Saltar a: navegación, buscar

Servicio de Inteligencia Militar

Servicio de Inteligencia Militar
Información sobre la plantilla
Institución
Fundación:13 de noviembre de 1934
Disolución:18 de febrero de 1959
Tipo de unidad:Militar
País:Bandera de Cuba Cuba
Sede:La Habana
Dirección:Ciudad Militar Columbia

Servicio de Inteligencia Militar o SIM. Fue una institución militar creada en 1934 por iniciativa del Coronel Jaimé Mariné con el objetivo de vigilar los movimientos internos del Ejército u otros que afectaran la seguridad del Estado y las instituciones públicas.

Al producirse el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, el SIM se convirtió en uno de los principales órganos represivos al servicio de la dictadura. Por este motivo sus jefes fueron blanco de atentados en varias ocasiones por parte de los revolucionarios que luchaban contra Batista. Tras el triunfo de la Revolución quedó inoperante y fue finalmente disuelto el 18 de febrero de 1959.

Historia

Surgió como una idea del Coronel Jaime Mariné Montes en 1934 cuando Fulgencio Batista era jefe del Ejército de Cuba. La creación oficial estuvo amparada por el Decreto Ley No 671, del 13 de noviembre de 1934. En esa ley se expresaban las funciones de la institución:

"Informar confidencialmente al referido organismo de todos aquellos servicios estrechamente relacionados con la seguridad del Estado y de las Instituciones Públicas, cuya defensa y protección están encomendadas al Ejército Constitucional".

A partir del golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 fue una de las instituciones militares más utilizadas por el gobierno para la represión. Los miembros eran seleccionados y gozaban de la confianza de Fulgencio Batista, al extremo de que la guardia personal, por plantilla eran miembros del cuerpo.

Entre los principales miembros se destacaron el teniente coronel Antonio Blanco Rico, jefe del cuerpo, quien fuera ajusticiado por un comando del Directorio Revolucionario el 27 de octubre de 1956 en el cabaret Montmartre. Otros jefes fueron el capitán Antonio Hernández, también ajusticiado, el coronel Leopoldo Pérez Coujil, el comandante Jacinto García Menocal, el capitán Salvador Díaz Verson, el primer teniente José Castaño Quevedo y el teniente coronel Irenaldo García Báez, el capitán Belisario Hernández y el connotado asesino, coronel Manuel Ugalde Carrillo.

El SIM fue disuelto oficialmente por orden del Comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán el 18 de febrero de 1959, aunque de hecho había dejado de estar operativo desde el triunfo de la Revolución[1].

Funcionamiento

El SIM radicaba en la Ciudad Militar Columbia y estaba subordinado directamente al Cuartel General del Ejército Constitucional de Cuba.

Su función principal era la de informar confidencialmente al Ejército de todos aquellos servicios estrechamente relacionados con la Seguridad del Estado y de las Instituciones públicas, cuya defensa y protección estaban encomendadas este. Tenía un carácter secreto y confidencial, y los miembros actuaban de acuerdo con las órdenes e instrucciones que recibían por conducto del Cuartel General del Ejército y posteriormente por el Estado Mayor del Ejército.

Entre sus funciones, estaban las de mantener la vigilancia interna en el Ejército, más tarde extendería el trabajo a la vida civil. Desde el 13 de mayo de 1952 por la Orden Militar No 91, contó con la asesoría del ejército estadounidense, lo cual determinó cierto avance y desarrollo.

Así se hallaban prestando servicios en el Ejército, miembros civiles y militares que actuaban a los efectos legales como policías judiciales y mantenían constantemente informado al Presidente de la República sobre la situación en las Fuerzas Armadas y en el país.

En todas las provincias se crearon dependencias que respondían al organismo central, el Servicio de Inteligencia Regimental.

Referencias

Fuentes