Casa de Anne Frank

De EcuRed
Casa de Anne Frank.
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Edificio)

Museo de la ciudad de Ámsterdam en memoria a Ana Frank
Descripción
Tipo:Edificio
Localización:Ámsterdam, Bandera de Holanda Holanda.
Uso actual:Museo
Datos de su construcción
Inauguración:3 de mayo de 1960.
Casa de Anne Frank. En holandés, Frankhuis, es un museo en la ciudad de Ámsterdam, Países Bajos.

Contenido

Breve descripción

Fundada el 3 de mayo de 1960, en memoria de Anne Frank, en el edificio donde la familia de esta y otras cuatro personas judías permanecieron escondidas dos años durante la Segunda Guerra Mundial y la ocupación Nazi de los Países Bajos. El 3 de mayo de 1957, un grupo de ciudadanos, incluido Otto Frank, establecieron la Fundación Anne Frank, en un esfuerzo por salvar el edificio Prinsengracht de la demolición, y hacerlo accesible al público.

Otto Frank insistió en que el propósito de la fundación sería el de: fomentar el contacto y la comunicación entre jóvenes de diferentes culturas, religiones y razas, y oponerse a la intolerancia (sociología) y a la discriminación racial.

Datos históricos

La casa con número 263 (y la que está al lado con el número 265, que fue comprada más tarde por el museo), fue construida por Dirk van Delft en 1635. La fachada que da al canal data de una renovación de 1740[1] cuando el anexo trasero fue demolido y se contruyó un edificio más alto en su lugar. Fue originalmente una residencia privada, luego un almacén, y en el siglo XIX el almacén frontal con sus amplias puertas como de establo sirvió para albergar caballos. Al inicio del siglo XX, un productor de artículos para el hogar ocupó el edificio, seguido en 1930 por un productor de rollos de piano que dejó el edificio en 1939. El 1 de diciembre de 1940 el padre de Ana, Otto Heinrich Frank movió las oficinas de la compañía de especias y conservas en la que trabajaba, Opekta y Pectacon, de una dirección en el canal Singel a Prinsengracht 263.

La planta baja consistía de tres secciones; el frente tenía los bienes y la entrada para entregas, detrás estaba la sección intermedia donde las especias se molían, y al fondo, el cual era la planta baja del anexo, era el almacén donde los bienes estaban almacenados para su distribución. En el primer piso estaban las oficinas de los empleados de Frank; Miep Gies, Bep Voskuijl y Johannes Kleiman en la oficina frontal; Victor Kugler en la de en medio; con Otto Frank en la oficina del fondo sobre el almacén y bajo los pisos que luego lo esconderían junto con su familia por dos años hasta su descubrimiento por autoridades Nazis.

El Achterhuis (en neerlandés "casa trasera") o Anexo Secreto — como es llamado en el Diario de Ana Frank— es la extensión trasera del edificio. Estaba oculto a la vista por casas en los cuatro lados del patio interior. Su aislada posición lo hacía un lugar ideal para que Otto Frank, su esposa Edith, sus dos hijas (Ana Frank y Margot Frank), la familia Van Pels y Fritz Pfeffer, buscaran refugio de la persecución Nazi. A pesar de que la cantidad total de piso habitable eran sólo 500 pies cuadrados (46,45 metros cuadrados), Anna Frank escribió en su diario que era relativamente lujoso comparado con otros escondites de los que habían escuchado. Permanecieron escondidos ahí durante dos años y un mes hasta que fueron traicionados de manera anónima a las autoridades nazis, arrestados y deportados a sus muertes en campos de concentración. Del grupo que se escondía, sólo Otto Frank sobrevivió a la guerra.

Después de que aquellos escondidos fueran arrestados, el escondite fue vaciado por órdenes de los oficiales que los arrestaron y todo el contenido que quedó (ropa, muebles y enseres personales) de la familia Frank y sus amigos fueron tomados como propiedad del gobierno y distribuidos a familias que habían sido bombardeadas en Alemania. Antes de que el edificio fuera vaciado Miep Gies y Bep Voskuijl, quienes habían ayudado a esconder a las familias, regresaron al escondite a pesar de las órdenes de la policía neerlandesa y rescataron algunos bienes personales. Entre los bienes que recuperaron estaba el Diario de Ana Frank. Después de que Otto Frank regresara a Ámsterdam, le fueron entregados los documentos y diarios de Ana, y subsecuentemente compiló partes en un libro publicado en neerlandés en 1947 bajo el título Het Achterhuis, el cual había sido escogido por Ana como el nombre de sus memorias o una novela basada en sus experiencias en el escondite. Achterhuis es un término de arquitectura neerlandés que se refiere a la casa-trasera y se usa en contraste con Voorhuis (casa-delantera), sin embargo, cuando la traducción a otros idiomas comenzó, se dieron cuenta que los lectores no estarían familiarizados con el término y se decidió que un término más evocativo (el 'Anexo Secreto') presentaría mejor la idea de la posición oculta del edificio.

