Saltar a: navegación, buscar

Santuario de Ise

Santuario de Ise
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Japón
Santuario-de-Ise-1-530x386.jpg
El Santuario de Ise es el centro de adoración de dos principales kami.
Tipo de unidad:religiosa
País:Japón
Dirección:Ciudad de Ise

El Santuario de Ise, también conocido como el Gran Santuario de Ise y oficialmente como El Santuario, es el santuario Shintō más importante de Japón, considerado el lugar más sagrado de esta religión. Se localiza en la ciudad de Ise, en el centro de la prefectura de Mie, en la región central-sur del país. La zona en la que se ubica el santuario forma parte del Parque Nacional Ise-Shima, que incluye además otros lugares sagrados e históricos, como Meoto Iwa y el Saiku (residencia imperial durante la era Heian). El Santuario es mencionado en los dos libros más antiguos de Japón, el Kojiki y el Nihonshoki, escritos a comienzos del siglo VIII, en los que se menciona que la fundación legendaria del Santuario fue realizada en el año 4 a. C., por la princesa Yamatohime-no-mikoto, hija del Emperador Suinin.

Localización

El Santuario de Ise se compone de dos santuarios principales: el Santuario Interior y el Santuario Exterior, situado a unos seis kilómetros al noroeste del primero. Además, estos dos complejos poseen unos ciento veintitrés santuarios subordinados de diversas categorías, noventa y uno en Naikū y treinta y dos en Gekū, sumando en total ciento veinticinco santuarios. El complejo de Naikū está dedicado a la adoración de Amaterasu Ōmikami, la diosa Shintō del Sol y antepasada de la Familia Imperial de Japón, por lo que está bajo el cuidado y la protección de ésta, concretamente del Sumo Sacerdote y de la Suma Sacerdotisa, descendientes ambos del Emperador de Japón. El complejo de Gekū está dedicado a la adoración de Toyouke no Ōmikami, diosa de los cereales, el vestido, el alimento, la vivienda, la agricultura y la industria. Posee un estilo arquitectónico arcaico conocido como Shinmeizukuri, representativo de un auténtico estilo japonés, que refleja el estilo Shintō tardío, previo a la llegada del budismo a Japón en el siglo VI y que es común a toda la prefectura de Ise.

Flora y Fauna

Bosques

En el Santuario de Ise hay además un bosque con árboles sagrados y distintas zonas donde se elaboran productos que son utilizados como ofrendas sagradas: un campo de arroz, una salina, un huerto, factorías tradicionales de seda, cáñamo y alfarería, sitios de secado de pescado, etc. También posee algunas áreas culturales como una biblioteca y tres museos, así como otras edificaciones anexas. Dentro del Santuario tienen lugar una gran cantidad de ceremonias religiosas diarias basadas en los ciclos agrícolas, indispensables en la economía japonesa tradicional. Estas actividades están organizadas por una jerarquía eclesiástica que es la encargada de manejar los elementos sagrados que son usados como ofrendas: agua, fuego, alimentos, seda, madera, música y danza, etc.

Todos los años, creyentes procedentes de todo el país acuden en peregrinación al Santuario, hecho conocido como O-Ise-Mairi, ya que, según la tradición, los practicantes del Shintō deben acudir al santuario al menos una vez en su vida. Primero lo hacen al Gekū para posteriormente peregrinar al Naikū, a pesar de que este sector es accesible sólo en ocasiones especiales. Los santuarios principales de cada complejo no son accesibles al público y sólo pueden ser vistos a cierta distancia, desde detrás de unas vallas. Mapa de la prefectura de Ise, mostrando el área que abarca todos los santuarios y establecimientos subordinados al Santuario de Ise.

Fundación

Según el Kojiki y el Nihonshoki, la adoración de Amaterasu se realizaba originalmente en el Palacio Imperial, en Yamato. No obstante, durante el reinado del Emperador Sujin, décimo emperador de Japón (mediados del siglo I a. C.); el país sufrió una serie de epidemias y otros desastres naturales. Dado que se pensaba que estas calamidades tenían un origen divino, en especial con la kami Amaterasu; el emperador asignó a su hija, la princesa Toyosukiirihime-no-mikoto, a que retirara a Amaterasu del Palacio Imperial y que se buscara un nuevo lugar de adoración; el nuevo sitio se localizaría en el este de la cuenca de Nara.

