Saltar a: navegación, buscar

Tejido

(Redirigido desde «Tejidos»)
Este artículo trata sobre Tejido (entrelazado de hilos). Para otros usos de este término, véase Tejido (desambiguación).
Tejido
Información sobre la plantilla
Tejido Industrial 2.jpg

Tejido . Estructura resultante del entrelazado de hilos, sin importar el sistema empleado. Se pueden encontrar diferentes tipos de tejidos, que se distinguen por el tipo de técnica usada para el entrelazado de fibras.

Tipos de tejidos

Tejido industrial.jpg
Tejido artesanal.jpg

Existen dos grandes grupos de tejidos, los tejidos de punto y los tejidos de telar. Entre los tejidos de punto distinguimos dos grandes técnicas: tejido con agujas, y el ganchillo, que se efectúa con una aguja de ganchillo.

Entre los tejidos de telar se distinguen los artesanales, realizados en telares artesanales; y los industriales, que se realizan en telares fabriles.

Propiedades de los tejidos

El desarrollo de la industria textil trajo consigo la producción de gran variedad de tejidos, los cuales se distinguen además de su diseño y el material con que están fabricados, por sus propiedades.

Entre las propiedades de los tejidos se destacan las siguientes

  • Flexibilidad: sensación de suavidad al contacto con la piel.
  • Resistencia a la tracción: capacidad para soportar enganchones.
  • Elasticidad: capacidad para arrugarse o estirarse.
  • Higroscopicidad: mayor o menor grado de adsorción del agua y los tintes.
  • Conductividad térmica: capacidad para la conducción de mayor o menor cantidad del calor.
  • Cocción en agua: posibilidad de hervirse y ser lavados reiteradamente sin deteriorarse con facilidad.
  • Grosor de las fibras.
  • Brillo natural.

En correspondencia con dichas propiedades no todo los tejidos reaccionan de igual forma ante el efecto del agua y el calor. De ahí que en muchas prendas de vestir se especifique en una etiqueta los cuidados a tener en cuenta con ellas para garantizar su preservación.

Estructura de un tejido

Un tejido está conformado por dos grupos de hilos que se cruzan en ángulo recto: la urdimbre y la trama.

Características

La urdimbre puede ser considerada como el esqueleto del tejido y consta de numerosos hilos que tienen aproximadamente la longitud de la pieza de tela y se hayan yuxtapuestos paralelamente a todo lo ancho del tejido.

A diferencia, la trama consiste en un solo hilo que se entrecruza perpendicularmente entre los hilos de la urdimbre, de un borde a otro del tejido, primeramente en un sentido y luego en el otro, y así sucesivamente. El entrecruzamiento de los hilos crea una presión permanente, la que se aumenta por medio de un peine que aprieta la trama contra el tejido terminado, lo que da cuerpo y cohesión al tejido. De esta forma, es posible entrecruzar hilos de un mismo color o combinar hilos de diferentes colores, tanto en la urdimbre como en la trama, así como en cada pasada de esta última, dando lugar a una amplia variedad de tejidos, tanto en su diseño como en su textura, a la vez que le concede al tejido solidez, rigidez, flojedad, entre otras propiedades.

Diferencias

La diferencia entre el tejido de punto y el de telar está en la forma de cruzar los hilos. En el telar se realiza un tejido de trama y urdimbre, en el tejido de punto existen diferentes formas de entrelazado, que se logra anudando de distintas maneras una misma hebra, con la ayuda de una o dos agujas, o máquina de tejer.

Historia del tejido al crochet

Antes, el crochet servia para especificar el símbolo de estatus de un individuo. Era practicado por la realeza quienes tenían la capacidad de comprar productos de encaje de lujo, y establecer el valor de los productos básicos de crochet a devaluar. Muchas personas asumen que tejer y hacer crochet se desarrollaron a partir de viejas prácticas de las personas que viven en países como China, los países de Oriente Medio y en América del Sur.

A su vez, muchos creen que el crochet pudo haber sido practicado por culturas antiguas para flexionar los músculos del dedo índice en vez de hacer prendas de moda. Esta creencia fue aceptada por muchísimos historiadores debido a la ausencia de artículos de crochet como evidencia de las prácticas establecidas. Hoy en día, tejer y hacer crochet, es una actividad placentera para muchos individuos. Recientemente ha cautivado la atención de muchas personas, quienes lo han convertido en muy popular con hilos de alta calidad. El placer de hacer un tejido a crochet esta en poder trabajar con hilados de diferentes texturas y colores.

Crochet contra encaje

A principios del 1800, una gran cantidad de comunidades europeas comenzaron a utilizar prenda tejidas a crochet en lugar de los costosos materiales de encaje. El crochet requiere menos materiales, y además es muy aceptado por todas las clases sociales. A partir de estos periodos, el crochet se realizó principalmente con hilo. Los productos más comunes universalmente a partir del crochet fueron el crochet del filet que son filas en mallas de abrir o cerrar construyendo un cierto patrón. Mientras que en la década de 1900, la enorme producción de ganchillos de acero introdujo numerosos productos que se hacen de hilo.

Enlaces externos

Fuentes