Saltar a: navegación, buscar

Ataques de corsarios y piratas

Ataques de Corsarios y Piratas
Información sobre la plantilla
Capture-of-blackbeard.jpg
Ataques de corsarios y piratas

Ataques de Corsarios y Piratas. Los españoles no querían compartir con ningún otro país de Europa las riquezas del Nuevo Mundo. Se declararon dueños de América y los únicos explotadores de sus riquezas. Esto hizo que las otras naciones se dispusieran a no compartir dichas riquezas solo por la fuerza.

Historia

Cuando un país estaba en guerra con España, autorizaba a sus marinos para que atacaran a los barcos y las colonias españolas. Estos marinos se llamaron Corsarios; ellos tenían que dar al rey de su país la mitad de lo que robaban al enemigo.

Corsarios y piratas

El primer corsario famoso se llamó Juan Florín, francés, que en 1521 se apoderó de las tres naves en que Hernán Cortés enviaba los tesoros arrebatados a Monctezuma.
El francés Jacques de Sores, uno de los más crueles, atacó a Santiago de Cuba y a La Habana, robando, incendiando y degollando a los prisioneros que logró hacer.
Para fortalecer a la ciudad, se construyó la fortaleza de La Punta, a un lado de la bahía, y la del Morro, al otro lado.
Francisco Drake, corsario inglés, intentó apoderarse de La Habana varias veces, pero no se atrevió debido a que la ciudad ya estaba mejor fortificada.
A principios del Siglo XVII, el pirata francés Gilberto Girón, secuestró al obispo Fray Juan de las Cabezas Altamirano y pidió mil pesos, mil cueros y cien arrobas de carne por su rescate. El pirata fue sorprendido yatravesado con una lanza por un negro nacido en Cuba, llamado Salvador y rescataron al obispo.

Otro pirata famoso

Otro pirata famoso fue el inglés Henry Morgan, elegido almirante por sus compañeros de fechorías.
En 1668 trató de apoderarse de La Habana. Al no poder realizar su propósito, se dispuso a atacar la cuidad de Puerto Príncipe, en Camagüey.
Los vecinos de Puerto Príncipe, al saber que se acercaban organizaron una milicia. Morgan ocupó la cuidad, casa por casa, lo que le costó muchos heridos, para vengarse torturó cruelmente a varios vecinos.
Por último, para retirarse pidió un rescate de mil Reses, a cambio de no incendiar la ciudad, tan pronto recibió el rescate, emprendió la retirada.

Fuente

  • Hechos y Personajes Históricos. Dirección Política MININT: Lecturas de Historia de Cuba.