Este lugar sólo sería usado por un breve tiempo, ya que el Emperador Suinin, emperador decimoprimero, pidió a su hija, la princesa Yamatohime-no-mikoto, que buscara un lugar más placentero que sirviera como sitio permanente de adoración a Amaterasu. La princesa recorrió las provincias de Ōmi y Mino, y al llegar a la provincia de Ise escuchó la voz de Amaterasu que decía: Yo deseo vivir por siempre aquí en Ise, donde el viento de los kami sopla, el país se bendecirá con los abundantes recursos de las montañas y del mar.

Yamatohime-no-mikoto decidió construir en el vigésimo sexto año del reinado del Emperador Suinin un gran santuario en Ise, donde se celebrarían las ceremonias a Amaterasu de manera ininterrumpida. Este lugar sería el nacimiento del Santuario Interior o Naikū y a su vez de todo el actual complejo del Santuario de Ise o Jingū.

El establecimiento del Santuario Exterior o Gekū se hizo 500 años después, a finales del siglo V. Según la leyenda, Amaterasu se apareció en un sueño ante el emperador Yūryaku, emperador vigésimo primero, y ésta le dijo que no recibía de manera adecuada sus alimentos, por lo que pidió al emperador que llamara a Toyouke Ōmikami, diosa de los alimentos, vestidos y refugio, originaria de la provincia de Tanba (actualmente, norte de la prefectura de Kioto), a que se encargara de su alimentación. Tras este sueño, el emperador erigió un lugar especial de adoración y llevó a Toyouke a Ise, en donde se realizaría una ceremonia dos veces al día con el fin de que Amaterasu recibiera apropiadamente sus alimentos. Así, en el vigésimo segundo año del reinado del Emperador Yūryaku se fundó Gekū.

Arquitectura

Plano de un edificio del Santuario Principal de Naikū. Edificación en el Santuario de Ise, típico ejemplo del estilo shinmeizukuri.

El principal estilo arquitectónico en el Santuario de Ise es conocido como Shinmeizukuri, este estilo no puede ser usado en la construcción de otro santuario fuera de Ise. Cabe destacar que todas las estructuras están unidas con encajes y no unidas por clavos.

Las edificaciones están construidas con madera de ciprés japonés, puestos en pilares sobre la tierra; cada estructura mide 10,9 m × 5,5 m e incluye un piso en relieve, una serie de terrazas alrededor de la edificación y una escalera que conduce a una puerta central. El tejado está hecho de paja, adherido con diez remates dispuestos en forma de cruz, llamado katsuogi, coronado por una gran estructura que se proyecta en el techo, llamado chigi. En la cima del techo, existe un soporte de dos columnas llamado munamochi-bashira. Tanto el katsuogi, como el chigi y el munamochi-bashira son elementos arquitectónicos del Shintō tardío, estilizados de los antiguos graneros que existían anterior a la introducción de la arquitectura budista en Japón.

El área que está junto a la edificación y que será usado en la próxima reconstrucción, se llama kodenchi. Esta zona está cubierta con guijarros blancos y en ella se erige una pequeña choza de madera llamada oi-ya, esta edificación posee en su interior un poste de madera de al menos 2 metros de altura llamado shin-no-mihashira (literalmente, poste sagrado central). Cuando se realiza la reconstrucción, el Santuario Principal es construido sobre el shin-no-mihashira antes de desmantelar el oi-ya; es decir, que el shin-no-mihashira nunca es visible. El shin-no-mihashira del antiguo santuario estará sobre un nuevo oi-ya, por ende tampoco este será visto desde afuera.

La costumbre de erigir un poste central en un área sagrada cubierta con piedras, representa la antigua tradición de los lugares de adoración en Japón, y es posible que el shin-no-mihashira sea una característica de esta antigua forma de simbolismo en la actualidad.

