Saltar a: navegación, buscar

Urraca

(Redirigido desde «Pica pica»)
Urraca
Información sobre la plantilla
Urraca.jpg
Ave paseriforme
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Clase:Aves
Familia:Córvidos

Urraca (Pica pica). Paseriforme de la familia de los córvidos y del género "Pica", de unos 45 cm de longitud. En la región ventral, el dorso y la parte de las rémiges primarias, el plumaje es de color blanco, y negro en el resto del cuerpo. Cola muy larga.

Distribución geográfica

El área de dispersión de la urraca comprende Europa, gran parte de Asia, el extremo septentrional de África y las regiones occidentales de América del Norte. En España peninsular y Portugal es nidificante, sedentaria. En las zonas montañosas resulta muy común hasta el setecientos metros, rara entre setecientos y mil quinientos, y excepcional a altitudes superiores.

Movimiento

Avanza por el suelo moviendo y alzando rítmicamente la larga cola, igual como hacen el zorzal y el petirrojo. Dado su peso, para volar se ve obligada a efectuar un aleteo continuo y, por tanto, cuando sopla viento avanza con lentitud y notoria inseguridad. Vuela de árbol en árbol y de un matorral a otro, pero no lo hace en ningún caso sin un objeto preciso.

Supervivencia

En cuanto a los sentidos, nada tiene que envidiar al cuervo, que tampoco la supera en el aspecto intelectivo. Distingue muy bien a las personas, y también los animales, amigos o enemigos. Respecto al hombre mantiene siempre una actitud precavida, mientras que con los animales puede mostrarse atrevida, e incluso cruel. Por regla general vive en grupos, pese a su característica agresividad. En otoño e invierno, las urracas se congregan en bloque al descanso nocturno en "dormitorios" comunes, en los que a veces se ven hasta doscientos individuos. Durante el día, se dispersan y viven en parejas.

Reproducción

En primavera, antes del período de la reproducción y durante el mismo, charla durante horas enteras. El emparejamiento es precedido como en el caso de los arrendajos comunes, por una serie de ceremonias colectivas cuyo significado no se conoce con exactitud, aunque parece que como ocurre en muchas especies en que no existe un claro dimorfismo sexual, la finalidad de este ritual prenupcial no es otra que vencer la agresividad instintiva de machos y hembras. Al parecer, una vez constituida la pareja, los cónyuges ya no se separan de por vida. Sitúan el nido, sólido y de grandes proporciones, en las ramas más altas de los árboles, o bien en matorrales. La base, hecha de ramas secas y espinosas, está cementada por una gruesa capa de arcilla, sobre la cual se dispone la copa, hecha de pelos y raíces, y construida cuidadosamente.

La parte superior tiene una forma de cúpula y está hacha con espinas y ramas secas. La puesta se compone de seis a nueve huevos, y por lo general se efectúa entre mediados de abril y la segunda quincena de mayo. La cáscara es de color verdoso, jaspeado de castaño. La eclosión se produce al cabo de unas tres semanas de incubación, la cual corre a cargo de la hembra exclusivamente, mientras que su compañero se encarga de alimentarla. Los polluelos permanecen en el nido durante unas tres semanas. Cuando lo abandonan, su plumaje es ya muy parecido al de sus progenitores, pero la cola no ha alcanzado su pleno desarrollo.

Alimentación

Se alimenta de insectos, coleópteros en especial, que le atraen por sus vivos colores; se nutre también de gusanos, caracoles, pequeños invertebrados, fruta, bayas y cereales. En primavera resulta muy perjudicial, por cuanto saquea los nidos de los pájaros más débiles. A menudo ataca también adultos a los que se agrega para buscar alimento, lanzándose entonces sobre ellos por sorpresa. Al igual que todos los córvidos, también se nutre eventualmente de carroña, por lo cual puede decirse que su dieta es omnívora.

Cautiverio

Los ejemplares capturados jóvenes se domestican con facilidad y aprenden a jugar, a cantar melodías sencillas e incluso a pronunciar alguna palabras. Resultarían, pues, muy agradables, si no tuvieran la costumbre de apoderarse de los objetos brillantes y ocultarlos, razón por la que se le da también el nombre de "urraca ladrona"; por otra parte, según parece, su denominación castellana procede del árabe surrak, que significa ladrón.

Subespecies

Fuentes