Age of Empires Online

De EcuRed
Age of Empires Online
Información sobre la plantilla

Carátula oficial de Age of Empires Online
Desarrollador(es):Robot Entertainment
Distribuidor(es):Microsoft Game Studios
Serie:Age of Empires
Plataforma(s):Microsoft Windows
Lanzamiento:16 de agosto de 2011
Género(s):RTS
Licencia:Propietario
Modos de juego:Multijugador
Clasificación:Clasificación 12 de PEGI
Sitio oficial de Age of Empires Online

Age of Empires Online. Es un videojuego de estrategia en tiempo real, desarrollado por Robot Entertainment y distribuido por Microsoft Game Studios. El anuncio oficial de su desarrollo tuvo lugar en la Gamescom del año 2010.[1]

El 16 de agosto de 2011 fue lanzado para la plataforma Microsoft Windows y su distribución fue exclusivamente digital.[2]

Contenido

Jugabilidad

Para jugar en Age of Empires Online escogeremos entre dos civilizaciones: la Grecia Clásica o los ejércitos del Antiguo Egipto. Aunque ambas civilizaciones se muestran muy similares a nivel de opciones y unidades de batalla, poseen ligeras diferencias que permiten que las batallas entre jugadores, y dependiendo de la habilidad y el manejo que se haga con las tropas será el resultado en la batalla. A primera vista los griegos parecerán más poderosos por sus unidades mejor formadas y equipadas, pronto descubriremos que los egipcios en buenas manos también son una amenaza constante, sobre todo por su facilidad para crear oleadas de tropas.

El elemento más significativo lo encontramos en su faceta de mundo persistente que ha permitido a los desarrolladores conjugar, en un mismo título, lo mejor de la estrategia en tiempo real con una gran cantidad de elementos propios de los juegos de rol. Por un lado, nos encontramos con la Capital de nuestro imperio, centro neurálgico que marcará los progresos de nuestra civilización permitiéndonos desarrollar su tecnología a nuestro antojo con los puntos de habilidad que obtendremos tras superar los distintos objetivos que se nos plantean; a lo que debemos sumar las misiones propiamente dichas que mostrarán un desarrollo de la acción.

Un elenco de personajes que nos irán encomendando misiones de todo tipo con sus correspondientes recompensas –en forma de dinero, puntos de experiencia, puntos de imperio y objetos de toda clase–, un amplio árbol de habilidades en el que investigar las distintas mejoras y unidades a través de tres ramas diferentes –utilidad, economía y militar, y la posibilidad de edificar una serie de estructuras que nos darán acceso a nuevas opciones de juego como las partidas competitivas o el apoyo de los consejeros.

El mapa del mundo nos permitirá acceder a las misiones que nos encomienden nuestros ciudadanos o visitar otras capitales.
El mapa del mundo nos permitirá acceder a las misiones que nos encomienden nuestros ciudadanos o visitar otras capitales.

Dependiendo de las decisiones que tomemos en el desarrollo de esta urbe las unidades y mejoras con las que contaremos en las misiones variará considerablemente, lo que significa que podemos centrarnos en aspectos puramente militares para contar con un ejército variado e impotente a costa de ser extremadamente lentos en la gestión de recursos –llegando al extremo de no tener la tecnología para crear torres defensivas, por ejemplo–, o al contrario, ser muy efectivos en la gestión de las ciudades pero muy poco potentes a nivel ofensivo. Además, no podemos olvidarnos tampoco de la posibilidad de equipar a nuestras tropas y estructuras con diversas mejoras que en situaciones de igualdad, es decir, dos unidades de un mismo tipo, por ejemplo, la nuestra salga victoriosa por contar con una mejor resistencia o un mayor poder ofensivo gracias al equipo con la que la hemos avituallado.

Es que las misiones que nos irán encomendando los habitantes de este mundo clásico nos harán disfrutar como niños recolectando recursos, construyendo campamentos y dando forma a poderosos ejércitos con los que aplastar a los contrarios. La mecánica de juego no varía ni un ápice con respecto a las anteriores versiones, con la salvedad de la inclusión de varios tesoros "ocultos" protegidos por unidades especiales a las que tendremos que vencer previamente para recoger sus contenidos –objetos especiales o materias primas para la capital–. Lo interesante del asunto, aparte de la inclusión de variadas misiones que se combinan eficientemente con las tradicionales de combate, es que en esta ocasión se nos permite afrontar muchas de estas batallas junto a otro usuario.

Podremos adquirir distintos poderes especiales que podrán emplearse  durante las batallas para invocar unidades especiales o debilitar a los  rivales, por ejemplo.
Podremos adquirir distintos poderes especiales que podrán emplearse durante las batallas para invocar unidades especiales o debilitar a los rivales, por ejemplo.

Esta modalidad de juego cooperativo otorga a un enfoque jugable más interesante, sobre todo porque las partidas no solo se tornan mucho más amenas y divertidas, sino también estratégicas en el sentido de que se pueden crear movimientos de acción demoledores contra los enemigos, que pueden verse sorprendidos por auténticas apisonadoras. Además, existe la posibilidad de disputar misiones cooperativas de dificultad élite, que aparte de presentar unos desafíos considerables, nos recompensarán con mejores objetos para nuestra ciudad. Pero si exterminar a ejércitos controlados por la IA no nos parece suficiente, este título también cuenta con una modalidad de juego competitivo en el que se pueden librar batallas 2 vs 2 en la belicosa región de Esparta.

El diseño de los personajes y unidades, las estilizadas formas de las edificaciones y las simpáticas animaciones que muestran los soldados le dan un toque muy divertido al juego, pese a que muchos jugadores prefieren un juego más realista.

Requisitos

Referencias

  1. Artículo sobre Age of Empires Online
  2. Preguntas frecuentes sobre AoE Online

Fuentes