Reconstrucción

Escena del Festival de Okihiki, en donde la madera de ciprés japonés que será usado en la próxima reconstrucción del santuario es llevado a través de la ciudad de Ise en dirección a Naikū y Gekū.

Los santuarios de Naikū y Gekū, al igual que el Puente Uji y los tesoros del santuario, son desmantelados y se construyen nuevas edificaciones y objetos con la misma forma, en un sitio adyacente cada 20 años; según la creencia Shintō de que la naturaleza muere y renace en un período de veinte años, en una ceremonia de purificación que tenía como objetivo mantener las edificaciones en un constante buen estado, manteniendo su estilo original. Este suceso especial se conoce en japonés como Jingū Shikinen Sengū literalmente, "año de la ceremonia del traslado de los santuarios en el Santuario").

Error al crear miniatura: Falta archivo
Festival

Se conoce que la primera reconstrucción fue hecha por la Emperatriz Jitō en 692, por lo tanto las edificaciones han heredado un estilo arquitectónico propio de esa época. Esta ceremonia se ha realizado de manera casi continua desde entonces (solamente hubo una suspensión por cien años durante la guerra civil del siglo XV). Las actuales edificaciones, provienen de la 61ª reconstrucción en 1993 (2 de octubre en Naikū y 5 de octubre en Gekū), y la próxima ceremonia se realizará en 2013 (que sería la reconstrucción número 62).

En el período en que transcurre entre una reconstrucción y otra, se realizan diversos festivales que marcan eventos especiales. El Festival de Okihiki, es el más importante y se realiza en la primavera por dos años consecutivos, en los años intermedios a la reconstrucción, donde participan los habitantes de las ciudades vecinas, y transportan inmensos troncos de ciprés japonés a través de las calles de la ciudad de Ise, en dirección a Naikū y Gekū. En conmemoración a la reconstrucción de 2013, el festival de Okihiki se celebró en 2006 y en 2007. Un año después de celebrar el festival, los carpinteros comienzan a preparar la madera con miras a la reconstrucción.

Origen mitológico y religioso

La religión Shintō (literalmente, camino de los dioses) es considerada la religión nativa de Japón y se basa principalmente en la influencia y armonía constante de una pléyade de ocho millones de deidades que controlan la naturaleza y el espíritu de todo lo que rodea: montañas, bosques, ríos, mares, plantas, animales e inclusive el clima; estas deidades son conocidas como kami.

En la antigüedad, Japón subsistió principalmente con la producción de arroz. Dado que los kami tienen control sobre la naturaleza, los antiguos habitantes decidieron establecer una armonía respetuosa con estas deidades, con el fin de tener buenas cosechas cada año. Para lograr sus objetivos procedieron a la construcción de lugares sagrados y la elaboración de suntuosas ceremonias, que tenían como fin satisfacer a los kami; en consecuencia, las comunidades debían trabajar de manera unificada con el fin de tener prosperidad económica y alimentaria.

Al haber una influencia determinante de cada kami se comenzó a desarrollar la mitología japonesa, contenida de primera mano en los libros Kojiki (literalmente, Crónicas antiguas) escrita en 712 y el Nihonshoki (literalmente, Crónicas de Japón) escrita en 720; considerados los libros más antiguos de Japón. En estos libros, se relata en varios capítulos la era legendaria y mítica de la creación del cielo y la tierra, el nacimiento de Japón y de diversas deidades; y su descendencia con diversas personas, sobre todo con el Emperador de Japón.

Religión

Creencias

El Santuario de Ise es el centro de adoración de dos principales kami: en Naikū se rinde tributo a Amaterasu Ōmikami, diosa del Sol que habita en el Espejo Sagrado, considerado un tesoro imperial y un goshintai, objeto que representa simbólicamente a una deidad Shintō; y en Gekū se le rinde tributo a Toyouke Ōmikami, diosa de los alimentos, del comercio y de la industria.

