Saltar a: navegación, buscar

Ortigueira

Ortigueira
Información sobre la plantilla

Ortigueira.jpg
Superficie 214,9 kilómetros cuadrados km²
Población 7406 hab.
Gentilicio Ortegano
Idioma Español

Ortigueira. (Santa Marta de Ortigueira) es un municipio español de la provincia de La Coruña, en Galicia (España). Es el lugar más septentrional de la península Ibérica.

Ubicación

El término municipal de Ortigueira ocupa un extenso territorio desde la sierrra A Faladoira hasta la orilla oriental de la ría de Santa Marta de Ortigueira, la más septentrional de las Altas. Limita al este con el municipio de Mañón, al sur con los de As Pontes de García Rodriguez y Somozas, y al oeste con los de Cerdido y Cedeira. Al fondo de la ría se estableció en 1988 el límite con el nuevo de Cariño, entre las parroquias de Feás (Cariño) y Veiga (Ortigueira).

La principal vía de comunicación es la carretera C-642 de Ferrol a Foz y Ribadeo, que empalma en neda con la antigua N-VI por la que se llega a A Coruña, con un recorrido total de 99 km. desde la capital del municipio. La distancia a Ferrol es de 53 km. De esta carretera, que es, además, la principal arteria de comunicación salen hacia la costa y hacia el interior otras vías por las que se accede a las diversas parroquias y aldeas del término municipal.

Geografía

Ortigueira es claramente costero. Aunque sus tierras se adentran hasta las laderas de la sierra Faladoira, e incluso algunas de sus más altas cimas como la Faladoira (605 metros), la Boutareira (562 metros) y la Coriscada (523 metros) se encuentran dentro de su espacio, su vista y su vida se va hacia el mar. El mar que se mete íntima y suavemente en la ensenada de Mera o en la ría de Lourido, el mar que en Espasante forma, una acogedora ensenada y baña esporádicamente las playas de San Antonio, Loiba y Picón.

Historia

Hasta hace poco, dentro de la historia de Ortigueira, se mencionaban muchos hechos y descubrimientos realizados en las parroquias de Cariño, A Pedra, Sismundi, Lando y Feás. Pero al segregarse estas cinco parroquias en 1988 y formar un municipio independiente con la denominación de la principal de ellas, Cariño, se ven obligados a reducir la historia de Ortigueira a lo que sucedió dentro de lo que ahora constituye su término municipal.

De cualquier forma no se podrá nunca separar la historia de Ortigueira del cabo Ortegal, que lleva incluido en ella su mismo nombre. Incluso el escudo del Ayuntamiento está formado por los tres peñascos, los tres «aguillóns» del cabo Ortegal, sobre los que crece un tallo de ortiga con siete hojas, y sobre todo ello una corona real. Tal vez se refiera ésta a la realeza que le concedió Alfonso X el Sabio y confirmaron Enrique III y Sancho IV, según la cual no dependería de otro señor que no fuera el rey

Pre-Historia

Casi trescientos túmulos megalíticos marcaban una ruta procedente de As Pontes a través de la sierra Faladoira y que una veintena de castros se han detectado en las proximidades de la costa.

En la Edad Moderna, el municipio de Ortigueira desempeñó una importante función comercial. La madera, el vino y los cítricos se embarcaban en su puerto, muy frecuentado por barcos extranjeros, especialmente franceses. Luego, al igual que la mayor parte del país, languidece al compás de la decadencia española, hasta el moderno resurgir.

Cultura y Ocio

El principal atractivo turístico de Ortigueira es el que le proporciona su paisaje costero, en el que se abren magníficas playas. Entre ellas se pueden citar las de Cabalar, protegida por la isla de San Vicenzo y Ladrido, junto a la villa de Santa Marta, Espasante y San Antonio de Espasante, y luego las más retiradas de Sarridal,Carro,Fabega y Picón.

Son variadas las excursiones que se pueden hacer desde cualquier punto del municipio. La sierra de A Capelada, San Andrés de Teixido y el mirador de Vixía de Herbeira es una de ellas. Otra podría ser el puerto de Cariño, subiendo hasta la ermita de San Xoan de Trébol en el cabo Ortegal. Por fin, se puede visitar el típico puerto de Bares, los encantadores paisajes de las Ribeiras do Sor o adentrarse en los paisajes solitarios y montañosos de la sierra A Faladoira.

Santa Marta

La villa de Santa Marta de Ortigueira existe por lo menos desde el siglo XIII, pues consta que el conde de Traba, Rodrigo Gómez, era señor de la villa en 1235. En el siglo XIV volvió a perder su categoría realenga y pasó a depender de Pedro Ruiz Sarmiento, por gracia de las «mercedes» concedidas por Enrique II a sus seguidores. A un descendiente de este Pedro Ruiz, Diego Pérez Sarmiento, le concedió Juan II, en 1442, el título de conde de Santa Marta de Ortigueira.

