Avispas

De EcuRed
Avispas
Información sobre la plantilla
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Arthropoda
Clase:Insecta
Orden:Apocrita
Familia:Vespidae

Avispas. Los cinípidos, avispas gallaritas o avispas de las agallas (Cynipidae) son una familia de himenópteros apócritos de la superfamilia Cynipoidea.

Contenido

Características

Se conocen cerca de 1.300 especies; son de pequeño tamaño (1-8 mm), cosmopolitas, con 360 especies de 36 diferentes géneros en Europa y 800 especies en América. Como todos los representantes de Apócrita, las avispas gallaritas tienen una forma de cuerpo distintiva, la llamada cintura de avispa (conexión fina entre el tórax y el abdomen).

El primer segmento (tergito) abdominal llamado propodeo está unido con el tórax, mientras el segundo segmento abdominal forma una suerte de astilla, el pecíolo, que conecta con el resto del abdomen (gáster); este último es el abdomen funcional en las avispas apócritas, arrancando con el tercer segmento abdominal propiamente. Juntos, el pecíolo y el gáster forman el metasoma, mientras el tórax y el propodeo hacen el mesosoma. Las antenas son rectas y consisten de 12 a 16 segmentos. En muchas variedades la parte dorsal del mesosoma presenta bandas longitudinales. Las alas son típicamente de venación simple. El ovipositor de la hembra que sirve para depositar los huevos, generalmente asoma más allá del metasoma.

Reproducción y desarrollo

La reproducción de las avispas gallaritas es parcialmente por reproducción sexual y parcialmente por partenogénesis, en donde el macho es completamente innecesario. Como en muchas especies, sin embargo, hay una alternancia de generaciones con una a dos generaciones sexuales y una partenogénica anualmente. Este proceso diferencia a las varias generaciones en su apariencia y en la forma de inducir las gallaritas. Las larvas de muchas especies desarrollan características gallaritas; y hay también muchas especies que son inquilinos o parásitos de otras avispas gallaritas, tales como las del género Synergus. Las gallaritas mayormente se desarrollan directamente después que la hembra oviposita. La inducción para la formación de gallaritas es muy desconocida; no se conoce bien cuales son los mecanismos desencadenantes ya sea químicos, mecánicos o virales. Las larvas crecen absorbiendo los tejidos nutritivos de las agallas, donde además están bien protegidas de efectos ambientales adversos externos.

Las plantas hospedantes y el tamaño y forma de las gallaritas son específicos de cada especie de avispas, donde el 70 % de las especies conocidas viven en varios tipos de robles. Uno puede hallar agallas en muchas partes de tales árboles, algunas en hojas, tallos, ramas, raíces. Otras especies de avispas parasitan rosales o arces, así como a muchas hierbas. Frecuentemente, la determinación de la especie es muy simple observando las agallas producidas más que al insecto en sí.

Tipos

Muchas especies de avispas gallaritas viven como formadoras de agallas en robles. Una de las más conocidas de estas avispas de agallas del roble es la Cynips quercusfolii, que induce características agallas esféricas de 2 cm de diámetro, en el envés de las hojas del roble. Se tornan rojizos en el verano, conocidos comúnmente como manzanas del roble (en:oak apples). Las agallas lentiformes en el envés de las mismas hojas son inducidas por Neuroterus quercusbaccarum; las más oscuras con bordes rugosos son por Neuroterus numismalis. Otras agallas por Cynips longiventris, también en el envés de las hojas, reconocibles por su forma esferoidal y rayas irregulares rojizas.

La avispa gallarita del fruto del roble Biorrhiza pallida crea agallas redondeadas que crecen hasta 4 cm. En las raíces están Andricus kollari y Andricus quercustozae. Las agallas de la avispa del rosal Diplolepis rosae se distinguen y se conocen como bedeguars. Se encuentran en los piés del rosal y tienen una longitud de 5 cm con largos pelos rojos. Dentro de sus agallas hay diversas cámaras, ocupadas por las larvas.

Información adicional

  • Las gallaritas de muchas especies, especialmente las variantes mediterráneas, fueron una vez usadas como agentes taninantes.
  • La agalla tipo nuez del rosal puede usarse como un ramo floral durable.
  • Antes de sus trabajos sobre sexualidad humana, el  Dr. Alfred Kinsey, fue conocido por sus aportes al estudio de las avispas gallaritas.

Avispa Cazadora de Araña Pompílidos

Apócritos de tamaños muy variados, depredadores de las arañas, a las que atacan e inmovilizan con el veneno inyectado por el aguijón, para poner después un huevo en su cuerpo, de modo que sirva de alimento a las larvas. Se encuentran en todos los continentes.

Avispa Clavicornia Cimbícidos Sínfitos

Llegan a alcanzar hasta los 2,5 cm de longitud. Tienen dibujo de color rojo, negro, marrón o verde metálico, y antenas cortas y engrosadas en la punta. Las larvas son grandes y se alimentan de las hojas de diversos árboles y arbustos.

Avispa de Antenas Plateandas Dipriónidos

Sínfitos cuyas hembras tienen las antenas serradas, que en el caso de los machos son plumosas. A ellas pertenecen las avispas de las coníferas, muy dañinas, pues las larvas devoran las hojas de estos árboles.

