Con dos que se quieran

De EcuRed
Con dos que se quieran
Información   sobre la plantilla
Características Generales:
Género:Entrevistas
Fecha de inicio:6 de abril de 2010
Versión para televisión:
Director(a):Amaury Pérez Vidal
Episodios:60 capítulos
Compositor(a):Amaury Pérez Vidal

Con dos que se quieran. Programa transmitido semanalmente por la Televisión Cubana, cada martes a partir de las 8:30 p.m. (hora de Cuba), conducido y dirigido por el cantautor Amaury Pérez Vidal, con 60 entrevistas a personalidades de la cultura nacional.

Contenido

Historia

Fue el escritor y ex-Ministro de Cultura en Cuba, Abel Prieto Jiménez, quien propuso a Amaury Pérez Vidal, hacer un programa de televisión con entrevistas, parecido a algunos que había hecho antes, como el titulado Muy personal, en el año 1996.

A principios del 2010 el célebre cineasta italiano Giusseppe Tornatore llega a La Habana y Amaury se ofrece para entrevistarlo en el espacio Videoteca Contracorriente del ICAIC. Rápidamente con los mismos equipos, técnicos y en los estudios del ICAIC se empezó a filmar este espacio. La primera que aceptó fue Rosita Fornés y a ella se unieron José María Vitier, Liuba María Hevia, Jorge Perugorría, Isabel Santos y el bailarín Carlos Junior Acosta.

Luego, hasta llegar a 60 emisiones, el martes 21 de junio de 2011, Amaury pudo conversar -entre otros- con el actor Luis Alberto García, la pintora Zaida del Río, el músico Frank Fernández, la bailarina Loipa Araújo, el etnólogo Miguel Barnet, la cantautora Lourdes Torres, el dramaturgo y poeta Antón Arrufat, la maestra coral Digna Guerra, el psicólogo Manuel Calviño, la actriz Mirta Ibarra, el trovador Gerardo Alfonso, la Doctora María Dolores Ortiz, el actor Osvaldo Doimeadiós, la locutora Eva Rodríguez, el pintor Roberto Fabelo, la coreógrafa Lizt Alfonso, el periodista Reinaldo Taladrid y la actriz Broselianda Hernández.

Ficha Técnica

La gran vedette de Cuba, Rosita Fornés, la primera entrevistada
La gran vedette de Cuba, Rosita Fornés, la primera entrevistada

Canción tema

El último entrevistado, Silvio Rodríguez, toca la guuitarra e interpreta la canción tema con Amaury
El último entrevistado, Silvio Rodríguez, toca la guuitarra e interpreta la canción tema con Amaury
  • CON DOS QUE SE QUIERAN …
  • A.P.: Voz.
  • S.R.: Guitarra y voz.

Con dos de la misma celda o del mismo andén
con dos que alcancen el tope de la subasta
con dos que bailen sin casa en el mismo tren
con dos que resulten ser de la misma casta.
Con dos que entre tantos ecos se digan ¿quién?
con dos que se nos parezcan en la canasta
con dos que tengan el alma como de cien
con dos que se quieran bien, con dos que se quieran bien,
con dos que se quieran, basta.
La Habana / 2002

Confesiones de Amaury

  • Los programas de televisión normalmente se hacen con el director y el equipo en la cabina, con el switch. El nuestro no se hace así, sino como si fuera cine. Hay tres cámaras, una con el invitado, otra conmigo, y otra con el trípode que se mueve más. Además, cómo les digo a los camarógrafos desde la mesa y atendiendo al invitado, que tienen que hacer un acercamiento o alejamiento, o que una persona se me emociona o se pone nerviosa y suda. Tengo las claves en la mesa: una taza de café vacía, el vaso con agua y el pomo. Si agarro el vaso y tomo agua, quiere decir algo, si levanto la taza de café, quiere decir dentro de 20 segundos para, que la persona se está descontrolando. Si tomo agua dos veces quiere decir una cosa; tres, otra; o si me hecho hacia delante o cruzo las piernas, todo tiene su significado. El programa se dirige desde la mesa.
  • Ningún entrevistado sabe lo que le voy a preguntar ni siquiera si es personal, nada está "cuadrado" desde antes. Ninguno sabe por dónde vengo. Eso le da a la entrevista autenticidad y veracidad. Es verdad, puedo planificar con cualquiera, pero qué sentido tiene preparar la entrevista antes. Por eso algunos de ellos se sorprenden y hasta se emocionan o incomodan un tanto, los tomas desprevenidos. Las personas no están acostumbradas a hablar de sus vidas, y a veces para hacer las entrevistas diferentes, lo enfocamos de esa manera, sin amarillismos ni sensacionalismos.
  • Nunca había vivido un mensaje de cariño tan grande. Después de casi 40 años de carrera, ahora puedo ver lo que mi mamá me decía, de que para ella lo más grande era el amor de su público. "Pero eso es muy difícil, nunca voy a lograrlo", le explicaba. "Claro, si tú tienes tremenda cara de pesado, y cantando esas canciones extrañas. La gente pensará que eres insoportable. Pero verás que un día va a caer un proyecto en tus manos que va a mostrar al verdadero Amaury, y no el que la gente se imagina", me alentaba. Creo que Con dos que se quieran llegó para eso. Lo que más quería no era ser respetado por el pueblo, o admirado, era ser querido y gracias al programa, lo he logrado.

