Saltar a: navegación, buscar

Combate de Palmar Bonito

El Alzamiento y Combate en Palmar Bonito
Información sobre la plantilla
Monumento Palmar- Bonito.jpg
Monumento a Palmar Bonito
Fecha: 24 de febrero de 1895
Lugar:Palmar Bonito
País(es) involucrado(s)
Cuba
Líderes:
Martín Marrero
Ejecutores o responsables del hecho:
Mambises de la gesta independentista
En Palmar Bonito ubicado a unos ocho kilómetros hacia el sur- oeste de Jagüey Grande se encuentra el Monumento, a los mambises que el 24 de febrero, del año en 1895, se levantaron en armas contra el colonialismo español y por la independencia del país. El Partido Revolucionario Cubano, fundado por José Martí, tenía en esta localidad matancera un delegado, médico, llamado Martín Marrero, que capitaneó a los alzados en armas en ese hermoso lugar, muy próximo a las bellezas naturales de la Ciénaga de Zapata.

El levantamiento

El levantamiento ocurrió el 24 de febrero de 1895 cuando varios mambises dirigidos por Martín Marrero (delegado asignado por José Martí) en la zona se levantan en armas en la finca Palmar Bonito, este no prosperó, pero quedó como un hito importante en la Historia de Cuba, por cuanto fue el único ocurrido en la parte occidental de la Isla.

El Monumento

Vecinos de Jagüey Grande , en la década del 1940, por suscripción popular y con el apoyo de instituciones fraternales  por ejemplo, las logias locales,  lograron la construcción del Monumento, sitio de peregrinajes patrióticos en fechas importantes de la Patria, generalmente en torno al 24 de febrero de cada año, fecha que se ha hecho coincidir en las últimas tres décadas con la Semana de la Cultura de Jagüey Grande.

La caminata a Palmar Bonito desde la Autopista Nacional del Sur es un placer ambiental que difícilmente olvidará quien lo realice en compañía de cientos de personas cada año.

El Combate de Palmar Bonito

Al amanecer del día 26 el Dr. José Lázaro Martín Marrero decidió enviar a cuatro hombres a explorar el terreno y a tratar de contactar con un grupo que debía levantarse en la finca San Joaquín y que finalmente no lo hizo. Sobre las 8 de la mañana la exploración chocó con las fuerzas enemigas e hicieron sobre estas algunos disparos, los españoles respondieron con descargas cerradas. El tiroteo continuó un breve rato. Los exploradores regresaron e informaron que habían chocado al alcanzar el lindero del monte con fuerzas del Regimiento de María Cristina, el escuadrón de voluntarios del cuartón de López y algunos y un grupo de individuos sin uniforme. Los vestidos de paisanos resultaron ser guerrilleros, calcularon más de 300 efectivos.

Estrategia seguida por Martín Marrero para la lucha

Los cubanos eran sólo 41, Marrero los dispuso en espera para efectuar combate de emboscada formando una L, uno frente a la vereda por donde avanzaban los efectivos y otra sección que se atrincheró en la cerca de piedras que estaba paralela al camino y que separaba las fincas “La Sirena”  y  “La Yuca”  y que doblaba en ángulo recto con la línea frontal, el lugar exacto era y es conocido por “Palmar Bonito”. Ambas partes abrieron fuego, al llegar el enemigo a la línea de los insurrectos que detuvieron en seco la avanzada con la acción cruzada de fuego frontal y lateral, el combate duró unos veinte minutos al cabo de los cuales el clarín del Regimiento de María Cristina tocó “atención” e inmediatamente se oyeron las voces de mando de alto al fuego dando comienzo a la retirada enemiga bajo el fuego de los insurrectos, la fuerza de España respondió de nuevo al fuego continuando la retirada y se prolongó el intercambio de disparos durante casi media hora en que los bisoños combatientes continuaban hostigando la retirada.

La Victoria

Los mambises salieron victoriosos a pesar de su reducido número porque lograron que el enemigo se retirara, causándole dos bajas que fueron reconocidas por la prensa integrista y le ocuparon el campo. El combate se registró para la historia como el cuarto combate de las fuerzas insurreccionales en todo el país y el primero en las provincias occidentales.

El día 27 de febrero Marrero acampó en la Finca san Isidro y decidió internarse en la ciénaga en espera de ordenes que no llegaron.

Fuente