Avispa de Brillo Metálico Calcidoideos

Superfamilia de Apócritos de pequeño tamaño, forma variada y brillantes colores. Sus larvas son endoparásitos de huevos, larvas o ninfas de otros insectos, por lo que muchas especies se utilizan para la lucha biológica contra los parásitos de las plantas (Pteromalus y Trichogramma, que ponen los huevos sobre distintas mariposas).

Avispa de Cara Plateada Crábridos

Apócritos cavadores que deben su nombre común al pelaje dorado o plateado de la cabeza.

Avispa de la Madera Sirícidos

Son Sínfitos de gran tamaño. Las hembras suelen llevar en el oviscapto, oídios de hongos en simbiosis. Ponen los huevos en la madera viva o muerta.

Avispa de las Agallas Cinípedos

Apócrito de pequeño tamaño y color uniforme oscuro. El abdomen está comprimido lateralmente. Introducen los huevos en las hojas de las plantas e inducen la formación de agallas.

Avispa de las Hojas Tentredínidos

Sínfitos de tamaño mediano o pequeños, que ponen los huevos en las plantas, a las que causan grandes daños. Está distribuida por todo el mundo salvo en Australia. Entre las principales especies está la avispa de la hoja del cerezo, Cariloa limacina, de color negro y unos 5 cm de longitud; sus larvas están cubiertas de una mucosidad oscura que huele a tinta, y devoran las hojas de los cerezos y perales dejando sólo la nervadura. Los machos son muy escasos y la reproducción se efectúa casi siempre por partenogénesis. La avispa de la remolacha, Athalia rosae, es de color amarillonaranja, mide hasta 8 mm de longitud y sus larvas devoran las hojas de la colza.

Las avispas del rosal pertenecen a diversos géneros, Arge, Emphytus, Blennocampa, Caliora, tienen el cuerpo con dibujos en blanco y negro o amarillo y sus larvas se alimentan de las hojas del rosal.

Avispa de las Plantas Céfidos

Esta avispa tiene un cuerpo por lo general cilíndrico y esbelto. Las larvas viven en los tallos de las plantas herbáceas, y varias de ellas producen daños en los cereales y otras plantas cultivadas. Entre las principales especies se encuentran el cefo del trigo, Cephus pigmaeus, que ataca a los trigales.

Avispa de los Higos Blastophaga Psenes

Son muy importantes como polinizadores de plantas útiles, como por ejemplo, las higueras. Son cosmopolitas. Una especie típica es la avispa de los higos, Blastophaga psenes, que se desarrolla en ciertas flores de la higuera macho, que entonces se transforman en agallas. Las hembras son las únicas aptas para el vuelo y también las que llevan el polen de la higuera macho a las higueras cultivadas, carentes de él, realizando así la fecundación.

Avispa Dorada Crísidos

Apócritos de colores especialmente brillantes, más intensos en las regiones templadas que en las cálidas. Son parásitos de cría de las avispas cavadoras.

Avispa Hambrienta Evánidos

Estos apócritos tienen su abdomen muy reducido y comprimido, acabado en un pedúnculo largo y estrecho y en contacto con la superficie dorsal del tórax, que en cambio está muy desarrollado. Las larvas son parásitos de cucarachas.

Avispa Tejedora Pamfílidos

Sínfitos de tamaño mediano con el abdomen aplanado. Las larvas viven en árboles y arbustos, donde tejen telas para resguardarse. Entre las principales especies están la avispa tejedora de los pinos, Acantholyda erythrocephala, cuyas larvas enhebran y enrollan varias hojas para formar una cubierta; se alimenta de las aciculas de árboles de 9 a 15 años, y cuando se presentan en gran número llegan a dejarlos desnudos, con lo cual provocan su muerte.

Avispa Terrera - Cavadora - Zapadora Esfécidos

Estos apócritos tienen un tamaño variable y colores muy vistosos. Son avispas solitarias que atacan a todo tipo de insectos; muchas son beneficiosas para al agricultura porque destruyen parásitos de las plantas. Cavan galerías para construir nidos. Entre las prncipales se encuentran las del género Ammophila, con el abdomen pedunculado de color rojo y negro. Construye un nido y va en busca de una oruga, a la que paralizan con su picadura, después la transportan hasta aquel y allí ponen sobre ella un huevo. La oruga sirve después de alimento a la larva. Una hembra se ocupa simultáneamente de varios nidos, que inspecciona con regularidad. Otra especie es la avispa cazadora, Cerceris arenaria, que mide 17 mm de longitud y construye el nido en una galería que excava en el suelo. Sus principales presas son los pulgones, las moscas y los escarabajos.

Avispa Verdadera Véspidos

Las principales características de estos apócritos es el modo de doblar las alas cuando están en reposo, longitudinalmente al cuerpo y la muesca de los ojos, que a veces es muy profunda. Tienen unas mandíbulas poderosas y carecen de aparato recolector de polen. Incluyen especies solitarias y sociales. Entre las solitarias están las del género Eumenes, que construyen nidos de granos de arena cimentados en forma de vasija, en cuyo interior introducen varias orugas paralizadas que servirán de alimento a la larva que salga del único huevo que ponen, y Odynerus, muy parecidas a las anteriores pero que confeccionan sus nidos en cavidades de muros y en huecos. Entre las sociales se encuentra la avispa común.

Véase también

Fuentes