Saltar a: navegación, buscar

Pollos de engorde

(Redirigido desde «Pollo de ceba»)
Pollo de engorde
Información sobre la plantilla
Pollos de engorde.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Galliformes
Familia:Phasianidae

Pollo de engorde. Es el pollo en su fase inicial de vida, el cual es criado en granja y engordado. Su alimentación consta de vitaminas y proteínas que se le da o se denomina balanceado, para que al final del proceso tenga el mayor peso y finalmente se sacrifica. Su fin es lograr el incremento de la producción de la granja avícola y por consiguiente el aumento de mercado.

Alimentación

La alimentación es la fase mas importante dentro del proceso del pollo, ya que constituye mínimo el 70% del costo de producción y por ende es el factor primordial a considerar. Una alimentación adecuada nos asegurará en el pollo una buena constitución corporal en cuanto a músculos, huesos y grasas.

Cada programa de alimentación es relativo y varía dependiendo de las necesidades que se tienen para obtener del pollo (peso del pollo, porcentaje despresado, asaderos, subproductos para carnes frías, etc.). De manera práctica se suministra 1500 gramos de alimento iniciación al macho y 1200 gramos a la hembra, con el fin de desarrollar estructuralmente mejor al macho para que alcance todo su potencial genético. El alimento se suministra en presentación en harinas o en presentación crombelizado para la fase de iniciación, aunque esto depende tambien del del clima, altura y formulación. Solo se suministra en presentación de pellets en la última semana.

Control y materia prima para la formulación del alimento

Se controla con la suspensión del mismo para que pueda asimilar todo lo que ha consumido, es por ello la importancia de la iluminación nocturna. En épocas de calor, lo cual es una fuente de estrés y tiene como consecuencia inmediata un descenso significativo en la ingestión de alimentos y repercute en el crecimiento de los pollos, es muy importante el control de la alimentación, siempre que se pueda, tomando medidas de reservas preventivas a posibles atrasos (por ejemplo de encargo) u otras necesidades. Normalmente para un análisis de balanceado se toma en cuenta las proteínas la cual fluctúa entre 18% y 24%, la grasa en 3% y 4%, la fibra entre 4% y 5%, y las calorías, factores muy importantes para balancear una dieta de pollo. A grosso modo, la materia prima necesaria incluye maíz y sorgo, que representan 60%, harina de soya, harina de pescado, polvillo, aceite de palma, sal y compuesto de vitaminas y minerales.

Calidad del pollito

Las plantas de incubación tienen un tremendo impacto en el éxito de una producción intensiva de pollos de engorde. Para los pollitos la transición desde la planta de incubación a la granja, puede ser un proceso estresante, por lo tanto, los esfuerzos para minimizar el estrés son fundamentales para mantener una buena calidad de pollito.

Características de una buena calidad de pollito

  • Bien seco y de plumón largo.
  • Ojos grandes, brillantes y activos.
  • Pollitos activos y alertas.
  • Ombligo completamente cerrado.
  • Las patas deben ser brillantes a la vista y cerosas al tacto.
  • Las articulaciones tibiotarsianas no deben estar enrojecidas.
  • Los pollitos deben estar libre de malformaciones (patas torcidas, cuellos doblados o pico cruzados).

Ambiente convencional y cerrado

Cuando se planee la construcción de un galpón para pollos de engorde primero se debe seleccionar un terreno con buen drenaje y con suficiente corriente de aire natural. El galpón debe orientarse sobre un eje este – oeste para reducir la cantidad de luz solar directa en las paredes laterales durante las horas más calurosas del día. El principal objetivo es reducir al máximo las fluctuaciones térmicas que ocurren en un periodo de 24 horas, tomando especial cuidado durante las noches. Un buen control de temperatura promueve mejoras en la conversión de alimento y en la tasa de crecimiento de las aves.

  • El material del techo debe tener una superficie reflectora en su parte externa pare bajar la conducción de calor solar. Adicionalmente el techo debería ser aislado.
  • Los sistemas de calefacción deben tener una amplia capacidad calórica de acuerdo con el clima regional.
  • Los sistemas de ventilación deben diseñarse para proveer suficiente oxigeno y para mantener condiciones óptimas de temperatura para las aves.
  • La iluminación debe estar orientada para suministrar una distribución uniforme de luz a nivel del piso.

