Saltar a: navegación, buscar

Periodo de los Tres Reinos

Periodo de los Tres Reinos
Información sobre la plantilla
3reinoschina01.jpeg
PaísChina
Fecha220 a 280

El Período de los Tres Reinos (三国时代 sān guó shí dài), es uno de los más conocidos e interesantes de la historia china, se situa entre el año 220 y 280 d.C. y se destaca por caóticas luchas entre tres estados rivales: Wèi(魏), Shǔ(蜀) y Wú(吴).

Ubicación

El primer reino, liderado por Cao Cao (曹操 Cáo Cāo) se encontraba en el norte; el segundo, dirijida por Liu Bei (刘备 Liú Bèi), quien en principio tenía como objetivo restaurar la dinastía Han, se situaba en el sudoeste; y el tercero, encabezada por Sun Quan (孙权 Sūn Quán ) en el sudeste.

Historia

Cao Cao

Wei fue el más poderoso de los tres en cuanto a lo militar, seguido por Wu y por último Shu. Es por eso que en el 263 d.C. Shu fue destruido por Wei. Dos años más tarde con el ascenso de SiMa Yan (司马炎 Sī Mǎ Yán) pasó a llamarse dinastía Jin. Wu fue destruido por este último en el 280 d.C., de esta manera se lleva a cabo la reunificación de toda China.

La historia de los Tres Reinos fue registrada oficialmente por Chen Shou (陈寿 Chén Shòu) en su libro Registro de los Tres Reinos (三国志 sān guó zhì).

El término "Tres Reinos" es una traducción inexacta, puesto que cada estado estuvo eventualmente gobernado por un emperador que reclamaba su legítimo derecho de sucesión a la dinastía Han y no por reyes. Sin embargo, esta denominación se ha convertido en estándar entre los sinólogos.

El periodo de los Tres Reinos es uno de los más sangrientos en la historia de China. Un censo de la población a finales de la dinastía Han oriental calculaba una población de aproximadamente 56 millones, mientras otro censo posterior reporta aproximadamente 16 millones, teniendo en cuenta las imprecisiones de los registros censales de la época, es seguro asumir que un amplio porcentaje de la población fue exterminada durante las constantes guerras declaradas durante este periodo.

Población

En términos de mano de obra, Wei era con diferencia el más fuerte, reteniendo más de 660.000 familias y 4.400.000 personas dentro de sus fronteras. Shu tenía una población de 940.000, y Wu de 2.300.000. Por lo que Wei tenía más del 58% del la población y alrededor del 40% del territorio. Con estos recursos, se estima que pudo reunir a un ejército de 400.000 mientras Shu y Wu podía dirigir a unos 100.000 y 230.000 respectivamente, a grandes rasgos el 10% de sus respectivas poblaciones. La alianza Wu-Shu contra Wei demostró ser una configuración militar estable; las fronteras básicas de los Tres Reinos apenas cambiaron durante más de cuarenta años.

Comercio y transporte

Estas divisiones geográficas están subrayadas por el hecho de que las principales rutas de comunicación entre las tres regiones principales estaban todas hechas por el hombre: el Gran canal enlazando el norte y el sur, el cámino de transporte a través de las Tres gargantas del Yangzi uniendo el sur de China con Sichuan y las carreteras de galería uniendo Sichuan con el noroeste. La ruptura entre las tres entidades fue bastante natural e incluso anticipada por la previsión política de Zhuge Liang.

Final de los Tres Reinos

Después del 230 las tensiones comenzaron a hacerse visibles entre el clan imperial Cao y el clan Sima. Siguiendo a la muerte de Cao Zhen, el faccionalismo era evidente entre Cao Shuang y el gran comandante Sima Yi. Deliberadamente, Cao Shuang colocó a sus partidarios en puestos importantes excluyendo a Sima, lo que él tomó como una amenaza. El poder del clan Sima, una de las grandes familias terratenientes de los Han, fue reforzado por las victorias militares de Sima Yi.

De forma adicional, Sima Yi era un estratega y político extremadamente capaz. En el 238 aplastó la rebelión de Gongsun Yuan y llevó a la región de Liangdong directamente bajo el control central. En última instancia, sobrepasó a Cao Shuang en el juego de poderes. Aprovechándose de una incursión de los hombres del clan imperial a las tumbas de Gaoping, Sima emprendió un golpe de estado en Luoyang, arrebatando la autoridad de la facción de Cao Shuang. Hubo muchas protestas frente al abrumador poder de la familia Sima, siendo la más notable la de los Siete sabios de la arboleda de bambú. Uno de los sabios, Xi Kang, fue ejecutado como parte de las purgas después de la caída de Cao Shuang.

La decreciente fuerza del clan Cao se reflejó en la decadencia de Shu. Después de la muerte de Zhuge Liang, su posición recayó en Jiang Wei, Fei Wei y Dong Yun, en ese orden. Pero después del 258, las políticas Shu fueron controladas cada vez más por la facción de los eunucos y la corrupción fue en aumento. A pesar de los enérgicos esfuerzos de Jiang Wei, protegido de Zhuge, Shu fue incapaz de asegurar ninguna victoria decisiva contra Wei. En el 263, Wei lanzó un ataque en tres frentes y el ejército Shu fue forzado a una retirada general desde Hangzhong.

Jiang Wei rápidamente mantuvo la posición en Jiange pero fue sobrepasado por el comandante Wei Deng Ai, que forzó a su ejército a marchar desde Yingping a través de territorio que se consideraba impracticable. Al llegar el invierno de ese año, la capital Chengdu había caído y el emperador Liu Chang se había rendido. El estado de Shu había llegado a su fin después de cuarenta y tres años.

Siguiendo a la muerte de Sun Quan en el 252, el reino de Wu entró en un periodo de decadencia progresiva. La triunfante represión Wei de las rebeliones en la región de Huainan por Sima Zhao y Sima Shi redujeron cualquier oportunidad de la influencia de Wu. La caída de Shu marcó un cambio en las políticas de Wei. Sima Yan (nieto de Sima Ti), después de aceptar la rendición de Liu Shan, expulsó al emperador Wei y proclamó su propia dinastía de Jin en el 264, acabando con cuarenta y seis años de dominio Cao en el norte.

Cuatro años más tarde, Lu Kang, el último gran general de Wu, murió, sin dejar ningún sucesor competente. La planeada ofensiva Jin llegó finalmente en el invierno de 279. Sima Yan lanzó cinco ofensivas simultáneas a lo largo del río Yangzi desde Jiangkan a Jiangling mientras la flota de Sichuan navegaba río abajo hacía la provincia de Jin. Bajo la tensión de un ataque tan enorme, las fuerzas de Wu se colapsaron y Jiangkang cayó en el tercer mes de 280, cerrando cerca de un siglo de conflicto.

Leyendas y historias

Sin embargo, al ser visto de forma romántica no sólo en China sino también por diversas culturas asiáticas, como por ejemplo Japón, Corea y países del sudeste asiático, existe gran cantidad de obras, cuentos tradicionales, óperas u otros que relaten fragmentos de su historia.

El más conocido de todos es una novela llamada Romance de los Tres Reinos (三国演义 sān guó yǎn yì) escrito por Luo GuanZhong (罗贯中Luó Guàn Zhōng) en el siglo XIV.

En la actualidad siguen surgiendo recreaciones de la historia, sea en forma de películas, series de televisión, videos juegos o novelas contemporáneas.

Fuentes