Saltar a: navegación, buscar

Verbo

Verbo
Información sobre la plantilla
Libro lia.jpg
Concepto:Los Verbos son una parte de la oración que expresa acción, presión o estado

El Verbo es la parte de la oración que expresa acción, presión o estado. El concepto de verbo aparece unido a una importante función dentro de la oración, el predicado. Por ello, la presencia del verbo es indispensable para formar una oración. El verbo suele combinarse con determinados morfemas que indican el tiempo, modo, aspecto, voz, número y persona. La persona es común a los pronombres personales, el número es común al nombre. El tiempo, el modo y el aspecto son en español sólo verbal y también la voz, aunque no existe para ésta un medio de expresión tan claro.

Los verbos

  • Tipos de verbos: Al igual que los sustantivos existen verbos simples y compuestos (beber-entresacar); primitivos y derivados (dar, abofetear) derivados de otras categorías: de sustantivos (martirizar); de adjetivos (endulzar) y también de otros verbos (reconstruir). Sin embargo, existen otras distinciones más importantes desde el punto de vista de la forma gramatical.
  • 'Verbos transitivos e intransitivos': los primeros admiten un complemento directo a diferencia de los segundos. Se debe tener en cuenta en cuenta que un verbo no puede considerarse ni transitivo ni intransitivo aisladamente; sólo su función en la frase le da dicho carácter. Véase los siguientes ejemplos: llevar, decir y hacer son verbos transitivos que siempre necesitan de un complemento directo, ya que ninguna expresión de llevar, decir o hacer, por sí sola, es completa. Otros verbos, como comer o beber tienen posibilidades transitivas e intransitivas.
  • 'Verbos copulativos y auxiliares': el verbo copulativo sirve esencialmente para unir el sujeto con el predicado nominal. Los verbos copulativos por excelencia son ser, estar y parecer. Con ser, el predicado se expresa como una cualidad del sujeto y con estar es un estado lo que se expresa.

Ejemplos:

  • El canario es amarillo.
  • La anciana está sentada.

Los verbos transitivos pueden desempeñar, en algún caso, una función copulativa, por ejemplo: tengo a mi padre enfermo equivale a mi padre está enfermo. Los verbos auxiliares son aquellos que se unen al participio, gerundio e infinitivo formando así perífrasis verbales. Ej: ir a comer, tener que estudiar.

La lengua española es rica en construcciones perifrásticas con verbos auxiliares, que le permiten completar la conjugación que se podría llamar normal en la expresión de ciertos morfemas (voz, aspecto y tiempo).

  • Los reflexivos: a diferencia de las otras modalidades estos verbos se forman con un verbo y la partícula se. Hay que tener claro que no todos los verbos son capaces de tener la forma reflexiva.

Ejemplos: lavarse, peinarse y ducharse.

Las categorías verbales

  • El tiempo: Los tiempos gramaticales son las formas que el verbo toma para dar a conocer el momento en que sucede lo que el verbo significa; ej.: ayer bebí; ahora duermo; mañana trabajaré.
  • Los tiempos verbales se dividen en dos: simples o compuestos.
  • Tiempos simples: son los que constan de una sola forma verbal; ej.: como, cantaré, cerraría.
  • Tiempos compuestos: son los que tienen una forma verbal auxiliar que normalmente es el haber y del participio del verbo que se conjuga; ej.: he constituido, has dicho, había realizado.
  • Hay tres tiempos que son fundamentales: presente, pretérito y futuro.

El presente indica la acción o el estado actual; ej.: ahora viajo. El pretérito da a conocer la acción o el estado en un pasado; ej.: ayer fuí. Futuro expresa una acción o estado que va a venir; ej.: mañana responderé.

  • Tabla de los tiempos gramaticales.
Tiempos simples
Tiempos compuestos
MODO INFINITIVO
(cinco tiempos)
Infinitivo simple
Gerundio simple
Participio

Infinitivo compuesto
Gerundio compuesto

MODO INDICATIVO
(ocho tiempos)
Presente
Pretérito imperfecto
Pretérito indefinido
Futuro imperfecto

Pretérito perfecto
Pretérito pluscuamperfecto
Pretérito anterior
Futuro perfecto

MODO POTENCIAL
(dos tiempos)
Simple o imperfecto

Compuesto o perfecto
MODO IMPERATIVO
(un solo tiempo)
Presente


MODO SUBJUNTIVO
(seis tiempos)
Presente
Pretérito imperfecto
Futuro imperfecto

Pretérito perfecto
Pretérito pluscuamperfecto
Futuro perfecto

Otras categorías verbales

  • El número: Es la variación del verbo según se refiere a un o a varios sujetos. En español se encuentran el singular y el plural. Singular si el verbo se refiere a un solo sujeto; ej.: yo canto, tú escribes, Marta estudia, El gato come.

Plural si el verbo se refiere a más de un sujeto; ej.: nosotras cantamos, vosotros escribís, Marta y José estudian, El gato y el perro comen.

  • La persona: Sirve para señalar la persona que realiza la acción del verbo. Primera, segunda y tercera persona.
  • El verbo está en primera persona (1a) cuando este se refiere a la persona que habla, ej.: yo hablo.

