Saltar a: navegación, buscar

Vocal Sampling

Vocal Sampling
Información sobre la plantilla
Agrupación musical
Vocal Sampling.jpg
Formada hace más de 15 años, por seis músicos instrumentistas de carrera, a Vocal Sampling lo distingue la capacidad de poder reproducir “a capella” —es decir, solo con sus voces y manos, sin el empleo de ningún sintetizador—, la sonoridad de una orquesta completa.
Datos generales
Fecha de Fundación:1989
Información artística
Género(s):Música tradicional cubana e internacional a capella.
Director:René Baños Squall
Miembros fundadores:Carlos Diaz , René Baños Pascual, Abel Sanabria Padrón, Reinaldo Sanler Maseda, Luis Alzaga , Sergio Pereda
Miembros actuales:René Baños Pascual (director musical), Abel Sanabria Padrón (percusión), Reinaldo Sanler Maseda (tenor), Jorge Núñez Chaviano, (tenor), Julio César Pérez Jiménez (tenor), Oscar Porro (bajo).

Vocal Sampling. Agrupación musical cubana formada por 6 integrantes músicos que ejecutan su arte a capella. Como agrupación de un rango profesional de excelencias, Vocal Sampling tiene la certeza de que toda la música cubana está en ellos desde que nacieron, razón por la cual las influencias de agrupaciones como The Swingle Singers, The Manhattan Transfer y Take 6, además de Al Jerrau y Bobby McFerrin, no las toman desde una perspectiva de mimetismo, sino para traducir dicho trabajo en el personal estilo que los identifica.

Trayectoria Artística

Esta inusual banda fue formada en 1989 en el Instituto Superior de Arte de La Habana por el pianista René Baños, el cantante y guitarrista Reinaldo Santer, el percusionista y bajista Abel Sanabria, el cantante y guitarrista Jorge Chaviano, el trombonista Oscar Porro, y el percusionista Renato Mora. Lo de inusual es porque, a pesar de ser todos eximios ejecutantes de sus instrumentos, decidieron hacer un acercamiento vocal a la música tradicional cubana, con las voces reemplazando todos los instrumentos. Vocal Sampling está formado por 6 varones que practican el estilo a cappella. Se fundó en La Habana en 1989. Suelen hacer adaptaciones de música tradicional cubana y de Silvio Rodríguez, pero también poseen composiciones propias originales y, en su último disco, Akapelleando, también realizan versiones de música de otras culturas (Banana Boat u Hotel California). Su disco Cambio de Tiempo, obtuvo 3 nominaciones para los Premios Grammy en las categorías de «Mejor Álbum Tropical Contemporáneo», «Mejor Ingeniería de Grabación para un álbum» (Premio al ingeniero/ Ing. Jon Fausty) así como para «Productor del Año» por el trabajo de la musicóloga cubana Ana Lourdes Martínez. Formada hace más de 15 años, por seis músicos instrumentistas de carrera, a Vocal Sampling lo distingue la capacidad de poder reproducir “a capella” —es decir, solo con sus voces y manos, sin el empleo de ningún sintetizador—, la sonoridad de una orquesta completa. Elogiosos comentarios como el hecho de ser considerado por The Times como “uno de los exitosos grupos vocales del mundo”, o con “el poder del talento para crear momentos mágicos en la escena” por Los Angeles Times, explican la razón de que se les requiera lo mismo en el Royal Albert Hall o en el Ronnie’s Scott de Londres, que en el Club New Morning de París o en el Hollywood Ball de Los Ángeles además de cualquier festival de World Music o de Jazz que se realice tanto en Europa, como en Japón, en América del Norte o en la del Sur. En la trayectoria de Vocal Sampling, no solo el disco Akapelleando ha resultado galardonado, pues por otros anteriores, como Una forma más (1993), les permitieron ser considerados como Artistas del Año por la Contemporary A Capella Society of America, institución que también valoró al disco De vacaciones (1997) como el Mejor Álbum Pop/Rock de 1996, mientras que Cambio de tiempo (2001) resultó con tres nominaciones para los Grammy Latinos del año 2002 y fue premiado en la Feria Cubadisco de ese año en las categorías de Música Vocal y Grabación. A cualquiera que haya escuchado a Vocal Sampling no le cabe la menor duda de que tan exigente propuesta no se alcanza por medio del cliché de que “bastan una lata y un palo” para hacer música cubana.