De refugio a museo

Los visitantes que querían ver los cuartos secretos comenzaron a venir a la casa poco después de que el libro fuera publicado y a muchos les fueron mostrados por los empleados que habían escondido a las familias. En 1955 la compañía decidió moverse a nuevas instalaciones y la cuadra entera le fue vendida a un agente de bienes raíces que cumpliría una orden de demolición con la intención de construir una fábrica en el espacio. El periódico neerlandés Het Vrije Volk comenzó una campaña para salvar al edificio y considerarlo como propiedad protegida el 23 de noviembre de 1955. Los defensores realizaron una protesta fuera del edificio en el día de la demolición y la propiedad recibió una suspensión en espera de sentencia. La Fundación Ana Frank fue puesta en marcha por Otto Frank y Johannes Kleiman el 3 de mayo de 1975 con el objetivo principal de recolectar suficientes fondos para comprar y restaurar el edificio. En octubre del mismo año 1975, la compañía que lo había adquirido, lo donó a la Fundación como un gesto de buena voluntad. Los fondos recolectados fueron usados para comprar la casa contigua, el número 265, poco antes de que los edificios restantes fueran demolidos como planeado y el edificio abriera al público en 1960.

Desde el inicio, el antiguo escondite de Ana Frank atrajo una gran cantidad de interés, especialmente después de que las traducciones y dramatizaciones del diario la hicieran una figura conocida a través del mundo. Más de 9.000 visitantes fueron en el primer año. En una década se duplicó el número. A través de los años, el edificio tuvo que ser renovado para protegerlo del gran número de visitantes y como resultado cerró temporalmente en 1970 y 1999. El 28 de septiembre de 1999 la Reina Beatriz I de los Países Bajos reabrió el museo, que ahora incorporaba el edificio completo entre espacios de exhibición, una librería y un café, y presentaba a las oficinas de la casa frontal reconstruidas a su estado en la década de 1940. En 2007, más de un millón de personas visitaron el museo[2].

En exhibición en el museo está el Premio Oscar que Shelley Winters ganó, y posteriormente donó al museo, por su interpretación como Petronella van Daan en El diario de Ana frank.

Centro juvenil internacional

«La restauración del edificio está en plena marcha y esperamos poder abrir al público la casa de atrás este verano. (…) El valor espiritual de la casa es inmenso. Miles de personas de todo el mundo la han visitado en los últimos años, muchos han traído flores y la permanencia en las habitaciones donde ocurrió todo lo que Ana describió les causó una impresión inolvidable. Pero queda mucho por hacer. No basta con que la gente se conmueva y se ponga a pensar en todos aquellos terribles acontecimientos. Debemos pasar a la acción.»[3]

Al abrirse al público la Casa de Ana Frank, la función del edificio no quedaba inicialmente clara. El ideal de Otto Frank fue un centro juvenil internacional: una casa para el diálogo, una casa para los jóvenes, con una advertencia del pasado, pero orientada al futuro. Ese ideal se vio alimentado por las numerosas cartas que recibía, cartas de jóvenes que comentaban el diario de su hija, la obra de teatro y la película estadounidense de 1959, basada en los hechos ocurridos en la casa de atrás. El propio Otto Frank se mudó a Basilea en 1952, si bien siguió estrechamente vinculado a los planes, actividades y acontecimientos en torno al edificio que había sido la sede de su empresa y antiguo refugio. El centro juvenil internacional y la Casa de Ana Frank se inauguraron el 3 de mayo de 1961, bajo la dirección de Henri van Praag, pedagogo y psicólogo y amigo entusiasta de Otto Frank. A partir de 1963, jóvenes de todo el mundo empezaron a acudir a la Casa de Ana Frank en verano para participar en las llamadas conferencias estivales internacionales, en encuentros y charlas. Dormían en la residencia de estudiantes contigua, que los ocupantes habituales tenían la obligación contractual de abandonar durante los meses de verano.

Además de conferencias para jóvenes, en los años sesenta también se organizaban charlas y cursos. Así, por ejemplo, a mediados de esa década el rabino Yehuda Aschkenazy celebró periódicamente «reuniones de casa de estudios», en las que se plasmaba el diálogo entre el judaísmo y el cristianismo. En las reuniones participaban curas católicos, pastores protestantes, rabinos y también laicos.

La Casa de Ana Frank ―especialmente la planta baja de Prinsengracht 265― se utilizó en los años sesenta también a menudo para la celebración de veladas sobre literatura, poesía y música clásica. En esta últimas, los ejecutantes solían ser jóvenes estudiantes del conservatorio. En la segunda mitad de los años sesenta, también irrumpe en la Casa de Ana Frank el espíritu crítico hacia la sociedad. Las atrocidades cometidas en la Segunda Guerra Mundial debían de servir de lección para el aquí y ahora. A través de exposiciones fotográficas y otros medios se pusieron en la picota, entre otras cosas, la guerra de Vietnam y el apartheid de Sudáfrica.

Departamento de relaciones internacionales

La Casa de Ana Frank cuenta con un departamento de relaciones internacionales, el cual desarrolla paralelamente a la actividad del museo, programas educativos en todo el mundo a través de exposiciones itinerantes como "Ana Frank una historia vigente", "Escribiendo y leyendo con Ana Frank", "Ana Frank y vos", que recorren numerosas ciudades alrededor del mundo[4], entre otras actividades pedagógicas que buscan dar a conocer la historia de Ana.

Referencias

  1. Bureau Monumenten & Archeologie - Anne Frank Huis. (Ámsterdam). Consultado el 26 de enero de 2012.
  2. One million visitors to Anne Frank House. Fundación Ana Frank
  3. Discurso pronunciado por Otto Frank en Nueva York el 24 de marzo de 1959.
  4. Exposición Itinerante en el mundo Localidades que reciben la Exposición en 2010

Fuentes