Saltar a: navegación, buscar

Traumatología

Traumatología o Lesionología
Información sobre la plantilla
Traumatologia.jpg
Traumatología y Lesionología.es una parte de la Medicina Legal (Traumatológica, estudia traumatismos, golpes

o contusiones, heridas, etc., que envuelven responsabilidad penal y se les denomina genéricamente “lesiones”. Estos asuntos en ocasiones se relacionan con la Tanatología, ya que la muerte puede ser provocada por una lesión.

Lesiones y traumatismos

Son alteraciones anatómicas, funcionales o psíquicas ocasionadas por cualquier agente. Estas son sinónimo de traumatismo cuando las alteraciones o daños son especialmente anatómicos.

Según el lugar de donde proviene el agente, que puede provenir del exterior (agente exógeno) o del interior (agente endógeno) se distinguen los traumatismos respectivos.

Clasificación de los agentes externos que ocasionan daño, alteración anatómica o funcional

  • Mecánicos: su acción es efecto de un cuerpo animado de movimiento y velocidad al chocar contra el sujeto (traumatismo activo). Puede ocurrir que sea el sujeto el dotado de movimiento y velocidad que se proyecte contra el agente mecánico, en este caso inmóvil (traumatismo pasivo). O puede que el sujeto resulte lesionado y también dicho agente porque ambos están dotados de movimiento y velocidad, por ejemplo, un choque (traumatismo mixto).
  • Físicos: fuego, calor, electricidad, rayos X, radium, radiaciones atómicas, etc.
  • Químicos: sustancias dotadas de propiedades cáusticas que provocan la destrucción y necrosis (muerte) de los elementos anatómicos puestos en contacto. Ej: ingestión de venenos.

El efecto traumático puede producirse en el mismo lugar de la aplicación del agente vulnerante (acción local), o a distancia en un punto alejado de la aplicación de la potencia (acción a distancia). Según la cronología, los efectos pueden ser inmediatos o tardíos, según el momento de su aparición.

Clasificación legal de las lesiones

  1. Leves: sin necesidad de asistencia médica o solo con la asistencia inicial y no dejan secuelas. En este caso la curación se producirá en el límite de 10 días (sanción hasta 12 cuotas).
  1. Menos graves: curan entre 11 y 29 días, con necesidad de asistencia médica por todo el tiempo de curación o parte de éste (sanción de 3 a 9 meses de PL o multa de 100 a 270 cuotas o ambas).
  1. Graves: cualquiera de los grados anteriores que dejen en el individuo un defecto funcional o deformidades. Generan las sanciones de:
  • 2 a 8 años de PL lesiones que ponen en peligro inminente la vida de la víctima

Lesiones que dejan deformidad. Lesiones que dejan incapacidad. Lesiones que dejan otras secuelas anatómicas, fisiológicas o psíquicas.

  • 5 a 12 años de PL:

Lesiones que cieguen Lesiones que castren y que inutilicen la procreación.

Agentes vulnerantes o traumáticos

Son agentes exteriores que causan traumatismos cuando son sólidos y pueden causar daños o lesiones. Ellos se dividen en: (según la forma en que actúan sobre el cuerpo).

  • Armas contundentes: palos, martillos, botellas, pelotas, culatas de armas, piedras, cabillas, planchas, ramas, etc.
  • Cortantes: navajas, cuchillos, haces, pedazos de vidrios, etc.
  • Corto-contundentes: hachas, machetes, sables, etc.
  • Perforantes: agujas, punzones, estiletes, floretes, clavos, compaces, etc.
  • Perforo-cortantes: puñales, flechas, cuchillos, espadas, etc.
  • Dislacerantes: sierras, tenazas, pinzas, limas, dientes, ruedas.
  • Punzo-dislacerantes: arpones, astas de toro y ciervos.
  • Armas de fuego: revólveres, pistolas, escopetas, fusiles, ametralladoras, etc.
  • Armas explosivas: granadas, bombas, etc.

Afecciones traumáticas que pueden presentar los lesionados acorde con el agente

  • Contusiones simples.
  • Heridas contusas.
  • Acción del calor.
  • Politraumatismos (hechos de tránsito, caídas, precipitaciones, explosiones, etc.).
  • Heridas por arma blanca.
  • Heridas por arma de fuego.
  • Acción de sustancias químicas.

Contusiones

Daño producido por la presión ejercida sobre tejidos por un agente vulnerante contuso que por simple acción mecánica determina la atricción de la piel y partes profundas. O sea, la piel se distiende bajo el efecto contusivo del agente sin perder su continuidad (sin producirse herida) y se llama contusión clásica o pura. Existe una división en grados según la superficialidad o profundidad de las alteraciones traumáticas.