Estos son los integrantes de una agrupación que, con solo mencionar su nombre, el cubano sabe que hacemos referencia a una de las instituciones de mayor prestigio en el entorno de la música cubana contemporánea: Reynaldo Sanler, tenor; Abel Sanabria, barítono; Jorge Núñez, tenor; Oscar Porro, bajo; Julio César Pérez, tenor; René Baños, barítono y director.


“Creo que en cada uno de nosotros ha sido fundamental el hecho de asumir el trabajo de la voz no solo con la mera mentalidad del cantante, sino con una mentalidad de músicos instrumentistas, que por lo general tienen más arraigada la función musical del acompañamiento. Realmente, estudiamos durante muchos años carreras de instrumentistas y esa mentalidad se ha mantenido en nuestra actitud frente a la música que hacemos. Pudiéramos decir que, intelectualmente, no somos precisamente cantantes que aprendieron a acompañar, sino instrumentistas que desarrollaron las voces como medio sonoro. Eso también nos lleva a desarrollar la versatilidad de la tímbrica de la voz en función del sonido y fraseo que debemos reproducir, y a profundizar en el modo de interpretar las peculiaridades de cada medio sonoro que pretendemos, o de cada necesidad expresiva. Digamos, las diferencias entre el fraseo y el timbre de una trompeta, un trombón, una tumbadora, un contrabajo, un bongó, una guitarra eléctrica, etcétera, son muy objetivas y, en el proceso de su interpretación con nuestras voces, hemos tenido que investigar y experimentar acerca de cómo estos medios producen el sonido y cómo son interpretados en diferentes formatos, estilos y épocas, y con el tiempo hemos ido aprendiendo a adecuar la voz en función de todo eso, además del canto en sí, que utilizamos cuando tenemos que hacer coros o voces solistas. Y luego está el uso de la voz en una media entre lo instrumental y lo vocal, es decir, a menudo necesitamos hacer sonidos que no tienen referencia concreta alguna, sobre todo en momentos de llenar armónicamente alguna sección del cuerpo sonoro. “La labor del diseño sonoro es muy importante y apasionante. A la hora de afrontar determinada pieza musical, ya sea una versión o una composición original, hay que determinar cuál sonoridad será la más idónea, tomando en cuenta aspectos como el mensaje literario, el género musical, el estado de ánimo, el ritmo, la característica vocal de cada uno de los miembros, etc. De ahí sale el tipo de combinación de voces y de supuestos instrumentos que se escribirá en el arreglo. Es, en materia de orquestación, algo muy inusual porque se impone un proceso de síntesis de la información que asumimos como ilusionismo musical más que como pura imitación. Muchas veces tenemos que buscar equivalentes funcionales de los elementos específicos, puesto que, objetivamente no es posible que la voz suene exactamente como ningún instrumento musical. Entonces, la combinación adecuada de las voces y sus funciones dentro del cuerpo sonoro pasa a ser un elemento clave para el resultado final. “También nos ha resultado fundamental el conocimiento de la técnica del canto clásico, de la correcta respiración y administración del aire y la energía corporal en general.”
René Baños habla sobre la complejidad de dicho proceso ……….

Discografía

  • Una Forma Más (1995)
  • De Vacaciones (1997)
  • Cambio de Tiempo (2000)
  • Akapelleando (2006)
  • Live in Berlin (1998)
  • Directo en Tenerife (no oficial)

Fuentes