Saltar a: navegación, buscar

Producción

Producción
Información sobre la plantilla
Produccion 1.jpg
Concepto:Del latín productĭo, el término producción hace referencia a la acción de producir, a la cosa producida, al modo de producirse o a la suma de los productos del suelo o de la industria.
Producción. Proceso de consumo de la fuerza de trabajo y creación de medios de producción y objetos de uso personal necesarios para la existencia y desarrollo de la sociedad humana. El proceso de producción como actividad humana dirigida a un fin por medio del cual los hombres actúan sobre la naturaleza exterior y la modifican con el fin de adaptarla a sus necesidades, a la vez que modifican su propia naturaleza, constituye una condición natural y eterna de la vida humana.

Proceso de producción

El proceso de producción como actividad humana dirigida a un fin por medio del cual los hombres actúan sobre la naturaleza exterior y la modifican con el fin de adaptarla a sus necesidades, a la vez que modifican su propia naturaleza, constituye una condición natural y eterna de la vida humana.

Los elementos fundamentales de todo proceso de producción son:

  • la actividad de los hombres dirigida a un fin;
  • su trabajo;
  • el objeto del trabajo;
  • los medios de producción.

En el proceso de la producción, los hombres actúan también unos sobre otros, agrupándose de manera determinada para una actividad conjunta. Ello explica que la producción posea siempre un carácter social. Por consiguiente, la producción presenta dos aspectos: el de las fuerzas productivas y de las relaciones de producción.

La producción está indisolublemente relacionada con la distribución, el intercambio y el consumo, forma con ellos un todo único, con la particularidad de que la producción aparece como momento inicial y determinado respecto al consumo.

La producción está relacionada con el consumo por medio de la distribución, la cual, condicionada por el modo de producción, por la forma de propiedad, establece el volumen de la parte de producto social que reciben los diversos miembros de la sociedad.

La producción siempre existe en una forma social determinada, históricamente constituida. Puede ser producción de la comunidad primitiva, esclavista, feudal, la pequeña producción mercantil; capitalista, socialista.

Los rasgos generales de la producción (unidad de sus elementos fundamentales, vínculo con la distribución, el intercambio y el consumo), adquieren un carácter diverso según sea su tipo histórico, es decir, el modo de producción, el carácter de las relaciones de producción.

En la economía

En la economía la producción es la creación y el procesamiento de bienes y mercancías. El proceso abarca la concepción, el procesamiento y la financiación, entre otras etapas. La producción es uno de los principales procesos económicos y el medio a través del cual el trabajo humano genera riqueza.

En la sociedad

Existen diversos modos de producción dentro de una sociedad, determinados por las relaciones de producción que las personas establecen entre sí. A través de las relaciones de producción, el trabajo individual se convierte en una parte del trabajo social.

En los medios

Por otra parte, al proceso de realización de una película, un programa de tv o de radio, en el cual intervienen varias personas, aspectos y que son los que en definitiva permiten que la misma o el mismo se concrete, se conoce popularmente como producción. Asimismo, a la película o programa ya concretado, filmado se lo suele designar con la palabra producción, tal producción española, norteamericana, mexicana, entre otras.

Modos de Producción

Entre los distintos modos de producción, puede mencionarse el esclavista (donde la fuerza de trabajo es esclava, por lo tanto, no es propiedad del trabajador), el feudal (relacionado con la actividad agrícola) y el capitalista (donde el trabajador, a través de un contrato, vende su fuerza de trabajo a cambio de un salario). Para el filósofo alemán Karl Marx, el modo de producción no está determinado por qué se produce ni por cuánto se produce, sino por cómo se lleva adelante dicha producción.

Concentración de la producción

Fenómeno en virtud del cual una parte cada vez mayor de los medios de producción, de la fuerza de trabajo y de la elaboración de mercancías se centre en grandes empresas.