Densidad del lote

Una densidad correcta del lote que asegure suficiente espacio para el desarrollo de las aves es esencial para el éxito en la producción de pollos de engorde. En adición a las condiciones de rendimiento y de margen económico, una correcta densidad del lote afecta directamente el bienestar animal. Para evaluar la densidad del lote de una manera precisa deben considerarse varios factores como clima, tipo de galpón, peso de beneficio de las aves en adición a las regulaciones de bienestar animal de la región. Errores en la determinación de una correcta densidad del lote traerá como consecuencias problemas de patas, rasguños de piel, hematomas y elevada mortalidad.

Adicionalmente la calidad de la cama se verá comprometida. El raleo de una parte del lote es una forma de mantener una buena densidad. En algunos países un elevado número de aves son alojadas en un galpón para ser criadas a a dos diferentes pesos de mercado. Al ser alcanzado el peso menor, un 20 – 50% de las aves son removidas para venderse a un segmento comercial determinado. De esta manera, las aves restantes dentro del galpón tendrán más espacio y se pueden mantener en la fase de crecimiento hasta alcanzar un peso superior.

Requerimientos claves para instilación de cortinas

  • La parte superior de la cortina debe tener un traslape con una superficie sólida para prevenir filtraciones de aire. Se recomienda un traslape de al menos 15 cm (6 in.).
  • Una mini cortina de 25 cm (10 in.) instalada en el exterior del galpón a la altura del alero

evitara aun más las filtraciones de aire por sobre la parte superior de la cortina.

  • Las cortinas deben encajar en un sobre que es una mini cortina de 25 cm . que sella verticalmente la cortina en los extremos laterales.
  • Las cortinas deben tener un doblez triple en los bordes.
  • La bese de la cortina debe sellarse para prevenir filtraciones de aire al nivel del suelo.
  • Los agujeros y rasgadoras de las cortinas deben repararse.
  • Las cortinas funcionan de una manera más eficiente si son controladas automáticamente

usando temperatura y velocidad del viento como criterio para apertura y cerrado.

  • La altura optima de la mini pared es de 50 cm.
  • El alero del techo debe ser de 1,25 m.

Aislamiento

La clave para mantener un óptimo rendimiento de las aves es el suministro de un ambiente constante dentro del galpón, especialmente durante el periodo de cría. Amplias fluctuaciones en la temperatura del galpón causaran estrés en los pollitos y reducirán el consumo de alimento. Adicionalmente las fluctuaciones de temperatura del galpón resultarán en un consumo de energía superior de las aves para mantener la temperatura corporal. Los requerimientos de aislamiento más importantes están en el techo. Un techo bien aislado reduce la penetración del calor solar dentro del galpón durante los días calurosos reduciendo el estrés calórico en las aves.

En climas fríos un techo bien aislado reduce la perdida de energía y el consumo de energía requerida para mantener un ambiente correcto para los pollitos durante la etapa de crianza, que es la fase más importante para el desarrollo del pollito.

Cámara para crianza

En galpones deficientemente aislados se pueden reducir las fluctuaciones de temperatura construyendo una mini cámara adentro del galpón. La mini cámara se compone de un cielo falso a la altura de los aleros del galpón. EL cielo falso reduce las variaciones de temperatura y facilita el control de temperatura. De una manera similar, una cortina interior deberá instalarse dejando un metro de separación con la cortina exterior.

La cortina interna debe sellar completamente desde el suelo hasta el cielo falso. Esta cortina se debe abrir desde arriba y nunca desde abajo debido a que incluso pequeñas corrientes de aire causaran el enfriamiento de los pollitos. Esta segunda cortina se puede usar para ventilación temprana.

