Saltar a: navegación, buscar

Vigdís Finnbogadóttir

Vigdís Finnbogadóttir
Información sobre la plantilla
Vig01.jpeg
Presidenta de Islandia entre 1980 y 1996, reelegida en 1984, 1988 y 1992.
Presidenta de Islandia
1 de agosto de 1980 - 1 de agosto de 1996
PredecesorKristján Eldjárn
SucesorÓlafur Ragnar Grímsson
Datos Personales
Nacimiento15 de abril de 1930
Reikiavik, Bandera de Islandia Islandia
Partido políticoPartido de la Independencia

Vigdís Finnbogadóttir. Política islandesa. Presidenta de Islandia en el periodo comprendido entre 1980 y 1996, siendo reelegida en 1984, 1988 y 1992. Fue la primera mujer del mundo en proclamarse presidente de una república. Es miembro del Club de Madrid, una organización independiente y sin ánimo de lucro compuesta por 81 ex jefes de Estado y de Gobierno democráticos.

Síntesis biográfica

  • Nacimiento: Nació el 15 de abril de 1930 en Reykjavík. Islandia.
  • Familia: Hija de Finnbogi Rútur Þorvaldsson, ingeniero civil y profesor de universidad y de Sigríður Eiríksdóttir, enfermera y Presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeras durante 36 años.
  • Estudios: Cursó estudios primarios y secundarios en Reykjavik. Posteriormente estudió en las Universidades de Grenoble y La Sorbona, en Francia, así como en la de Uppsala y Copenhague.
  • Trabajos: Fue portavoz y jefa de publicaciones del Teatro Nacional de Islandia. Ejerció como profesora de enseñanza media y universitaria, guía turística y monitora de francés en televisión. Especializada en literatura teatral, en 1972 fue nombrada directora del Teatro de Islandia.
  • De interés: Además de su labor como jefa del Gobierno en Islandia, se le recuerda en su país de nacimiento por ser la primera mujer soltera en conseguir adoptar a una niña.

Trayectoria Política

Comenzó su carrera impartiendo clases de francés en distintos centros de Reikiavik. Además de realizar actividades en la oficina de turismo del país, realizando en el periodo estival funciones de guía turística. Fue la creadora de los primeros cursos de formación para guías turísticos en el país.

Se hace famosa gracias a su trabajo en una cadena de televisión como presentadora de programas culturales; más adelante, se unió a un grupo de teatro experimental. En el año 1972 fue directora de la Ciudad Teatro de Reykjavík.

Primer Período de Gobierno

En 1980, como candidata independiente, contraria a la permanencia de bases militares estadounidenses en la isla, fue apoyada por sectores de izquierda y triunfó en la elección presidencial, con 34% de los votos, contra tres candidatos masculinos.

El 30 de junio de 1980 fue elegida presidenta de Islandia. Al ser elegida, fue la primera mujer en el mundo en obtener dicho cargo de modo democrático con el respaldo de las urnas.

Basamentos de su política

La joven Vigdís Finnbogadóttir
Su campaña electoral estuvo basada en la identidad lingüística, cultural y nacional. Defensora de la igualdad de los sexos, es pacifista, ecologista y enemiga de la energía nuclear. Considera a la televisión como un instrumento de masificación y el peor enemigo de la personalidad y el contacto humano.

Segundo Período de gobierno

En agosto de 1984 inició un nuevo mandato de 4 años de duración, al ser reelegida, sin oposición ni elecciones, por falta de candidatos. Sus poderes son más representativos que ejecutivos, similares a los de los monarcas en los países nórdicos, aunque con influencia en los períodos de crisis del Gobierno.

Tercer Período de Gobierno

El 25 de julio de 1988 se presentó nuevamente como candidata a la presidencia de Islandia, teniendo como rival a otra mujer, Sigrun Thorsteinsdottir. Consiguió la reelección para un tercer mandato consecutivo, al obtener el 92 % de los votos.

El 11 de febrero de 1991, Islandia, por boca de su presidenta, reconocía a Lituania y se convertía en el primer país del mundo en aceptar la independencia lituana respecto a la Unión Soviética.

Actualidad

En 1996, decidió abandonar el cargo. Fue sustituida por Ólafur Ragnar Grímsson.

Actualmente, realiza funciones de embajadora de buena voluntad para la organización Unesco, pasando a ser presidenta de la Comisión Mundial de la Unesco para la ética y el conocimiento científico y tecnológico. Paralelamente, defiende a modo personal la diversidad lingüística, los derechos de la mujer, la ecología y la educación.

Fuentes