Saltar a: navegación, buscar

Antonino Pío

Tito Aurelio Fulvio Boionio Arrio Antonino
Información sobre la plantilla
Emperador Romano
Antonino-pio.jpg
Otros títulos Emperador Romano
Nacimiento 19 de septiembre de 86
Lanuvium, Lanuvio, Italia
Fallecimiento 7 de marzo de 161
Lorium, Etruria
Entierro Mausoleo de Adriano, Roma
Predecesor Publio Elio Adriano
Sucesor Marco Aurelio
Descendencia Marco Aurelio Fulvio Antonino, Marco Galerio Aurelio Antonino, Aurelia Fadilla y Annia Galeria Faustina Minor o Faustinala Menor
Dinastía Dinastía Antonina
Padre Aurelio Fulvio
Madre Arria Fadilla

Tito Aurelio Fulvio Boionio Arrio Antonino. Fue emperador romano perteneciente a la Dinastía Antonina que gobernó del año 138 al 161. Fue el cuarto de los Cinco Buenos Emperadores. Pertenecía a la gens Aurelia. Antonino adquirió el sobrenombre de Pío tras acceder al trono y obligar al Senado a deificar a su predecesor Adriano.

Síntesis biográfica

Su abuelo por parte paterna, Tito Aurelio Fulvio había servido dos veces como cónsul, y también como prefecto de la ciudad. Su padre Aurelio Fulvio, también había sido nombrado cónsul. Su madre era Arria Fadila, de la cual había heredado importantes industrias de fabricación de ladrillos. Su abuelo materno Arrio Antonino, también había servido como cónsul por dos veces. Antonino, fue criado en Lorium, en la vía Aurelia, donde él construyó mas adelante un palacio.

Matrimonio

Antonino Pío se casó con Annia Galeria Faustina la Mayor, quien era la hija de cónsul Marco Annio Vero y Rupilia Faustina. Faustina fue reconocida por sus buenas acciones y su ayuda a los pobres durante toda su vida. Del su matrimonio obtuvieron cuatro hijos: Marco Aurelio Fulvio Antonino, Marco Galerio Aurelio Antonino, Aurelia Fadilla y Annia Galeria Faustina Minor o Faustina la Menor.

Inicios de su carrera política

De su vida antes de ser nombrado emperador no se conoce gran cosa. Se sabe que fue nombrado para los cargos de cuestor en el año 112, y para el cargo de pretor en el 117. Llegando en el año 120 a cónsul. Posteriormente, entre el 133 y el 136 sirvió como procónsul de Asia. Fue introducido por Adriano en el Consejo Imperial. En el año 138, tras la muerte de Elio Vero (el sucesor del emperador) fue adoptado por Adriano y le nombró su sucesor, compartiendo el poder proconsular y el tribunicio.

El cuarto buen emperador

En el año 138 y tras la muerte del emperador Adriano en la estación termal de Baiae (Baia), fue nombrado emperador. A su ascenso al trono, Antonio se convirtió en César Imperator Tito Aelio Adriano Antonio Augusto Pontifex Maximus. Una de sus primeras actuaciones como emperador fue convencer al Senado para que concediera honores divinos a su predecesor Adriano, a lo que los senadores se habían negado inicialmente. Este acto le valió el título por parte del Senado de Pío (piadoso), siendo el único honor de todos los que le propusieron que no rechazó.

Durante su reinado donó grandes sumas de su fortuna personal para producir espectaculares juegos y repartió mucho dinero entre el pueblo y el ejercito. También utilizó dinero de su propio fondo para distribuir aceite, grano y vino en tiempos de hambruna, así como para ayudar en las reconstrucciones de edificios y ciudades devastadas por el fuego, inundaciones o terremotos. Respetó los derechos del Senado y toleró las actividades de cristianos y judíos.

Aumentó y potenció el Consejo Imperial como apoyo consultivo del emperador, especialmente en el campo legislativo, interesándose particularmente en los derechos individuales. Dentro de las medidas que dictó con respecto a estos temas, dictó leyes para favorecer a las familias pobres; dictó una ley para tratar el problema de la mujer infiel (la mujer infiel no podía ser perseguida por adulterio por su marido si este no demostraba previamente que él había sido absolutamente fiel); prohibió el maltrato de esclavos. Si un amo causaba la muerte de uno de sus esclavos era acusado de homicidio. Si lo maltrataba, debía venderlo.

También redujo los impuestos y aminoró los gastos del Estado licenciando a miles de funcionarios. Antonino, preservó la paz en las fronteras, no obstante estas eran extensas, y débilmente vigiladas convirtiendo cualquier amenaza en un posible desastre. Gran amante de la paz, prefería solucionar las disputas con diplomacia. No obstante, no pudo evitar tener algunos conflictos en sus fronteras. En el año 141 en Britania los Brigantes iniciaron un levantamiento, tras su derrota y la derrota del levantamiento de las poblaciones de la Baja Escocia, entre el año 140 y el 142, se construyó una muralla (que llevaría el nombre del emperador) al igual que la construida anteriormente por Adriano.

Muerte

El 7 de marzo del año 161, Antonio Pío murió en su palacio de Lorium (Etruria) siendo sucedido por Marco Aurelio. Antonino Pío fue deificado por el Senado y sus hijos adoptivos erigieron una columna de granito rojo en su honor en el Campo de Marte. La base de mármol se conserva en nuestros días en el Vaticano e incluye una imagen esculpida de Antonino y Faustina.

Fuentes