Son 4 grados desde la piel al plano óseo. Pero por su importancia se verán solo las contusiones de 1er grado donde los efectos contusivos se limitan a la piel y tejido celular subcutáneo:

  • Hiperemia contusa: acumulación de sangre por la dilatación de arteriolas y capilares, provocado por un efecto traumático. Ej. típico: una bofetada, que puede durar horas, pero generalmente es una lesión pasajera que desaparece después de varios minutos. Por la forma que tenga a veces puede precisarse el agente traumático.
  • Excoriaciones: pérdida de la epidermis con denudación del corión sin hemorragia o con hemorragia mínima y exudación serosa. Cuando este taumatismo se produce en un cadáver, al no haber reacción vital, la lesión toma aspecto apergaminado; así se diferencian las lesiones producidas en vida y las que se hacen al arrastrar el cadáver.
  • Equímosis: (más importante). Se producen debido a roturas superficiales, infiltrándose la sangre en las mallas del tejido subcutáneo. Las más importantes para la Ledicina Legal son las equímosis superficiales, que por su presencia indican su producción en vida, por su forma informan sobre el agente que las produjo y por su color orientan sobre el tiempo de producidas: primer día rojo lívido o bronceado, tercero negro-violáceo, sexto azuloso, doce verdoso entre el 15 y el 20 amarillento y luego desaparece alrededor del día 24.

Heridas contusas

Combinación de la contusión con una solución de continuidad del tegumento. O sea, cuando la piel o mucosa se abre debido al estallamiento consecutivo por efecto de atrición entre vulnerante y el plano duro interior (hueso) o por desgarramiento de la piel.

Lesiones por armas blancas

Son producidas por armas preparadas formadas por una hoja metálica, generalmente de acero, que por estar dotadas de filo o extremos en punta, determinan heridas por el efecto traumático filoso o punzante, y en algunos casos hay efecto traumático contusivo porque el arma además de filo tiene peso. Así las heridas por armas blancas pueden calificarse en:

  1. Por instrumentos cortantes: (navajas, cuchillos, etc.). Causan corrientemente una solución de continuidad (heridas), a veces pérdida de sustancias y en raras ocasiones separación completa de una extremidad. Tienen forma lineal, son más largas que anchas, también pueden ser curvas. Su dirección puede ser longitudinal, oblicua o transversal en relación con el eje del cuerpo del miembro herido. La profundidad dependerá de la fuerza empleada, repetición de la acción en el mismo sitio, ausencia o existencia de plano óseo, resistencia de los tejidos y filo del arma, raramente penetran en las cavidades o articulaciones. Estas heridas al ser profundas son mortales cuando se lesionan grandes vasos.
  1. Por instrumentos punzantes o perforantes: en la herida se ve un orificio relativamente pequeño, dando poca sangre al exterior, pues las hemorragias son generalmente por dentro. Si el instrumento no tiene filo, se retraen los bordes de la herida por la electricidad de la piel y el orificio será pequeño. Pero si tiene filo o especialmente doble filo, la medida de la herida puede ser mayor que la del instrumento. Según la fuerza utilizada, la penetración será más o menos profunda y en ocasiones el trayecto puede ser mayor que el arma, como en las heridas del abdomen, las que se llaman “heridas en acordeón de Lacassagne”.
  2. Por instrumentos corto-contundentes: en estas heridas el instrumento actúa por su filo y peso siendo según éstos el efecto. Son de bordes limpios. Si el corte se realiza de forma oblicua, tendrá aspecto de colgajos. En los bordes habrá magullamientos profundos y fracturas óseas.

Heridas por armas de fuego

Los tipos de lesiones que pueden producir los proyectiles de las armas de fuego son:

  • Contusión: es rara pues requiere que el proyectil llegue al cuerpo animado con muy poca fuerza, por lo que no penetra y solo contunde.
  • Excoriación: la bala roza ligeramente la piel.
  • Surco o canal: la bala produce sobre la piel una solución de continuidad superficial que se llama surco, y si se hace más profunda, canal.

