Saltar a: navegación, buscar

Binoculares

Binoculares
Información sobre la plantilla
Binoculares1.jpg
Los binoculares son pequeños telescopios refractores, que tienen incorporado un sistema de prismas para acortar el tubo de soporte y evitar la visión invertida.

Binoculares. Es una palabra compuesta que se forma a partir de dos vocablos: binus (“doble”) y oculāris (“ocular”). El término se utiliza para nombrar al instrumento óptico que permite mirar de forma simultánea con los dos ojos. Los binoculares también se conocen como prismáticos o largavistas y su función es ampliar la imagen de objetos distantes que se observan a través del dispositivo.

Características

Tienen menor capacidad de aumento que un telescopio, pero tienen mayor campo de visión. Para impedir las vibraciones, conviene fijarlos a un trípode fotográfico. Se clasifican por el grado de aumento y el diámetro de apertura, en milímetros, del lente frontal. Un prismático 7x50, por ejemplo, aumenta 7 veces la imagen y tiene 50 milímetros de apertura. Para el aficionado que comienza, son una pieza muy importante de su equipo.
Los prismáticos o binoculares indican sus características ópticas en la carcasa o montura mediante un par de cifras numéricas separadas por "X".

Estos números se refieren al aumento o potencia visual (primera cifra) y al diámetro (en mm) de las lentes frontales (segunda cifra), respectivamente. Así, un prismático que en su montura indique 8 x 40 significa que tiene 8 aumentos, y que el diámetro de sus lentes frontales es de 40 mm.
Este instrumento se caracteriza por su comodida en visualizar objetos, su amplio campo de visión y la sensación de profundidad, al estar usando los dos ojos.

Es el método ideal para conocer objetos característicos de cada constelación, interiorizarse y reconocer el cielo nocturno. Su precio es mucho más bajo que un telescopio y acarrea menos trámite comenzar a usarlo. Uno se puede tumbar en el suelo y comenzar a "barrer" el cielo sistemáticamente, o, si ya llevas un tiempo con él y planeas hacer cosas más complejas, la observación de estrellas variables y la búsqueda de cometas son dos buenos objetivos.

Partes binoculares.JPG
En un típico binocular se pueden individualizar varias partes. Los objetivos, de diámetro medido en milímetros, los oculares –incluyendo un ocular de enfoque, generalmente el derecho-, la rueda de enfoque situada en el eje de binocular, y en muchos modelos una rosca universal capaz de adecuarse a un trípode, si se dispone del accesorio adecuado. Es común también que los oculares traigan incorporados un cobertor de goma, el cual protege a la vista de la posible luz parásita ambiental. En algunos casos, para los observadores que usen lentes, estos cobertores pueden ser quitados para facilitar el enfoque y la observación.

Prismas y coatings

Los dos diseños básicos en prismas son el ROOF y el PORRO. Por este diseño, los binoculares con primas ROOF son más livianos y compactos. Los prismas PORRO se dividen en dos modelos, diferenciándose por su calidad: los BK-7 y los BAK-4. Ambos son económicos y eficientes, pero el cristal de alta densidad utilizado en los BAK-4, brinda imágenes nítidas y definidas gracias a que virtualmente elimina toda reflexión interna.

Binoculares prisma.JPG













Categorías

Existen cuatro categorías en coatings: coated, fully coated, multicoated y fully multicoated, ordenadas de menos a mayor calidad (se nombran con sus respectivos nombres en inglés para facilitar su identificación por parte del lector, dado que en la mayoría de los casos estos datos se encuentran en ese idioma). En lo posible no hay que descender de la categoría fully coated.


Aumentos y aperturas

Aumentos_apertura

Los binoculares tienen grabados unos números similares a "7 x 35", "10 x 50", "7 x 50", etc. El primer número (7, 10) se refiere al aumento que proporcionan los binoculares, el segundo es la apertura expresada en milímetros. Unos binoculares "7 x 50" tendrán 7 aumentos y un objetivo de 50 mm; probablemente 7 es el aumento más frecuente, pero es posible adquirir binoculares de 10, 15 o aún 20 aumentos.

El modelo de 10x50 es uno de los más usados por aficionados (pueden verse objetos de hasta magnitud 10!). Se recomienda que la apertura del objetivo no sea menor a 35 mm, pero en objetivos mayores a 100 mm ya se hace necesario montar los binoculares en un trípode o soporte, debido a su peso.