También dentro del complejo, cada santuario subordinado a Naikū y Gekū se le rinde tributo a un kami o a un grupo de kami. Las deidades más importantes a las cuales se le rinde adoración en el Santuario son Tsukiyomi, hermano de Amaterasu y dios de la noche; Shinatsuhiko y Shinatobe, dioses del viento y de la lluvia; Izanagi e Izanami, padres de Amaterasu, creadores del mundo y de otros kami; y la princesa Yamatohime-no-mikoto, fundadora legendaria del santuario. También en algunos santuarios se le rinde tributo a espíritus; en otras se le rinde a la "personalidad vigorosa" de un kami conocida como aramitama, y se da el caso de adoración ante Amaterasu Ōmikami no Aramitama, Toyouke Ōmikami no Aramitama o Tsukiyomi no Aramitama, etc.

Antiguamente, desde la era Kamakura hasta comienzos de la era Edo, se profesaba un credo conocido como Shintō de Ise, practicado en Gekū por el clan de sacerdotes Dokai. Tenía como principal libro sagrado, el Shintō Gōbusho, un escrito de la era Nara y que estaba dividido en cinco partes, que abarca desde la leyenda de Amaterasu hasta la fundación del santuario por la princesa Yamatohime-no-mikoto.

Plegarias

Ceremonia de Bugaku en Naikū.

Dentro del Santuario de Ise existen dos tipos de plegarias especiales ante los kami, que son realizados en unos establecimientos llamados Kaguraden (localizados dentro de Naikū y Gekū); estas plegarias se realizan dependiendo del tipo de donación que realice el devoto: Mike y Daidai-Kagura.

Mike

El Mike es una ceremonia de purificación y oraciones dirigida por un sacerdote, sin la presentación de la danza y música ceremonial de corte. Tiene una duración de quince minutos, el sacerdote ofrece las plegarias a nombre de los creyentes ante los kami. Al final de la ceremonia el sacerdote regala un talismán y parte de la comida sagrada a los creyentes.

Daidai-Kagura

La ceremonia de Daidai-Kagura tuvo su origen durante la era Edo, cuando el peregrinaje al Santuario se volvió muy popular, sobre todo en un período de bonanza que transcurría en intervalos de seis años. En ese momento, los peregrinos acudían ante un sacerdote llamado Onshi para que ejecutase el Daidai-Kagura.

Esta plegaria especial combina dos elementos: la música interpretada por músicos de la corte y las danzas ejecutadas por las miko. Esta danza tiene orígenes míticos (fue el mismo en que Amaterasu logró salir de la cueva celestial) y simboliza la fuerte creencia a los kami. Esta ceremonia es dirigida por un sacerdote y dura entre 25 y 40 minutos. El sacerdote ofrece las plegarias a nombre de los creyentes ante los kami y también al final de la ceremonia regala un talismán y parte de la comida sagrada a los creyentes. La mejor forma de rendir tributo al Santuario de Ise es pedir la ejecución del Daidai-Kagura y luego visitar al Santuario Principal a orar. Esta ceremonia es realizada diariamente entre las 8:30 a.m. y 4 p.m., siempre y cuando los devotos lo requieran.

Las danzas ceremoniales se dividen en tres clases:

  • Yamatomai: Danza ceremonial de la corte realizada por las miko, doncellas del Santuario.
  • Ninchomai: Danza tradicional de la corte realizada por un danzarín masculino.
  • Bugaku: Danza y música ceremonial de la corte, considerada la más antigua de Japón. Sólo es realizada en el Palacio Imperial en Tokio, en el Santuario de Ise, algunos otros santuarios Shintō y templos budistas de Japón. En el Santuario, se destaca principalmente el hecho de que este género es dedicado al Emperador y a los kami para apaciguar sus espíritus.

Tipos de Daidai-Kagura que existen

Existen cuatro tipos de Daidai-Kagura, cada una difiere por la cantidad de danzas a realizar:

  • Okagura: sólo Yamatomai;
  • Daidai-Kagura: Yamatomai y Ninchomai;
  • Betsu Daidai-Kagura: Yamatomai, Ninchomai y una ejecución de Bugaku;
  • Tokubetsu Daidai-Kagura: Yamatomai, Ninchomai y dos ejecuciones de Bugaku.

Talismanes y amuletos

Eto-mamori del búfalo, producido en el Santuario de Ise.