Lesiones por accidentes automovilísticos

Estos accidentes son lo que más frecuentemente originan la mayor cantidad de intervenciones médico-forenses. Son lesiones que se desarrollan con un vehículo de motor en movimiento en la vía. Entre los casos de tránsito se encuentran:

  1. Atropello: tiene 4 fases:
  • Impacto único o primario (producido por la parte delantera del vehículo y las lesiones más frecuentes son: fractura de la tibia, herida que estará al otro lado del impacto y fracturas múltiples cuando el vehículo va a más de 40 Km/h, excepto en los ancianos). Seguido del impacto secundario (producido por la parte delantera o central del vehículo en dependencia del tamaño de éste, ocasionando contusiones en cadena, daños en la extremidad cefálica).
  • Caída (cuando el cuerpo cae al pavimento y recibe lesiones en la mitad superior del cuerpo como fracturas de cráneo, contusiones de golpe que pueden causar la muerte, o cuando es propulsado sobre el capó sufriendo traumatismos en hombros, codos, cabeza y al caer en la vía lesiones craneoencefálicas).
  • Aplastamiento (si el vehículo cruza transversalmente al eje del cuerpo de la víctima las lesiones son más severas en vísceras, huesos, articulaciones y estallido de la extremidad cefálica; si fuera oblicuo las lesiones son severas y el vehículo tiende a separar el cuerpo de la vía. Cuando el vehículo lleva gran velocidad, sus ruedas al cruzar el cuerpo solo se marcan al subir y no en el lado opuesto; pero si lleva poca velocidad sus ruedas se marcarán en la piel del peatón al subir y bajar, o sea, de lado a lado.
  • Arrastre (el cuerpo es enganchado por una pieza de ropa y tendrá excoriaciones en estrías).
  1. Choque: las lesiones sufridas por una persona que viaja en un vehículo y choca con otro o con cualquier objeto fijo (árbol, poste, casa). Si el choque es frontal, los ocupantes del vehículo son proyectados adelante y arriba según la velocidad del vehículo. Según las lesiones se puede precisar el lugar que ocupaba la víctima dentro del vehículo. En un primer momento el cuerpo se apoya sobre sus extremidades inferiores y rodillas produciéndose equímosis, excoriaciones, heridas contusas lineales y fractura de la rótula.
  • Conductor: debido al choque con el timón tendrá fractura de parrillas costales y esternón, hundimiento circular al nivel del volante, estallido del corazón o grandes vasos y contusión pulmonar. Por otro lado se proyectará su cara contra el parabrisas con heridas contusas o cortantes.
  • Asiento anterior: excepto las lesiones producidas por el timón, las otras podrán verse con una mayor envergadura, pues luego de ser lanzados contra el parabrisas, vuelve violentamente a su sitio pegando la nuca al asiento, produciendo luxaciones de vértebras cervicales y lesiones medulares que generalmente son mortales en el acto.
  • Asiento posterior: si el choque es de poca intensidad solo tendrá lesiones en las rodillas, pero si es violento tendrá contusiones profundas abdominales con estallidos viscerales, laceraciones del hígado y a veces lesiones craneoencefálicas.
  1. Vuelcos: pueden existir todo tipo de contusiones por desplazamientos y giros dentro del vehículo y si se abren las puertas los ocupantes pueden salir del vehículo y sufrir aplastamiento o compresión al caerle éste encima. Si luego del vuelco ocurre un incendio, con frecuencia la víctima fallece por las quemaduras, no por las contusiones.
  1. Caída de un vehículo en movimiento: la víctima tendrá contusiones correspondientes a las caídas, con ubicación preferentemente en la mitad superior del cuerpo y traumatismos craneoencefálicos. En ocasiones pueden producirse aplastamientos.

Existen otras lesiones como el arrancamiento de miembros superiores por viajar con ellos afuera, lesiones por colisión lateral con otro vehículo, lesiones por caída de la carga que conducía el vehículo, intoxicación por monóxido de carbono en vehículos cerrados, quemaduras por incendio, etc.

Quemaduras

Son lesiones producidas por efectos calóricos y sustancias químicas cáusticas. Pueden ser causadas por:

  • Una llama.
  • Calor radiante.
  • Líquido o vapores a elevadas temperaturas.
  • Líquidos cáusticos (ácido y álcalis).
  • Cuerpos sólidos calentados al rojo o en fusión.
  • Corriente eléctrica o descarga eléctrica.
  • Rayos X.
  • Radio y demás elementos radioactivos.

Casos en que pueden darse: (Etiología)

  1. Accidentes: son los más frecuentes y algunos pueden ser mortales.
  2. Crimen: no son tan frecuentes, pero si lo es el hecho de quemar un cadáver o prender fuego a una habitación para ocultar un homicidio cometido y aparentar un accidente.
  3. Suicidio: es casi excepcional, pero puede suceder entre mujeres jóvenes por contrariedades amorosas.

Fuentes

Bibliografía Digital sobre Medicina Legal.