Pupila de salida

Pupila_salida

Cuando se divide el diámetro entre el aumento se obtiene un valor llamado pupila de salida, que es el ancho del haz de luz que sale de los binoculares por los oculares (aquellos lentes pequeños por donde se observa) pasando por la pupila del observador . Para unos binoculares "10 x 50" la pupila de salida sería 5 mm (50/10=5).

Lo importante aquí es que si la pupila de salida es mayor que la dilatación de pupila del observador, habrá un porcentaje de luz desperdiciada que no nos llegará a la retina. Dado que la pupila de un observador comúnmente se abre unos 5 mm en condiciones de cielo oscuro, lo recomendable es que la pupila de salida de los binoculares mida entre 2.5 y 5 mm.


Campo de visión

Campo_vision

En muchos binoculares encontrará algo como "80 m o 1000 m", es decir el ancho que vemos en una vista que se encuentra a 1000m. Para observar el cielo con binoculares dispondremos de un campo expresado en grados. 1º (un grado) es el equivalente a 2 veces el diámetro de la luna llena. 7º de campo real equivalen a 14 lunas llenas.

Los modelos con mayor aumento tienen entre 3º y 5º, los modelos con gran campo (gran angular) pueden tener 8º ó 10º. En cualquier caso, los objetos que estarán a nuestro alcance con un campo de visión típico de binoculares, son: Cúmulos estelares (abiertos y cerrados), nebulosas, cometas, galaxias brillantes, planetas, la Luna y el Sol (con los filtros adecuados para el caso, o mejor aún, usando la técnica de proyección).

Coberturas antirreflejo

Los binoculares tienen una cobertura antireflejos de fluoruro de magnesio que le da a los lentes una tonalidad azulada. Las coberturas aumentan la transmisión, disminuyen la dispersión de la luz que llega a los lentes y aumentan el brillo y contraste. En los modelos más antiguos y en los modelos más económicos sólo las partes externas tienen la cobertura antireflejos ("coated"), estos modelos tendrán muchas reflexiones y pérdida de luz. Es muy importante fijarse en este detalle, pues los reflejos deterioran sensiblemente las observaciones.

Técnicas al momento de comprarlos

Para probarlos separe ambos tubos hasta que vea un solo disco con ambos ojos. Normalmente uno de los tubos tiene un ocular con números que es para compensar las diferencias entre un ojo y el otro (usualmente es el derecho). Cierre el ojo derecho y enfoque el binocular con la vista izquierda (el enfoque se realiza con una rueda en la parte que une los dos tubos), cuando la imagen esté nítida cierre el ojo izquierdo y observando con el ojo derecho encuentre el foco girando únicamente el ocular, ¿listo?, abra los dos ojos. Finalmente, considera que al momento de comprar binoculares siempre existirán las siguientes ventajas y desventajas:


Ventajas

- Son económicos
- Fáciles y cómodos de usar
- No requieren mucho mantenimiento
- Permite encontrar objetos rápidamente

Desventajas

- Pueden sufrir un efecto de "curvatura de campo" que distorsione parte de la imagen
- La mayoría no tiene posibilidad de oculares intercambiables
- En aperturas más allá de 50 mm se hacen muy pesados para sostenerlos con firmeza

Potencia

La potencia del prismático (aumento), es un factor de gran importancia, e indica la capacidad del prismático para acercar la imagen. El valor de aumento viene indicado por la primera cifra del par inscrito en la montura. Valores de aumento por debajo de 8 han de considerarse como bajos, siendo igualmente baja la capacidad del prismático para acercar la imagen y apreciar detalles.

Valores entre 8 y 10 son normales, e identifican prismáticos de uso general, adaptables a una amplia gama de requerimientos (náutica, caza, naturaleza, vigilancia, etc.). Valores de aumento entre 10-16 son ya decididamente altos, y logran un notable acercamiento de la imagen, con gran capacidad de apreciación de detalles. Por último, binoculares por encima de los 16 aumentos son muy potentes, estando especialmente indicados para usos especializados (observación a larga distancia, astronomía, etc.).

