Saltar a: navegación, buscar

Sobriedad

Sobriedad
Información sobre la plantilla
Sobriedad. Se presentan aspectos teóricos acerca de la sobriedad como valor ético moral, su importancia en la formación de la personalidad del sujeto y su comportamiento cotidiano, además se destacan aspectos que deben tenerse presente para su manifestación.

Generalidades

Es el valor que nos enseña a administrar nuestro tiempo y recursos, moderando nuestros gustos y caprichos para construir una verdadera personalidad. El valor de la sobriedad nos ayuda a darle a las cosas su justo valor, estableciendo en todo momento un límite entre lo razonable y moderado, es no tener codicia y avaricia. La sobriedad nos ayuda a saber comprar solo lo verdaderamente necesario, indispensable y de utilidad, por lo contrario aprendemos a obtener el máximo uso y provecho de todo lo que tenemos, sin dejar las cosas prácticamente nuevas y sin utilizar.

Modos de actuación de la sobriedad

Para las sobriedad hace falta autodominio, también debemos ser sobrios en nuestra forma de hablar, de comportarnos y de vestir, existen personas que dicen todo cuanto les viene a la mente, muchas veces sin comunicar nada y solo por el gusto de sentirse escuchados, otros exageran en las bromas, las palabras altisonantes y los aspavientos; también es chocante vestir estrafalariamente, lleno de accesorios y adornos que podrán ser de moda pero hacen perder elegancia. Cuando no ponemos límites, llegamos a una insatisfacción “por sistema” en la que siempre queremos más. De ahí surgen los vicios, la dependencia de las drogas, el deseo de placer sexual, la infidelidad.

Detalles para manifestar sobriedad

A continuación expresamos pequeños detalles a tener presente para manifestar el valor sobriedad.

  • Antes de comprar algo reflexiona sobre el motivo de la adquisición. Si es necesidad, un simple lujo o verdadero capricho.
  • Usa las cosas y no las cambies simplemente porque en el mercado hay una más novedosa, o porque tus amigos la compraron.
  • Reconoce tu verdadera situación económica y vive de acuerdo a tus posibilidades.
  • Viste de forma elegante y decorosa, la moda también puede cumplir con este requisito.
  • Evita el deseo de ser el centro de atención y aprende, diviértete, el alcohol, las bromas de mal gusto, las palabras altisonantes y los desmanes, manifiestan inseguridad y falta de autodominio.

La sobriedad no es negación ni privación. Es poner a tu voluntad y tu persona encima de las cosas, los gustos y los caprichos, dominándolos para vivir bajo su dependencia.

Fuentes

  • Álvarez Aguilar N, Cardoso Pérez R, Moreno Valdés MT, Varona López JL, León Jiménez J. (1999). Teoría, práctica e investigación sobre educación en valores del estudiante universitario. En: CD-R 5ta. Conferencia Internacional de Ciencias de la Educación Universidad de Camagüey.
  • Escandell, M. V. (1995). «Cortesía, fórmulas convencionales y estrategias indirectas.» Revista Española de Lingüística, 25, pp.31-66.
  • García Batista G. (1996) ¿Por qué la formación de valores es también un problema pedagógico?. En: La Formación de Valores en las Nuevas Generaciones. Ciudad de La Habana, Cuba: Editorial de Ciencias Sociales.
  • Hernández Alegría Antonio (2011) Materiales impresos. UCP. Cap. Silverio Blanco. Sancti Spíritus.