En el régimen capitalista, el fenómeno tiene lugar a lo largo de una durísima lucha competitiva entre los capitalistas, a la caza de beneficios. Concentrando en alto grado los medios de producción y la mano de obra, los capitalistas reducen sensiblemente los costos de producción, utilizan con más amplitud la nueva técnica, organizan la producción masiva en cadena, aumentan el volumen y el grado de explotación de la clase obrera. Sobre el proceso indicado ejercen una influencia enorme la concentración y la centralización del capital, dado que así se forman capitales de enorme magnitud, indispensables para organizar la gran producción. A su vez el hecho de que la producción se concentre acelera los procesos de concentración y centralización del capital. Las grandes empresas poseen gran capacidad competitiva, se hallan en situación ventajosa frente a las empresas pequeñas, a las que desplazan y absorben en la lucha sin cuartel que se sostiene en el plano de la competencia.

Como observó Lenin, la concentración de la producción, al llegar a cierto grado de desarrollo, conduce al monopolio. Dicha concentración es un factor importantísimo en la transformación del capitalismo de la libre competencia en capitalismo monopolista. Con el paso al imperialismo, este proceso de concentración todavía se acelera más, dado que bajo el dominio de los monopolios, la lucha competitiva alcanza aun mayores extremos de dureza. En los Estados Unidos, desde 1939 hasta 1955, el porcentaje de personas ocupadas en empresas con un número de obreros superior a 1.000, creció del 22,3% al 33,6%. Lo característico de la concentración de la producción capitalista es su extraordinaria desigualdad. Donde este proceso se efectúa con mayor rapidez es en la industria, sobre todo en la industria pesada, y resulta sensiblemente más lento en la agricultura. La concentración de la producción se acentúa durante las crisis económicas y las guerras, y conduce a la brutal agravación de las contradicciones del capitalismo, ante todo de la que existe entre el carácter social de la producción y la forma privada de apropiación; a la vez que eleve las ganancias de los monopolios, aumenta en proporciones enormes la intensidad y la productividad de los obreros lo cual, en el régimen capitalista, conduce al crecimiento de la desocupación. Al mismo tiempo, desempeña un gran papel en la creación de las premisas materiales y sujetivas de la revolución socialista, pues socializa la producción y contribuye así a que la clase obrera se organice mejor y se cohesione más.

En la economía socialista, la producción industrial y agrícola altamente concentrada es resultado del dominio de la propiedad social sobre los medios de producción y del sistema planificado de la economía nacional. Concentrar la producción implica combinar las empresas, hacer que cooperen y se especialicen. El nivel de la concentración es determinado por el peso específico de las grandes empresas en toda la producción y en la potencia productiva global de tal o cual rama de la industria. La concentración de la producción se eleva fundando nuevas fábricas y reconstruyendo las ya existentes. Bajo el socialismo, el concentrar la producción abre grandes posibilidades al progreso técnico, que es, a su vez, la premisa y la condición necesaria para que la producción siga concentrándose.

Especialización de la producción

Es una de las formas de la división social del trabajo tanto entre distintas ramas de la industria y de la producción agrícola como en el interior de una rama en los diferentes estadios de elaboración del material.

Bajo el socialismo, la especialización presenta un carácter planificado. En la industria se distinguen tres formas básicas de especialización:

  1. especialización por artículos (por ejemplo, empresas automovilísticas, de tractores y otras empresas de construcción de maquinaria);
  2. especialización por piezas (por ejemplo, fábricas de cojinetes a bola);
  3. especialización por fases de trabajo o tecnológica.

Bajo el capitalismo, la especialización choca con las limitaciones relacionadas con la propiedad privada sobre los medios de producción, se halla subordinada al afán de obtener ganancias máximas y se lleva a cabo en medio de una durísima lucha competitiva entre las empresas capitalistas.

Cuando la economía está planificada y se han organizado grandes zonas económicas, se dan condiciones favorables para mejorar la cooperación y la especialización de las empresas. El desarrollo de la especialización y de la cooperación, así como la acertada conjugación de las empresas similares es una de las condiciones más importantes del progreso técnico y de la organización racional del trabajo social. Se debe concentrar preferentemente en grandes empresas especializadas la producción de artículos de un mismo tipo, previendo su emplazamiento más racional. Cada vez tiene más importancia la especialización en la agricultura. La especialización permite que se organice mejor la gran producción en cadena e incrementa en gran medida la productividad del trabajo social, condición primordialísima para crear la base material y técnica del comunismo.

Fuentes