Otra característica ligada a los prismáticos de gran potencia es la disminución del campo de visión, esto es, del área abarcada de visión a una cierta distancia (en general 1000 m). Así por ejemplo, un prismático de 15x60 abarca a 1000 metros de distancia un área ó "anchura de visión" de 75 metros, otro de 10x40 aumenta el campo hasta unos 100 metros mientras que un modelo de 8x30 abarca, a la misma distancia, un campo de visión de 135 m.

Luminosidad

El resultado de dividir el diámetro de las lentes por el valor de aumento indica la luminosidad del prismático, su rendimiento en condiciones de poca luz, valor de gran importancia a la hora de hacer una primera selección de nuestras necesidades.

En un prismático de 8x40, el valor de la luminosidad se obtiene dividiendo el diámetro indicado de lentes (40) entre el aumento (8), resultando por tanto un valor de luminosidad igual a 5. Un prismático de 8x30 tendrá una luminosidad de 3’8, mientras que otro prismático de 8x56 resultará de una luminosidad de 7, y en un prismático de 10x21 la luminosidad será de 2’1.

Como norma general, los valores de luminosidad inferiores a 3’5 deben considerarse como bajos, e indican que el rendimiento óptico del prismático en condiciones de poca luz va a ser indudablemente pobre, no estando indicados por tanto para usos que requieran claridad de imagen o buena visión en cierta penumbra. Si el índice de luminosidad se sitúa entre 3’5-4 los valores resultantes pueden considerarse como normales, siendo prismáticos con un rendimiento lumínico suficiente para variados usos.

Los binoculares con valores superiores a 4 y hasta 5, pueden calificarse como luminosos, y su rendimiento teórico en condiciones de poca luz es ya alto. Finalmente, valores de luminosidad superiores a 5, y especialmente los próximos a 6-7, son decididamente muy luminosos, siendo óptimo su rendimiento a poca luz.

El aumento en la luminosidad de los prismáticos suele ser proporcional a su aumento de peso. Evidentemente, para que un prismático tenga alta luminosidad debe disponer de lentes frontales de gran diámetro (que incrementen la entrada de luz), lo que aumenta el peso. Pueden también lograrse prismáticos muy luminosos reduciendo los aumentos, para que no haya que disponer lentes frontales de gran diámetro, y que así el cociente numérico de la luminosidad se mantenga en niveles aceptables y con pesos bajos, pero entonces la capacidad de visión o potencia queda muy reducida y los hace de escasa utilidad.

Montura y sistemas ópticos

Las características y diseño de la montura influyen decisivamente en la resistencia del prismático frente a las condiciones ambientales (lluvia, frío intenso, etc.) y en la mayor o menor comodidad de manejo (ergonomía). Las monturas de calidad normal vienen engomadas exteriormente, para facilitar el agarre y ofrecer cierta protección frente a la lluvia. Las monturas de más alta calidad son herméticas al agua y al polvo, y las cámaras internas vienen rellenadas de gas nitrógeno, a fin de que no se produzca empañamiento interior a temperaturas bajo cero.

La calidad de las lentes es esencial en el rendimiento óptico de un prismático. De entrada, deben desecharse los prismáticos con lentes denominadas "orgánicas", fabricados con plásticos o productos similares, pues a largo plazo su rendimiento óptico tiende a disminuir notablemente (aunque son más económicos). Las lentes minerales son, en consecuencia, primer signo de calidad de un binocular, y los distintos tratamientos y precisión de diseño aplicados por el fabricante incrementan acusadamente su rendimiento.

Los prismas son una especie de lentes minerales de forma prismática que transmiten y desvían la luz en el interior del prismático. Al igual que hemos comentado para las lentes, la calidad de los prismas es proporcional a la calidad de imagen. Por supuesto, deben rechazarse prismas "orgánicos", y de entre los minerales resultan de especial calidad los que han sido objeto de tratamientos, en general denominados "bak-4" o "revestidos".

El enfoque o ajuste de la nitidez de la imagen en el prismático o binocular se realiza mediante una rueda o cilindro central. Para evaluar la precisión del enfoque de un prismático el mejor sistema es colocar un periódico o revista a cierta distancia del observador (mínimo 8 metros) y tratar de leer las letras o titulares. En un prismático de calidad, ambos deben leerse perfectamente. A mayor nitidez de lectura, mejor calidad óptica. Asimismo deberá comprobarse la suavidad de la rueda de enfoque (desechar ruedas de movimiento demasiado duro o difícil), y el hecho de no presentar holguras o irregularidades en su movimiento.

