Saltar a: navegación, buscar

Tobillo

Tobillo
Información sobre la plantilla
Foto de Tobillo.JPG
Concepto:En anatomía humana, el tobillo es la articulación formada donde se unen el pie y la pierna

Tobillo articulación formada por la unión de los huesos del pie y la pierna. Está constituido por tres huesos: el peroné, la tibia y el astrágalo. El calcáneo y el escafoides, aunque no forman parte del tobillo, mandan ligamentos importantes a éste.

Ligamentos

Los ligamentos más importantes, ya que son los que le proporcionan estabilidad a la articulación, son: - Ligamento deltoideo: une el astrágalo y el calcáneo con la tibia y se encuentra al lado interno del tobillo - Ligamentos laterales: son tres fascículos diferentes, que unen el astrágalo y el calcáneo con el peroné. Están en el lado externo. - Ligamentos de la sindesmosis: son los que mantienen unido la tibia y el peroné.

Articulación tibioperoneoastragalina o tobillo: es la articulación intermedia entre el segmento de la pierna y el pie. Se denomina así a la región del cuello del pie que engloba la articulación talocrural y la tibioperoneo inferior. El límite superior es la zona maleolar y el inferior le tarso posterior y superior. Podemos decir además que constituye una unidad funcional integrada por la suma de varias articulaciones morfológicamente independientes. Una articulación supraastragalina, tibioperoneoastragalina y subastragalina (astragalocalcanea y astragalocalcaneoescafoidea).

Articulación tibioperoneoastragalina: comprende una trocleoartrosis y una sindesmosis. La sindesmosis tibioperonea o articulación tibioperoneo distal está reforzada por 2 potentes ligamentos (anterior y posterior) que parecen continuar la membrana interósea. Es una articulación de gran relevancia funcional a causa de la diferencia de anchura anteroposterior de la polea astragalina; permite cierta separación entre la tibia y el peroné durante los movimientos de flexoextensión, más el movimiento de rotación del peroné.

Articulación tibioastragalina:pertenece al género de las articulaciones en polea; formada por las extremidades distales de los huesos de la pierna, constituyendo la mortaja articular tibioperonea para el cuerpo del astrágalo. Por parte de la tibia interviene la cara inferior del maléolo tibial y por parte del peroné, la cara interna del maléolo peróneo; unidos fuertemente por los ligamentos tibioperoneo anterior y posterior. Por parte del astrágalo tenemos, en su cara superior, la superficie articular que se forma a partir de su polea astragalina, es decir, dos vertientes laterales que se encuentran en la ranura central. De esta forma queda una articulación troclear formada por la garganta o mortaja tibioperonea y la tróclea astragalina. La cápsula se fija en el contorno de las superficies articulares, excepto en su parte anterior, que queda algo más alejada. Es laxa por su parte anterior y posterior y apretada lateralmente. Se halla reforzada por los ligamentos lateral externo y el ligamento lateral interior o deltoideo. Los ligamentos se originan en ambos maléolos y se reparten en forma de abanico hacia abajo en dirección a los huesos del tarso. El ligamento deltoideo se origina en la mitad inferior de la tibia y se inserta en el astrágalo, calcáneo y el escafoides. El origen del ligamento lateral interno se encuentra en el eje de movimiento; por ello, se encuentra en tensión constante. El ligamento lateral externo se origina debajo del eje de movimiento, en la cara externa del pie (maléolo externo). Se compone de tres fascículos o haces, que son el haz peroneoastragalino anterior, el haz peroneoastragalino posterior y el haz peroneocalcaneo.

Movimientos

La articulación tibioperoneoastragalina solo posee movimientos de flexoextensión. La supinación y la pronación que se experimenta en el pie se desarrollan entre el astrágalo, calcáneo y escafoides –articulación subastragalina y calcaneoescafoidea-. Es así que los movimientos de circunducción experimentados en el pie son causados por la participación de las tres articulaciones nombradas.

