Alopecia

De EcuRed
Alopecia
Información sobre la plantilla

Como se desarrolla el virus

Sintoma de la alopecia
Agente transmisor:Bacterias u hongos
Región de origen:Cuero Cabelludo
Región más común:Cabeza
Forma de propagación:Hereditaria o por infección

Alopecia. Caída prematura o ausencia de pelo en una o varias partes del cuerpo.

Contenido

Definición

El término alopecia define la disminución ó pérdida del pelo, localizada o generalizada, temporal ó definitiva de cualquier tipo u origen. Para un entendimiento adecuado de las alopecias es necesario conocer que el crecimiento del pelo es cíclico, pasando por 3 etapas: primera etapa de crecimiento (anágena) que dura de 2 a 6 años, en la que el pelo crece 1 cm. cada mes; seguido de un periodo de reposo o catágeno que dura unas 3 semanas; y finalmente se alcanza la fase de caída o telógena (cayendo de forma imperceptible entre 80-100 cabellos/día) que dura de 3 a 4 meses.

Las alopecias representan entre el 3% y el 8% de las primeras consultas en dermatología. En atención primaria, el paciente más común es un hombre joven que consulta por alopecia androgenética (calvicie común) (Mounsey AL, 2009). Existen diversas clasificaciones de las alopecias, pero desde un punto de vista pronóstico vamos a distinguir dos tipos básicos: cicatriciales (por tanto irreversibles) y no cicatriciales (potencialmente reversibles). En ambas se produce un desprendimiento del cabello a nivel del folículo, pero en el primer caso existe una destrucción de éste que lo hace irrecuperable y en el caso de las no cicatriciales el folículo no se destruye, sufre cambios funcionales que podrían ser recuperables. La única excepción es la alopecia androgenética que, aunque no es cicatricial es lentamente progresiva e irrecuperable. En las alopecias cicatriciales se consigue pellizcar el cuero cabelludo a nivel de la placa de alopecia (debido a la atrofia folicular), sin embargo en las alopecias no cicatriciales es difícil pellizcar el cuero cabelludo pues persisten los folículos.

Clasificación

  1. Alopecia difusa
  1. Alopecia focal
    1. Cicatrizal
    1. No cicatrizal

Diagnóstico

Anamnesis

Exploración física

Para comprobar si se trata de una caída fisiológica o existe una verdadera alopecia se realiza el test del tirón (Pilotracción), que consiste en traccionar con los dedos el pelo de varias regiones, siendo normal que se pueda extraer entre 1 y 2 cabellos de algunas zonas. El test del tirón permite una primera aproximación, ya que en casos patológicos con una tracción ligera se consigue arrancar 4-5 cabellos con facilidad.

Es importante valorar la fase en la que se encuentran los cabellos arrancados a simple vista o con microscopio óptico.

Es importante observar la morfología del cabello, seco y deslustrado en alopecias congénitas o en síndromes carenciales, cabellos miniaturizados en la alopecia androgenética, o cabellos en signo de admiración en la alopecia areata.

En la caída difusa de pelo interrogar si es de forma ligera o en gran cantidad, si hay relación con algún suceso importante, si hay síntomas de anemia, hiperandrogenización, alteraciones tiroideas o antecedentes familiares.

Analizar el patrón de distribución de la alopecia: difuso (interrogar sobre si existe relación con algún suceso que la precipitara y si se acompaña de síntomas) o localizado (observar si existe cicatrización en el cuero cabelludo y si no existe las causas más frecuentes son la alopecia areata y la tiña capitis). Para diferenciarlas en esta última la piel puede estar inflamada, con descamación y pueden existir adenopatías occipitales También hay que explorar el cuero cabelludo observando la existencia de alteraciones: cicatrices, pápulas, escamas, eritema.

Exploraciones complementarias

Hay que tener en cuenta que en más de la mitad de los casos de alopecia no es necesario pedir ninguna exploración complementaria, la clínica y la exploración física son suficientes para establecer un diagnóstico firme. Suelen ser problemas temporales autorresolutivos y bastará con una adecuada explicación al paciente.

En los casos seleccionados en que se solicite alguna exploración se debe comenzar por un estudio analítico: hemograma, glucemia, ferritina sérica, creatinina, transaminasas hepáticas, TSH, magnesio y zinc. Son opcionales VDRL o RPR, anticuerpos antinucleares, VIH y Testosterona libre y DHEAs (mujeres con alopecia androgénica).

Pueden también indicarse test especiales en caso de sospecha de infección micótica o bacteriana (cultivo, examen directo del talo del pelo y de la escama con KOH).

Biopsia, si todo lo anterior no resulta suficiente para el diagnóstico.

Las causas más frecuentes de alopecia son:

Pseudopelada de Brocq

Una forma localizada de alopecia cicatrizal de una relativa frecuencia y etiología desconocida es la pseudopelada de Brocq. Suele presentarse como pequeñas placas de alopecia de crecimiento lento y progresivo que aunque pueden llegar a afectar todo el cuero cabelludo, está descrita su estabilización con el tiempo en algunos casos.

Derivación

Puede estar indicada una consulta con el dermatólogo en caso de: alopecias areatas recidivantes y/o extensas, las difusas sin causa definida, alopecias cicatriciales y efluvios.

Fuente

Enlaces externos