Bruna Truffa

De EcuRed
Bruna Truffa
Información sobre la plantilla
NombreMaría Inés Bruna Truffa Sola
Nacimiento27 de enero de 1963
Arica Bandera de Chile Chile
Nacionalidadchilena
OcupaciónPintora
Sitio web
Sitio Web

Bruna Truffa. Es una artista visual, de Origen chileno. Desde 1981 trabaja y expone regularmente junto a Rodrigo Cabezas.

Contenido

Biografía

Nació en Arica el 27 de enero de 1963; al terminar sus estudios secundarios se dirigió a Santiago, para seguir la licenciatura en Artes en la Universidad de Chile y estudiar también en el Instituto de Arte Contemporáneo.

Estudios

Estudió Arte en la Universidad de Chile y en el Instituto de Arte Contemporáneo en Santiago. Entre 1989 y 1993 Truffa y su dupla Rodrigo Cabezas realizaron un viaje de estudios a España. Allí obtuvo el grado de Magíster en Estética y Teoría del Arte, en la Universidad Autónoma de Madrid. Más tarde Bruna Truffa realizó el Magíster en Artes Visuales en la Universidad de Chile.

Carrera Arística

En un primer período de su carrera durante la década de los ochenta, realizó pinturas con el tema del universo femenino y su relación a arquetipos iconográficos de los elementos del agua, el fuego y el aire, a la memoria, el paisaje y el viaje personal. Junto al artista Rodrigo Cabezas trabajaron la temática conceptual de crítica social y cultural, problematizando el tema de la identidad chilena. Ambos artistas se presentaron como Truffa+Cabezas y reelaboraron una variada y compleja iconografía simbólica a partir de lugares comunes y mitos de la sociedad chilena de la época, como por ejemplo la idea de "los jaguares de Latinoamérica" o la valoración peculiar que se da a personajes emblemáticos de momento.

Desde 1986 los artistas formaron un proyecto creativo junto a Sebastián Leyton. Cabezas+Truffa+Leyton que se constituyó en un proyecto único dentro de la escena plástica nacional y que se mantuvo por doce años. Los tres artistas revalorizaron la pintura como oficio y reflexionaron sobre las ideas del por qué y el qué pintar. Buscaron expresar el mundo y las verdades secretas del hombre y las sociedades, se acercaron a lo esotérico y a la alegoría como procedimiento de expresión. De esta manera, en sus obras se encuentran símbolos adivinatorios, íconos secretos, imágenes arquetípicas como la casa, cruz, torre, serpientes, ojo, espacios imaginarios, el rito de la muerte, todas imágenes que dan la sensación de poseer un sentido oculto, sólo entendible para iniciados. En este período, Truffa en particular, ambientó sus pinturas de paisajes y aves en una atmósfera arcaica, onírica y lírica, y utilizó motivos patrios que dieron a sus obras un sentido irónico. Si bien los tres artistas investigaron y realizaron obras en conjunto, el proyecto también comprendió el desarrollo individual de cada uno. Como colectivo, viajaron a Europa para perfeccionarse y participar en exhibiciones y publicaciones en España y Francia.

En sus creaciones individuales, Truffa ha utilizado óleo, acrílico sobre tela en soportes tradicionales y también, propio del período Truffa+Cabezas, realizó montajes tridimensionales, acercándose al arte objetual- como las cajas con objetos intervenidos- e instalaciones. En estas expresiones artísticas, ha utilizado múltiples medios de pintura e impresión y otras formas plásticas bi y tridimensionales, como la artesanía tradicional, bordados y cerámicas, instalados en nuevos contextos y escenarios, en pro de sus agudos objetivos críticos. Hacia 2007 la artista continuó su indagación en el imaginario de la estética kitsch oriental que por su bajo precio, se impone en productos de consumo masivo en la sociedad chilena.

Aspectos de sus Obras

Formada como pintora, Bruna Truffa utiliza el óleo y el acrílico sobre tela, pero también sobre objetos diversos, los que coloca en montajes tridimensionales e instalaciones. Junto a su compañero Cabezas, trabaja un estilo que mezcla lo profundamente chileno (tanto imágenes como lenguaje), con los recursos estéticos de la transvanguardia, formando obras cercanas al kitsch, las cuales ironizan sobre la situación nacional, conservando también una apariencia cariñosa y respetuosa ante lo popular, precisamente porque Truffa y Cabezas solicitan trabajos a artesanos, los que después intervienen con su particular estilo de producción colectiva. De este modo, el trabajo de bordadoras, carpinteros, orfebres y ceramistas queda incorporado a sus obras, junto a las intervenciones de otros artistas visuales, que Truffa y Cabezas invitan esporádicamente a trabajar junto a ellos.


Con mucho humor y sensualidad, Bruna rescata aquéllas cosas que el discurso moderno y la lógica de mercado desean olvidar, como el pizarrón escolar, los carteles de la locomoción colectiva o las imágenes de chavez_santos, y manipulándolas según sus objetivos, alude al mestizaje latinoamericano, a las falsas expectativas de éxito económico, y a la elite intelectual que coloca al arte en una esfera superior; por consiguiente, la idea de Bruna es lograr empatía con el observador, acercarlo al arte de modo amigable, apelando a las imágenes del inconsciente colectivo y a los motivos nacionales (cordillera, himno, colores de la bandera), consiguiendo a la vez obras de una factura impecable, que dignifican las expresiones populares y marginales.

Exposiciones

Premios y Distinciones

Fuentes