Equipos

Sistema de bebederos

Suministro de agua limpia y fresca con un adecuado flujo es fundamental para la producción avícola. Sin un adecuado consumo de agua el consumo de alimento disminuirá y el rendimiento general de las aves será comprometido. Sistemas de bebederos abiertos y cerrados son comúnmente utilizados en granjas avícolas. Bebederos de campana (Sistemas abiertos) Sistemas abiertos de bebederos presentan una ventaja de costo con respecto a los sistemas cerrados, pero se correlacionan con un mayor problema en calidad de cama, decomisos e higiene del agua. La pureza del agua es difícil de mantener con sistemas abiertos debido a que las aves continuamente introducen contaminantes en los bebederos resultando en la necesidad de una limpieza frecuente. Esto se relaciona directamente con el uso de mano de obra y con un mayor desperdicio de agua.

Las condiciones de la cama son un buen indicador del ajuste de presión de agua. Cama excesivamente mojada debajo de los bebederos indica que la presión de agua es muy elevada, que los bebederos están demasiado bajos o que el lastre dentro de los bebederos es inadecuado. Si la cama debajo de los bebederos está demasiado seca puede indicar que la presión de agua es demasiado baja.

Bebederos de niple (sistemas cerrados)

  • Bebederos de niple de alto flujo operan con un flujo de 80 a 90 ml/min (2,7 a 3 fl. oz/min).

Estos bebederos mantienen una gota de agua al final del niple y poseen una copa que atrapa excesos de agua que puedan filtrar por el niple. Generalmente se recomiendan 12 aves por cada niple de alto flujo.

  • Bebederos de niple de bajo flujo operan con un flujo de 50 a 60 ml/min (1,7 a 2 fl. oz/min).

Estos bebederos generalmente no tienen copas y la presión se ajusta para cumplir con los requerimientos de las aves. Generalmente se recomiendan 10 aves por cada niple de bajo flujo.

Medidores de agua

El uso de medidores de agua para monitorear el consumo de agua es una forma excelente de estimar el consumo de alimento. Para asegurar un adecuado flujo, el tamaño de los medidores de agua debe estar en relación con el tamaño de las cañerías de abastecimiento de agua. El consumo de agua debe evaluarse todos los días a la misma hora para hacer una correcta evaluación de las tendencias de rendimientos generales y bienestar animal. Cambios en el consumo de agua deben ser investigados debido a que esto puede indicar un problema de fuga de agua, un problema sanitario de las aves o un problema con relacionado con la alimentación de las aves. Normalmente una baja en el consumo de agua es el primer indicador de un problema en el lote.

Sistemas de comederos

Independiente del tipo de comedero que se utilice, el espacio para alimentación de las aves es absolutamente crítico. Si el espacio para alimentación es insuficiente, la tasa de crecimiento se reducirá y la uniformidad del lote se verá severamente comprometida. La distribución del alimento y la proximidad de los comederos a las aves son factores claves para lograr las tasas programadas de consumo de alimento. Todos los sistemas de comederos deben ser calibrados para permitir suficiente volumen de alimento con el mínimo de desperdicio.

Sistemas de calefacción

Una de las claves para maximizar el rendimiento de las aves es el suministro de un ambiente de alojamiento adecuado (temperaturas ambientales y de piso para pollitos). La capacidad calórica requerida dependerá del clima regional (temperatura ambiental), aislamiento del techo y nivel de sellado del galpón.

Sistemas de ventilación

El propósito de la ventilación mínima es la de proveer una buena calidad de aire. Es importante que las aves siempre tengan niveles adecuados de oxigeno y mínimos niveles de CO2, CO, NH3 y polvo (refiérase a la guía de calidad de aire). Una ventilación mínima inadecuada y por lo tanto una baja calidad de aire dentro del galpón traerá como consecuencia elevados niveles de amoníaco, dióxido de carbono y humedad que a su vez pueden desencadenar ascitis y enfermedades crónicas del tracto respiratorio. Los niveles de amonio deben evaluarse al nivel de las aves. Los efectos negativos del amoniaco incluyen quemaduras de patas, lesiones de ojos, ampollas en la pechuga/ lesiones de piel, bajo peso corporal, baja uniformidad, mayor susceptibilidad a enfermedades y ceguera.


Fuentes