
  • Subopérculo

Características

La base del opérculo puede ser plana o fuertemente convexa. El ápice comúnmente es un pico delgado y prolongado, aunque también es corto y redondeado. La morfología de esta característica anatómica tiene grandes variaciones entre especies. Por ejemplo, Lepomis macrochirus tiene extensión redondeada orientada posterior y dorsalmente con una pequeña mancha negra. En algunas especies el opérculo puede empujar agua desde la cavidad bucal a través de las branquias. Para algunos peces, el opérculo es vital para la obtención de oxígeno. Se abre cuando la boca se cierra, causando presión negativa al lado externo de las branquias para que el agua fluya hacia la menor presión a través de estas, permitiendo el intercambio de oxígeno en las lamelas (lamellae). Los peces cartilaginosos (Chondrichthyes) no tienen opérculo. Poseen otros métodos para el paso de agua por las branquias.

Respiración de los peces

Los peces respiran por las branquias. Las branquias son prolongaciones de la piel, a través de las cuales se produce en intercambio gaseoso que constituye la respiración. Se hayan formadas por un arco branquial que lleva en el borde interior filamentos ricos en sangre y presentan, en el borde exterior, algunas asperezas llamadas branquiospinas. Las branquias se encuentran en "cámaras" situadas simétricamente a ambos lados del cuerpo, detrás de la cabeza. En los peces con esqueletos óseos, el agua que riega las branquias pasa a través de la boca, penetra en la faringe, entra en la cámara y sale al abrirse el opérculo. En los peces con esqueleto cartilaginoso, las branquias se comunican directamente con el exterior.

Funcionamiento de las branquias

El pez abre la boca y absorbe el agua. El opérculo está cerrado. Seguidamente, el pez cierra la boca y abre el opérculo. Con ello obliga a que el agua pase a través de las branquias.

Curiosidades

Dactilogiritis: El metazoo Dactylogyrus se instala en las branquias y produce mucosas que pueden obturar los opérculos. En muchos ejemplares, los opérculos no cubren totalmente a las branquias exponiéndolas a todo tipo de enfermedades. Los machos, en la época de celo (Reconocibles por "tubérculos" blancos sobre el opérculo y radio principal de las aletas pectorales) pueden llegar a lastimar a las hembras con su continua persecución.

Fuentes