La villa creció al pie de un pequeño montículo de 43 metros de altura, el Chan da Torre, en donde hubo un castro del que aún se pueden descubrir algunas viviendas circulares y sobre el que existió una torre hasta el siglo pasado. Desde ella ejercieron su dominio los condes de Santa Marta hasta la abolición de los señoríos a comienzos de siglo XIX. La torre desapareció y no queda en su lugar más que el cuerpo ruinoso de un molino de viento.

La iglesia del convento se convirtió el año 1849 en parroquia de Santa Marta. Es una noble construcción neociásica de finales del XVIII, en la que destacan dos hermosos retablos barrocos.

Pazos

Muy próximo al casco urbano se descubre entre bosques, mirando a la ensenada de A Preguiza, el pazo de Brandariz, rodeado de bien cuidados jardines, con los muros encalados, esquinales de piedra y alero almenado. El linaje de los Ponce de León poseyó este edificio durante largo tiempo. En el único escudo que se conserva se ven cuatro emblemas de famiias relacionadas con los señores del pazo.

El águila de los Aguiar, el árbol con los corazones de los Cora, los veros de Pardo de Cela y las armas de los Luaces. La novela «Viento del Norte», ganadora del premio Nadal (1950)fue ambientada por su autora, Elena Quiroga, en estas paredes.

En Couzadoiro (San Cristovo) se tiene otro pazo que conserva las trazas clásicas, con un edificio central franqueado por dos cuerpos de torre desiguales y más elevados. Destaca en la fachada una balconada corrida y una escalinata de acceso a la planta superior. No se ve ningún escudo al exterior, sólo algunos adornos, pero se sabe que el linaje al que perteneció esta mansión llevaba desde siglos el apellido de la Peña.

En el lugar de Souto, próximo a Ponte Mera, se halla la Granxa do Souto, rodeada de amplia finca y explotación agrícola. Se conserva en regular estado sin otros atributos pacegos más que una pequeña capilla adosada y un escudo con cuatro cuarteles no muy bien definidos sobre el portalón de entrada, pero que parecen relacionarse con nombres de antiguos personajes de la comarca. Entre ellos, el más frecuente es el de Pita Alfeirán.

En Senra también está bien conservado el pazo de Riomaior, con pocos distintivos si no son los dos bustos que sobresalen del muro que cerca la finca y la capilla adosada al edificio. Hay noticas que en el siglo XVIII pertenecía a los Díaz de Robles.

Cruceiros

Por las alturas de Serra Faladoira, tanto en Mañón como en Ortigueira, pueden verse cruces de piedra conmemorativas o en recuerdo de muertes por accidente. Fue, y sigue siendo, tradicional en las tierras gallegas erigir cruceiros por este motivo, y se considera uno de los orígenes de esta muestra del arte popular. Se trata de obras, generalmente sencillas, levantadas en memoria de un devoto cristiano cuyo nombre siempre figura con la fecha del óbito. Ejemplo, aunque no consta esa motivación, es el ejemplar del Campo da Feira de Caión, cuyo dibujo acompaña estos comentarios.

Por las alturas de Serra Faladoira, tanto en Mañón como en Ortigueira, pueden verse cruces de piedra conmemorativas o en recuerdo de muertes por accidente. Fue, y sigue siendo, tradicional en las tierras gallegas erigir cruceiros por este motivo, y se considera uno de los orígenes de esta muestra del arte popular. Se trata de obras, generalmente sencillas, levantadas en memoria de un devoto cristiano cuyo nombre siempre figura con la fecha del óbito. Ejemplo, aunque no consta esa motivación, es el ejemplar del Campo da Feira de Caión, cuyo dibujo acompaña estos comentarios.

Fiestas y Romerias

Entre las fiestas patronales, cabe destacar las celebradas en honor a Santa Marta (29 de Julio), cuyos festejos comienzan el día 28 y se prolongan hasta el día 1 de Agosto, siendo reseñables las distintas procesiones y el Baile del Club. También destaca la festividad de la Magdalena, celebrada el 22 de Julio, en la capilla del barrio del mismo nombre, y la de S. Martiño en Luama, en la que se celebra la "Feria de la Miel", que en la actualidad se realiza en la plaza de Isabel II.

No se olvidar la fiesta en honor a S.Antonio de Espasante (13 de Junio), en la que se lleva a cabo la tradicional ceba de un cerdo por parte de los vecinos. ¡Y cómo no! Hacer mención del Festival del Mundo Celta, celebrado en la villa, que proyectó su nombre más allá de la fronteras.

Fuente