Saltar a: navegación, buscar

Rosalía

Rosalía
Información sobre la plantilla
Título originalRosalía
Autor(a)(es)(as)Daimy Díaz Laborda
Editorial:Ácana Camagüey, 2012
ColecciónMusa traviesa
GéneroNoveleta
ImprentaSistema Computarizado de la Editorial Ácana, Camagüey.
EdiciónAna Ivis Capote Benaiges
Diseño de cubiertaOsmaida Jiménez Rodríguez
IlustracionesDamaris Díaz Laborda
Primera edición2012
Ejemplares1000
ISBN978-959-267-295-6
PaísCuba Bandera de Cuba
PremiosGuáimaro al centro de todo

Rosalía, una rana que vive entre las hojas de las matas de plátano, adora el Romerillo y pasa largas horas contemplándolo cuando florece. Su mayor sueño era recorrer esos campos colmados de Romerillos sin importarle cuan extensas sean la elevaciones que tenga que atravesar. En cambio vacila en la decisión en concretar el viaje. No porque lo viera como algo imposible, todo lo contrario; estaba segura que si las orugas se convertían en mariposas ella podría ser una gran viajera.

Descripción

Su viaje comienza dormida si ser vista entre los plátanos maduros de un racimo que trajera el padre de una niña llamada Roxana, quien la protegió de la madre que al verla huyó despavorida en busca del padre con las peores intenciones. Escondida por la niña en la caja donde la mamá guarda los hilos paso la ranita varios días sin grandes acontecimientos hasta que fuera descubierta a causa de la rotura de una camisa de uno de los miembros de la familia. Y antes que la niña pudiera socorrerla el padre la lanzó y quedó a merced del aire vista por una nube pasajera.

Desde el techo de una casa, donde terminó impactada, cayó sobre el lomo de un gato en el justo momento en que éste se decidía a arremeter contra un gorrión. Gracias al impacto de Rosalía el ave se libro de las garras del felino, pero la rana tuvo que improvisar nuevos saltos al descubrir el mal humor del gato y escabullirse en el interior de una casa. Un anciano la vio y la capturó: nuevamente se vio en el aire.

Mientras volaba aplicó una técnica para comprobar la dirección del aire, y al saberse lejos del platanal, empezó a extrañar el lugar donde se alimentaba, en el que suspiro de amor por primera vez, se reunía para escuchar los cuentos de su tío y la alentaba la valentía del grillo violinista cuya historia de amor le arrancaría mas de un suspiro. Y en ese instante se percato de que había caído en medio de un grupo de latas viejas poblado por una colonia de mosquitos; devoró miles y se recostó a dormir la siesta entre las latas con la barriga llena. Y así entre otras aventuras la ranita traviesa cumplía su sueño.


Datos del autor

Daimy Díaz Laborda natural de San Serapio, Camagüey. Técnico Medio en Veterinaria, Contabilidad y Costo. Egresada del Curso de Técnicas Narrativas del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Actaualmente licenciada en Estudios Socioculturales. Miembro del Taller Literario Manuel Navarro Luna de a la Casa de Cultura “26 de Noviembre” del Municipio Minas.

Premios

Ha obtenido diversos premios en Encuentros Debate de Talleres litetarios a nivel Municipal.Ostenta además el Sello Forjadores del Futuro otorgado en el 2005. En el 2007 fue premiada en el concurso nacional de reseñas Leamos Más. En el 2008 obtuvo mención en el Concurso Literario por el 40 Aniversario del Taller Literario Rubén Martínez Villena de la UNEAC en Camagüey. Obtuvo el premio en el Primer Concurso de la Tecla Ocurrente del Periódico Juventud Rebelde. Además mereció el recocnocimiento en la V edición del del concurso provincial Guáimaro al centro de todo en el año 2009. Fue seleccionada para formar parte de la antología de cuentos “Todo un cortejo caprichoso. Cien Narradores cubanos”.

Fuentes

  • Tomado del Libro “Rosalía” de Daimy Díaz Laborda, publicado por la Editorial Ácana, de Camagüey.