Saltar a: navegación, buscar

Catalina Berroa

Catalina
Información sobre la plantilla
NombreMaría Catalina Prudencia Román de Berroa Ojea
Nacimiento28 de febrero de 1849
Trinidad, antigua provincia de Las Villas hoy Sancti Spíritus, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
OcupaciónMúsico y Pedagogo
Obras destacadasCanción La trinitaria, Guaracha de La Habana al Cerro, La virgen de Cuba para coro.

María Catalina Prudencia Román de Berroa Ojea. Pianista, compositora y pedagoga. Es considerada la mejor profesora de música de esa ciudad, declarada en 1988 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, junto al Valle de San Luis o de los Ingenios.

Síntesis biográfica

Nace en Trinidad, antigua provincia de Las Villas hoy Sancti Spíritus, Cuba el 28 de febrero de 1849. Catalina compuso música variada, incluyendo la litúrgica o sacra y, en opinión de expertos, poseía una exquisita inspiración. Además del piano, conocía la guitarra, el violín, el arpa, la flauta, el violoncelo y el clarinete, aunque se afirma sobresalió en la ejecución del órgano, que además era su instrumento predilecto.

Fue organista de la iglesia de San Francisco de Asís en Trinidad; después pasó a ocupar la plaza de organista y directora del coro de la Santísima Trinidad. Actuó, durante varios años, como violinista de la orquesta del teatro Brunet, y organizó un trío integrado por:

  • Manuel Jiménez, (violín)
  • Ana Luisa Vivanco, (piano)
  • Catalina Berroa, (cello)

Este trío interpretaba obras de Joseph Haydn, Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig van Beethoven. Fue miembro de la orquesta Dávila.

Trayectoria artística

Durante varias décadas fue la organizadora de las veladas artísticas de la Sociedad La Luz, en la que realizó una destacada labor de difusión artística, sobre todo de obras para piano. Tía y profesora del pianista y compositor José Manuel Jiménez (Lico), puede decirse que lo que este hizo en el campo de la enseñanza, fue una prolongación de lo aprendido con su ilustre mentora. Compuso música religiosa, guarachas, canciones e himnos.

En su hogar, donde aparece una placa conmemorativa, según el libro Trinidad y el Turismo (1954), se reunían artistas locales y extranjeros, y allí eran frecuentes los conciertos.

Obras

  • Canción La trinitaria, 1867.
  • Canción, Canción a Belisa y La Josefa, 1902.
  • Condenado, El talismán, La conciencia, La súplica, Rosa gentil, todas para voz y guitarra.
  • Guaracha De La Habana al Cerro, La cena del gato.
  • Marcha Conchita.
  • Música religiosa Flores de mayo, para corno y piano
  • La virgen de Cuba, para coro
  • Osalutaris, para voz y órgano
  • Salve a dos voces, para voz y órgano.
  • Vals Cecilia, para piano y banda
  • El negro Miguel y Las flores, para piano.

Bibliografía

  • José Calero Martín y Leopoldo Valdés Quesada. Cuba
  • Musical. La Habana, Imprenta de Molina y Compañía, 1929.

Fuente