Saltar a: navegación, buscar

Argot

Argot
Información sobre la plantilla
Concepto:Lenguaje especial y característico que usan las personas de un grupo social o de una profesión para entenderse entre ellas. Es un conjunto de variedades de lengua que no gozan de prestigio social.

Argot. Es un dialecto social limitado al léxico, de carácter parásito, en la medida en que crea términos nuevos, con valores afectivos diferentes, para conceptos ya dotados de un término. Estos vocablos son utilizados por una capa social determinada que se considera diferente de las otras. Cuando una palabra de argot pasa a conocimiento general, es precisamente porque ha dejado de serlo. Es habitual confundir los coloquialismos con el argot, pero se trata de dos fenómenos distintos.

Definición

El argot es el lenguaje especial entre las personas de un mismo oficio o actividad. Rodríguez (1999) define el concepto argot como una parte del léxico sometida a un flujo constante y formado por un cúmulo de expresiones vivas y pintorescas que caracterizan a muy distintos grupos sociales y profesionales, especialmente cuando se emplean para la comunicación interna. El argot proporciona y refuerza la identidad social y grupal, pero también se utiliza en la sociedad en general para dar un aire de informalidad y relajación a la comunicación.

Antecedentes

Dennis Francois afirma que el término argot aparece en el siglo XVII, en la época de los procesos de los Coquillards. Primitivamente el argot designa a la comunidad de los malhechores y mendigos, al “Reino del Argot”, lugar donde eran confinados los delincuentes. Parecía ser que el argot estaría conformado por todas aquellas manifestaciones verbales propias de los delincuentes, y por extensión, por el habla de los estratos sociales económicamente bajos, de los iletrados y analfabetos. Sin embargo, con el paso del tiempo, esta prespectiva sufre un viraje al constituirse en legítimas hablas sociales o de grupos cuyos fines identitarios les asignan un valor propio dentro de un sistema lingüístico mayor.

De modo que solo en un principio es que el argot se identificó únicamente con los malhechores, el lenguaje del hampa, la germanía en España o el jobelin, narquin o jargon de las bandas de salteadores de caminos en Francia. Progesivamente al interior del argot concurren formas lingüísticas empleadas por diferentes grupos sociales –profesiones, oficios u ocupaciones– que persiguen legitimar su existencia mediante la peculiaridad de sus usos verbales. Surgen como un instrumento necesario para defenderse y sobrevivir en el seno de un grupo social. No se debe confundir el argot con las lenguas técnicas, a pesar de que ciertos argots poseen tecnicismos.

Objetivo

El objetivo del argot es codificar el mensaje, de forma tal que solo pueda ser entendible por el grupo social que lo utiliza, de modo que los posibles receptores no deseados no puedan decodificarlo, para ello se sirven de un lenguaje informal.

Características

El argot es un vocabulario incompleto, limitado, en donde solo aparecen algunos lexemas nuevos para convertir la frase en algo incomprensible para los de afuera. Es un instrumento de comunicación secundaria y parasitaria, que requiere siempre del soporte de una lengua común, lo que explica además que el argot no pueda ser internacional.

El carácter cambiante es una de las principales características de este fenómeno. Los argots cambian de generación en generación y de ciudad en ciudad. Hay palabras que cambian de una generación a la siguiente y de lugar en lugar, aunque otras parecen extenderse a lo largo de los siglos.

El argot, como fenómeno social, muestra una gran riqueza expresiva dentro de los grupos sociales en los que encuentra cabida, al tiempo que permite crear estrechos vínculos lingüísticos entre sus integrantes y posibilita una mayor cohesión e identidad frente a otros grupos externos. El argot se caracteriza por la inequivalencia terminológica que se puede presentar en una lengua frente a otra, reflejo de la sociedad que la maneja. El argot es reflejo de los grupos sociales en los que habita.

Investigaciones

Entre las investigaciones sobre el argot español realizadas en los últimos años se destacan las de Julia Sanmartín y Ciriaco Ruiz, autores de diccionarios de argot español. Sanmartín considera que los argots son unos léxicos específicos propios de un grupo social, con rasgos exclusivos que que permiten diferenciarlos del resto de variedades sociales o estilísticas de una lengua y que se encuentran a medio camino entre la neología estilística y la denominativa.

Ruiz afirma que el argot es una más entre las múltiples variaciones sociales de la lengua que son determinas por factores que estratifican y segmentan la lengua en la sociedad y lo convierten en expresión de la diferencia mediante la cual los usuarios se reconocen, integran y comparten los valores propios del grupo. Así funciona como cohesionador grupal, aunque desde afuera se interprete como un intento para evitar que sus comunicaciones sean comprendidas por el resto del conjunto social

Fuentes