Cicatriz hipertrófica

De EcuRed
Cicatrices hipertróficas
Información sobre la plantilla
Concepto:Son crecimientos exagerados del tejido cicatricial que se presentan en el sitio de una lesión de piel.
Cicatriz hipertrófica. La cicatriz en el proceso de cicatrización es la forma en que el cuerpo sana y reemplaza la piel perdida o dañada. Está compuesta normalmente de tejido fibroso, pueden formarse por muchas razones diferentes: pueden ser resultado de infecciones, cirugía, lesiones o inflamación del tejido.

Contenido

Apariencia

Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo; su composición varía por lo que la apariencia puede ser plana, abultada, hundida o coloreada, como también puede ocurrir que duelan o provoquen picazón.

El aspecto final de una cicatriz depende de muchos factores, incluido el tipo de piel y la localización en el cuerpo, la dirección de la herida, el tipo de lesión, la edad de la persona y su estado nutricional.

Aparición

Las cicatrices hipertróficas se presentan secundarias a lesiones de la piel tales como incisiones quirúrgicas, heridas traumáticas, sitios de vacunación, quemaduras, varicela, acné y en ocasiones a raspaduras (laceraciones menores).

La mayoría de los cicatrices hipertróficas se aplanan y se hacen menos visibles con los años y pueden irritarse debido al roce de la ropa u otras formas de fricción. Las cicatrices hipertróficas extensas pueden limitar la movilidad, además de causar cambios cosméticos y afectar la apariencia.

Las cicatrices hipertróficas son más frecuentes en mujeres jóvenes y en afroamericanos.Cuando se presentan cicatrices hipertróficas múltiples o se repiten, se le conoce como queloidosis.

Síntomas

Las cicatrices hipertróficas son de color carne, rojas o rosadas que se presenta posterior a una herida y normalmente son nodulares o con rebordes. Dicha cicatriz pueden provocar comezón (prurito, picor) durante su formación y crecimiento.

Diagnóstico

El diagnóstico de la cicatriz hipertrófica se realiza sobre la base de la apariencia de la piel o de la cicatriz y se solicita una biopsia de piel para descartar otros tumores cutáneos.

Tratamientos y recomendaciones

Las cicatrices hipertróficas a menudo no requieren tratamiento, pero se pueden reducir de tamaño a través de la aplicación de frío (crioterapia), presión externa, inyecciones de corticosteroides, tratamientos con láser, radiación, o extirpación quirúrgica. Las cicatrices hipertróficas una ves extirpadas no es común que reaparezcan, pero puede suceder que en algunas ocasiones se presenten nuevamente y pueden ser de mayor tamaño.

Las cicatrices hipertróficas deberán de ser cubiertas para evitar su exposición al sol durante el primer año de formación ya que la luz solar provoca que se torne de color oscuro, coloración que se vuelve permanente. También se puede recurrir a un protector solar. Las cicatrices hipertróficas no representan un peligro médico, pero pueden afectar la apariencia cosmética y por ende afectar psicológicamente al paciente, máxime si son grandes o desfigurantes.

Recientemente salió al mercado un producto que ha revolucionado el tratamiento de las cicatrices hipertróficas teniendo como ventaja que es de fácil aplicación y con buenos resultados.Este producto actúa inhibiendo la formación excesiva de colágeno, lo que da como resultado una reducción en el tamaño de la cicatriz.

Método de reducción

El procedimiento dermatológico específico para reducir una cicatriz será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

Las cicatrices suelen desaparecer con el tiempo. Mientras se curan, se puede utilizar maquillaje para cubrirlas. Existen determinadas técnicas dermatológicas que ayudan a hacer menos visibles las cicatrices. No obstante, el tratamiento sólo mejora la apariencia de la cicatriz, pero no la borra por completo.

Las cicatrices hipertróficas son similares a las cicatrices queloides; sin embargo, su crecimiento está confinado a los bordes de la herida. Estas cicatrices pueden también tener una apariencia rojiza, y suelen ser gruesas y elevadas. Las cicatrices hipertróficas normalmente empiezan a desarrollarse semanas después de la lesión en la piel. Pueden mejorar de forma natural, aunque este proceso puede tomar hasta un año o más.

Fuentes