Hinchazón de tobillos

La hinchazón indolora de los tobillos es un problema común, particularmente entre personas mayores. La acumulación anormal de líquidos en tobillos, pies y piernas se denomina edema.

Consideraciones

La hinchazón indolora puede afectar ambas piernas y puede incluir las pantorrillas o incluso los muslos. Debido al efecto de la gravedad, la hinchazón es particularmente notoria en la parte baja del cuerpo.

Causas

La hinchazón de tobillos es común con las siguientes situaciones:

  • Tener sobrepeso.
  • Coágulo de sangre en la pierna.
  • Edad avanzada.
  • Infección en la pierna.
  • Venas en las piernas:no pueden bombear sangre apropiadamente de nuevo alcorazón.

Una lesión o cirugía que involucre la pierna, el tobillo o el pie: puede causar hinchazón. La hinchazón también puede ocurrir después de una cirugía de la pelvis, especialmente para cáncer.

Los viajes largos en avión o en automóvil, permanecer de pie por mucho tiempo, con frecuencia llevan a que se presente algo de hinchazón en los pies y los tobillos.

La hinchazón puede ocurrir en las mujeres que toman estrógenos o durante partes del ciclo menstrual. La mayoría de las mujeres tienen algo de hinchazón durante el embarazo. La hinchazón más grave durante este período puede ser un signo de preeclampsia (también llamada toxemia), una afección seria que incluye hipertensión arterial e inflamación.

La hinchazón de las piernas puede ser un signo de insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal o insuficiencia hepática. En estas afecciones, hay demasiado líquido en el cuerpo.

Ciertos medicamentos también pueden hacer que las piernas se hinchen:

  • Antidepresivos, incluyendo inhibidores MAO (como fenelzina y tranilcipromina) y tricíclicos (como ortriptilina, desipramina y amitriptilina).
  • Medicamentos para la presión arterial llamados bloqueadores de los canales de calcio (como ifedipina, amlodipina, diltiazem, felodipino y verapamilo).
  • Hormonascomo el estrógeno (en as pastillas anticonceptivas y la hormonoterapia) y testosterona.
  • Esteroides.

Cuidados en el hogar

Algunos consejos que pueden ayudar: -Al acostarse, eleve las iernas por encima del nivel del corazón. -Ejercite las piernas. Esto yuda a bombear líquidos desde las piernas de nuevo hasta el corazón. -Siga una dieta baja en sal, la cual puede reducir la retención de líquidos y la hinchazón. -Use medias especiales de descanso (que se consiguen en la mayoría de las droguerías y tiendas de suministros médicos). -Al viajar, tome descansos con frecuencia para ponerse de pie y desplazarse a su alrededor. -Evite usar ropa o ligueros pretados alrededor de los muslos. -Baje de peso si necesita. Nunca deje de tomar ningún medicamento que usted crea que le pueda estar causando hinchazón sin hablar primero con su médico.

Cuándo contactar a un profesional médico

  • Siente dificultad para respirar.
  • Presenta dolor torácico, especialmente si se siente como presión o rigidez.
  • Tiene cardiopatía o nefropatía y la hinchazón empeora.
  • Tiene antecedentes de enfermedad hepática y ahora presenta hinchazón en las piernas o el abdomen.
  • El pie o la pierna hinchada está enrojecida o caliente al tacto.
  • Tiene fiebre.
  • Está en embarazo y tiene algo más que una hinchazón leve o presenta un aumento súbito de la hinchazón.

Asimismo, si las medidas de cuidados personales no ayudan o la hinchazón empeora.

Nombres alternativos

Edema periférico; Inflamación de los tobillos, pies y piernas; Hinchazón de los tobillos; Hinchazón de los pies; Hinchazón de las piernas.

Fuentes

Referencias

Fang JC, O'Gara PT. The physical examination: an evidence-based approach. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 12. Goldman L. Approach to the patient with possible cardiovascular disease. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 48.