Saltar a: navegación, buscar

Síndrome de la furia

Síndrome de la furia
Información sobre la plantilla
SindF.jpg
Concepto:Síndrome de la furia, es un problema Neurológico muy frecuente en los Spaniel, pero no característico de una raza específica.


El síndrome de furia o también conocido como Rage Syndrome(nombre en inglés), es un trastorno del comportamiento canino descrito sobre todo, pero no exclusivamente, en los Spaniels (más concretamente, en los Cocker Spaniel).

Además del Cocker este problema se ha encontrado además en el Cocker Americano, el Bouvier de Berna, Chesapeake Bay Retriever, [[Dobermann], Bull Terrier, Springer Spaniel, Pastores Alemanes, Golden Retriever Montaña de los Pirineos, y San Bernardo De nuevo el número de animales afectados es muy pequeño.

El trastorno, que puede tener una causa fisiológica, se suele a atribuir a simple mal comportamiento, pero no es un tema etológico y en determinadas razas puede ser peligroso para los humanos.

Síntomas

Los perros afectados por el síndrome de furia muestran un comportamiento normal, pero súbitamente se muestran agresivos, atacando y mordiendo a la persona que esté más cerca. El ataque dura unos diez minutos o menos, y durante el mismo, el perro tiene la mirada perdida, no atiende a estímulos externos (gritos, golpes) y al finalizar se muestra abatido, exhausto y con actitud arrepentida y triste. Incluso, puede llegar a desmayarse. Uno de los principales problemas en este síndrome es la ausencia de display de ataque, es decir, el perro no muestra intenciones de atacar (no gruñe ni ladra, no muestra los dientes ni eriza el pelo del lomo), por lo que, al unirse con lo repentino del ataque, hace imposible prever estas situaciones. Por lo demás, el perro muestra un comportamiento completamente normal y su estado físico es, en general, sano.

Causas

El síndrome parece originarse en el hecho de que las razas populares, debido a su crianza descontrolada, sufren una impresionante serie de afecciones genéticas. Pero las causas no están claras. Lo que sí es seguro, es una afección neurológica y las teorias hablan de una variante de epilepsiaunan una forma canina de esquizofrenia, niveles bajos de serotonina en el cerebro, y disfunciones del tiroides. Tampoco está claro si las condiciones ambientales pueden favorecer o inhibir el desarrollo de este trastorno, lo que dificulta la prevencion.

Tratamiento

Las pruebas realizadas han ofrecido muy buenos resultados al tratar al animal con antiepilépticos y anticonvulsionantes, especialmente con fenobarbital. También determinados ansiolíticos como el Diazepam se han mostrado eficaces. Al ser un síndrome aún bastante desconocido, no existe un protocolo claro de tratamiento.

Fuentes