Los talismanes del Santuario y los amuletos del Santuario son los objetos que brindan protección de parte de los kami. Los talismanes son entregados siempre al final de una plegaria y por lo general deben ser puestos en un altar familiar; en cambio los amuletos deben ser guardados en el cuerpo. La tradición indica que un talismán protege a todos los miembros de la familia, mientras que un amuleto sólo protege al que lo porte. Estos objetos se consiguen en los Kaguraden de Naikū y de Gekū.

Error al crear miniatura: Falta archivo
Amuletos

Los talismanes y amuletos del Santuario de Ise son los siguientes:

  • Ken-barai: talismán en forma de espada;
  • Kaku-barai: talismán de forma oblonga;
  • Daikaku-barai: talismán de forma oblonga, pero más grande que la Kaku-barai;
  • Kaikō-taima: talismán para los pescadores, brinda seguridad en el mar y una pesca productiva;
  • Mamori-harai: pequeño amuleto que se usa en el cuerpo para proteger la salud personal;
  • Fukuroiri-mamori: amuleto que se guarda en una bolsita brocada coloreada para proteger la salud personal;
  • Kōtsū-anzen-mamori: amuleto que protege de los accidentes de tránsito;
  • Kaikō-mamori: amuleto para los pescadores, brinda seguridad en el mar y una pesca productiva;
  • Suzu-mamori: amuleto con una pequeña campana. Se usa en el cuerpo para proteger la salud personal:
  • Gakugyō-mamori: amuleto que brinda éxito en los estudios;
  • Eto-mamori: pequeño amuleto con una escultura de un animal del zodíaco chino. Disponible únicamente durante las festividades de Año Nuevo.

Instalaciones culturales

Las instalaciones culturales del Santuario de Ise comprenden cuatro lugares ubicados en una pequeña colina del Monte Kurata, a medio camino de Naikū y Gekū, justo al norte del santuario Yamatohime no miya. En éstos se puede obtener mayor información acerca del Santuario.

Museo de Historia del Santuario

El Museo de Historia del Santuario, fundado en 1911, es la instalación que ofrece la historia y la cultura del Santuario de Ise. Entre sus exposiciones se encuentran antiguos tesoros ofrecidos a los kami, objetos que reflejan la historia del Santuario, modelos en miniatura de los santuarios y otras obras de arte relacionadas al Santuario.

Museo de la Agricultura del Santuario

El Museo de la Agricultura del Santuario es considerado el museo más antiguo de Japón, con relación a la agricultura y la industria. Esta instalación está dedicada principalmente a Toyouke Ōmikami, patrona de Gekū y diosa de la agricultura e industria. Dentro de su exhibición se encuentran documentos históricos y objetos de la era Meiji.

Museo de Bellas Artes del Santuario

El Museo de Bellas Artes del Santuario fue construido en 1993, en conmemoración del 61ª ceremonia de reconstrucción. En esta instalación, diversos artistas y pintores han donado sus obras de arte como ofrendas a los kami y son exhibidos en este museo. Se ha convertido en un museo para la historia del arte moderno japonés, ya que las obras de arte se donan cada veinte años en ocasión de la ceremonia de reconstrucción.

Biblioteca del Santuario

La Biblioteca del Santuario es una institución para los sacerdotes Shintō en el estudio de la tradición del Santuario. Fundado en 1871, surgió de la unión de dos bibliotecas: Hayashizaki Bunko, localizada en Naikū y fundada en 1686; y Toyomiyazaki Bunko, localizada en Gekū y fundada en 1648; actualmente, las edificaciones de las dos antiguas bibliotecas son considerados monumentos nacionales.

Posee al menos 260.000 volumenes, principalmente libros de la religión Shintō y obras clásicas relacionadas con el Santuario de Ise. Esta colección está disponible al público, pero con preferencia a los eruditos e investigadores del Shintō.

Cerca de la biblioteca se encuentra una gran puerta hecha de madera de zelkova, conocida popularmente como La Puerta Negra de la Librería del Santuario, construida en 1780 originalmente como la entrada de la casa de la familia Fukushima Misakidayu, una familia de sacerdotes conocida durante la era Edo.

Fuentes