Un segundo aspecto relacionado con el enfoque es el llamado "enfoque mínimo", esto es, la distancia mínima al observador a la cual puede enfocarse un objeto. En general, cualquier prismático que sea capaz de enfocar objetos a partir de 5-8 metros de distancia puede considerarse de enfoque mínimo bueno, y si se aproxima a los 2 metros es excelente.

La capacidad de enfoque mínimo es muy útil en ciertas disciplinas como la ornitología (observación de aves) e incluso la entomología (observación de insectos) y otras, pues nos permite enfocar nítidamente animales (aves, mariposas, libélulas, anfibios y reptiles, etc.) a corta distancia, observándolos con todo detalle.

El llamado "enfoque al infinito" también debe chequearse. Para ello lo ideal es enfocar un objeto lejano de silueta rectilínea (una antena o poste es ideal) y comprobar el resultado : en un prismático de cierta calidad se verá una imagen nítida, en uno malo una doble imagen.

Algunos modelos de binoculares existentes en el mercado carecen de anillo de enfoque, ya que están fabricados para proporcionar una visión nítida a cualquier distancia a partir de una distancia mínima (entorno a 10-20 metros).

Como complemento al enfoque, los prismáticos vienen dotados de un sistema corrector de dioptrías. Este mecanismo puede estar situado en el ocular derecho o junto al cilindro central de enfoque. Su misión es corregir la posible diferencia de visión entre ambos ojos, para lograr una perfecta nitidez de imagen. El método clásico de ajuste consiste en enfocar un objeto (es ideal un periódico o letrero comercial) con el ojo izquierdo, moviendo el anillo de enfoque, y luego, con el ojo derecho y moviendo el ajuste de dioptrías enfocar nítidamente la imagen. El resultado final debe ser una visión igualmente nítida con ambos ojos.

Para los usuarios de gafas, los prismáticos de cierta calidad disponen de oculares retraíbles, es decir, que se pueden "meter hacia adentro" o doblar la goma que los protege para que la visión con gafas sea cómoda.

Una característica de especial importancia en la óptica de un prismático es su capacidad de transmisión del color. Esta capacidad debe chequearse comparando distintos modelos de prismáticos, y tenderá a elegirse aquel capar de ofrecer una imagen brillante y natural, sin falsos colores, halos ni distorsiones en torno a la imagen.

Accesorios

La correa portadora se emplea para transportar en marcha los prismáticos. Las correas no deben de ser finas, deben ser anchas, y aquellas con bandas de protección de neopreno son excelentes, pues amortiguan el peso de los prismáticos y permiten su uso prolongado sin causar molestias. En prismáticos pesados (por encima de los 800 gr. aprox.), su uso es absolutamente recomendable. Algunos prismáticos de alta calidad incorporan de serie estas correas.

Las tapas antilluvia consisten en una pieza de goma blanda, independiente, que encaja en ambos oculares de los prismáticos, protegiéndolos de la lluvia y el polvo mientras se portan colgados.

El uso deltrípode es recomendable en prismáticos de más de 12 aumentos, y en la práctica obligado por encima de los 20 aumentos. A la hora de elegir un trípode, son fundamentales, entre otras, tres características básicas: peso, tipo de cabezal y altura.

A mayor peso del trípode mayor estabilidad, y en consecuencia, mejor plataforma de asentamiento del prismático, lo que en último término supondrá menor vibración y más calidad de visión. Si necesitamos facilidad o comodidad de transporte, optaremos por modelos más livianos, pero nunca excesivamente, pues ello redundará en una desagradable vibración del prismático (máxime en condiciones de viento).

Existen diversos modelos y tipos de binoculares. La mayoría de ellos ofrece la posibilidad de ajustar la distancia entre los oculares para brindar mayor comodidad al usuario. Los binoculares también suelen contar con un anillo de corrección dióptrica (instalado en el ocular derecho para mejorar el enfoque) y una rueda de enfoque.
El nivel de ampliación de imagen y el diámetro del objetivo se mide en milímetros y se expresa con dos números separados por una X. Los binoculares de 14×60, por ejemplo, ofrecen un nivel de ampliación de 14 aumentos y un par de objetivos de 60 milímetros de diámetro.

Fuente