El verbo está en segunda persona (2a) cuando este se refiere a aquella con la que se habla, ej.: tú estudias. El verbo está en tercera persona (3a) cuando éste se refiere a aquélla persona de quien se habla, ej.: Pedro come.

  • La voz: Sirve para señalar si la acción del verbo es realizada por el sujeto o éste recibe la acción.

En español hay voz activa y voz pasiva.

  • El verbo está en voz activa cuando el sujeto realiza la acción que el verbo expresa; ej.: Ernesto camina.

El verbo está en voz pasiva cuando el sujeto recibe la acción expresada por el verbo; ej.: Cien años de soledad fue escrito por Gabriel García Márquez; América fue conquistada por los europeos.

Las formas nominales del verbo

  • Infinitivo: El infinitivo es un sustantivo verbal. Puede desempeñar en la oración todos los oficios que corresponden al sustantivo; más no por ello deja de tener cualidades y empleos propios del verbo, con la única restricción de no poder expresar por sí mismo tiempos y personas.
  • El infinitivo como nombre: puede ejercer dos funciones o bien como sujeto o como complemento directo.

El comer bien es importante para la salud

Me gusta ir de compras

b) El infinitivo como verbo: puede ser activo o pasivo: no me gusta esperar; no me gusta ser esperado. Admite pronombres enclíticos: he venido a verte.

  • Gerundio: El gerundio expresa coincidencia temporal o anterioridad inmediata respecto al verbo principal. En castellano el gerundio tiene las siguientes funciones:
  • De adverbio: no me hables gritando. De adjetivo: vi a Juana paseando, esto es, que paseaba. Durativo: modal del verbo: la fortuna va guiando nuestros pasos.
  • Participio: El participio es un adjetivo verbal. A causa de esta doble naturaleza puede construirse como adjetivo independiente, o entrar en construcciones total o parcialmente asimilables a las del verbo conjugado.
  • Por su forma puede ser regular, cuando termina en -ado, -ido (abandonado, pulido); irregular, si tiene otra terminación (abierto, escrito, hecho). Numerosos verbos presentan un participio regular y otro irregular se emplea como adjetivo y el regular para formar los tiempos compuestos con el verbo haber, por ejemplo: agua bendita y el obispo ha bendecido a los fieles.

El adverbio

Todas las palabras que se añaden al verbo para modificarlo, es decir, para expresar alguna cualidad o determinación de la acción verbal, reciben el nombre de adverbios. Estas partículas pueden modificar a un verbo, un adjetivo o a otro adverbio. En la oración funcionan como circunstanciales o formando parte de modificadores. Son invariables, ya que no tienen género ni número. Veamos algunos ejemplos:

  • Modifican al adjetivo:

Este jardín es muy hermoso La casa es demasiado alta.

  • Modifican al verbo

Juan trabaja bien El nuevo jefe viene hoy

  • Tipos:Según su significación, los adverbios pueden ser de lugar, de modo, de tiempo, de cantidad, de orden, de afirmación, de negación y de duda. Ejemplos:

De lugar: aquí, allí, cerca, lejos, dentro, fuera, encima De tiempo: hoy, ayer, mañana, antes, después, entonces, luego De modo: bien, mal, así, despacio, veloz, buenamente, fácilmente De cantidad: más, bastante, mucho, poco, tan, tanto De orden: primeramente, últimamente, sucesivamente De afirmación: sí, ciertamente, también, verdaderamente De negación: no, nunca, jamás, tampoco De duda: acaso, quizá o quizás

Existen numerosos adjetivos que pueden ejercer la función de adverbios, como claro, recio, alto, limpio. Es fácil determinar en cada caso si les corresponde una u otra función, dependiendo de si modifican a un sustantivo o a un verbo. Por ejemplo, claro será adjetivo en lenguaje claro, agua clara, pero será adverbio en hablar claro, escribir claro.

Muchos adverbios se forman añadiendo a la forma femenina de los adjetivos la terminación -mente: fácilmente, claramente, etc. Los adverbios donde, cuando, cuanto y como equivalen a pronombres relativos; por ejemplo: el barrio donde vivimos es el barrio en que vivimos. Por esto se llaman adverbios relativos. Lo mismo que los pronombres de su clase, los adverbios relativos llevan acento cuando figuran en oraciones interrogativas o exclamativas: ¿cómo está usted?, ¿cuándo has llegado?

Fuentes

  • Cueva, Otilia de la . Manual de Gramática española. La Habana, Pueblo y Educación. 1995.
  • Godínez, Gonzalo de la Barrera. Curso programado de ortografía. Trillas. *México. 9ª reimpresión 2000. Lozano, Lucero. Taller de Lectura y Redacción del sureste 1er semestre. Libirs editores. México 1998. Lozano, Lucero, Todo lo de ortografía en diagramas Libris editores. Mateos, Agustín Muñoz. Ejercicios ortográficos. Esfinge. México. 37ª edición. 1991. Rosas, Rosa Ma. Ortografía ejercicios. Pearson educación. México. 1995.
  • Ortografía avanzada, redacción y archivo. Desarrollo secretarial II. Centro de capacitación y productividad región norte. Magdalena de las Salinas.
  • Enciclopedia autodidáctica Océano. Tomo 1. Océano -éxito. España 1990.