Los 60 entrevistados

Exactamente el 21 de diciembre de 2010, la prima ballerina assoluta Alicia Alonso festejó su cumpleaños 90 en este espacio televisivo
Exactamente el 21 de diciembre de 2010, la prima ballerina assoluta Alicia Alonso festejó su cumpleaños 90 en este espacio televisivo
Tras una filmación del espacio, la actriz Isabel Santos y el escritorReynaldo González junto al laureado director de fotografía Rafael Solís y Amaury
Tras una filmación del espacio, la actriz Isabel Santos y el escritorReynaldo González junto al laureado director de fotografía Rafael Solís y Amaury

Con dos que se quieran en Cubadebate

Entre los invitados que respondieron en el foro de Cubadebate estuvo el popularísimo humorista cubano Ángel García, Antolín el pichón
Entre los invitados que respondieron en el foro de Cubadebate estuvo el popularísimo humorista cubano Ángel García, Antolín el pichón

El sitio web Cubadebate ha transcripto semanalmente cada entrevista y los seguidores del espacio han podido emitir sus opiniones en un foro democrático y cubanísimo. Los 15 programas más visitados y comentados durante la primera temporada fueron:

  • Silvio Rodríguez: “No me he olvidado del joven que fui” (+562)
  • Natalia Bolívar: “No llevo tantos collares por gusto”(+526)
  • Eusebio Leal: “Patria y Fe han sido mi divisa personal” (+479)
  • Reinaldo Taladrid: “Prefiero que nuestra TV se resista a las tentaciones” (+428)
  • Carilda Oliver: “He sido muy feliz siendo poeta” (+384)
  • Carlos Manuel de Céspedes: “Cuba y la Iglesia son las dos pasiones mías” (+373)
  • Alfredo Guevara: “Soy un profesional de la esperanza” (+333)
  • Gerardo Alfonso: “Para mí el racismo es un tema eminentemente cultural” (+284)
  • Broselianda Hernández: “Soy una mujer que lo quiere todo” (+252)
  • Adria Santana: “Vivo en el país que me tocó por la libreta y lo quiero” (+245)
  • Luis Alberto García: “He sido leal al tiempo que me tocó vivir” (+242)
  • Albertico Pujol: “Me gustaría que me vieran más que todo como artista” (+239)
  • Lizt Alfonso: “Yo soy como el timonel de un barco”(+229)
  • Manuel Calviño: “Antes de ser psicólogo soy ser humano” (+219)
  • Jorge Pérez, director del IPK: “Los cubanos sabemos lo que nos falta, pero no lo que tenemos” (+216)

Los más solicitados en este visitadísimo foro para otra futura temporada de este programa han sido :

  1. Omara Portuondo y Pablo Milanés
  2. Daysi Granados y Carlos Varela
  3. Mariela Castro Espín e Israel Rojas Fiel Buena Fe
  4. Juana Bacallao y Abel Prieto
  5. Míriam Ramos y Pedro Luis Ferrer
  6. Fina García Marruz y Chucho Valdés
  7. Teresita Fernández y Fernando Pérez
  8. Beatriz Márquez y José Rubiera
  9. Edith Massola y Frank Delgado
  10. Verónica Lynn y Luis Carbonell
  • También el foro de Cubadebate ha permitido interactuar a los foristas visitantes con opiniones, críticas, sugerencias, proposiciones y valoraciones sobre el espacio y el invitado de cada emisión. Algunos con su verdadera identidad como Enrique Maresma Ballesteros, Jesús García Clavijo, Reinier W. Jaherovinga, Enmanuel Castells, Armando Yero La O, Carlos Ortega, César Cadalso, Lázaro Rico González, Olimpio Rodríguez Santos, María Rita Godói, Juan A. de la Cruz, Genoveva Sánchez Acosta, Pablito Vargas, Rafael Castellanos Díaz, el argentino Dardo Ribas, Randy Aguila Valdivieso, Thais Acosta La Santiaguera, Yankiel Pedroso, Teresita Rabassa y Rogelio Rivas, entre muchísimos más. Otros son nombrados simplemente José Antonio, Elianet, Riera, Amaurys, Margarita, Raul DS, Nilsa, Nani Mendoza, Manologlez, RChaple, Fuillerat, Yordani y Harley. Y por si fuera poco, como una catarata de seudónimos están asimismo El oriundo de Cabaiguán, NeryR, El chacal de Nahueltoro, buenp, Yusimí La Cazafantasmas, El buey cansao, Azulita hasta la muerte, Rin-TinTin, Iscajim, Nielsen, Lady Di, Siquitraque, Omega, Guillecito El Curioso, Otromás y Spartacus.

Valoración crítica

La cantante dominicana Sonia Silvestre: única extranjera invitada en el proyecto
La cantante dominicana Sonia Silvestre: única extranjera invitada en el proyecto
  • Amaury le pone corazón y todas las energías

(Por: Paquita Armas Fonseca). Con 2 que se quieran ya no se graba en las vetustas instalaciones del ICAIC en La Habana Vieja, sino en los modernos Estudios Abdala de Miramar. “Cambié el estudio de grabación porque se rompió el aire acondicionado en los de Prado y la técnica no funcionaba con 42 grados en pleno verano. Ni la técnica ni los técnicos, ni los invitados, ni yo”, me confesó el progenitor del programa. Pero el decorado que lo ha distinguido desde el inicio no ha cambiado. La sobriedad y la sencillez del set permiten que la atención se dirija a los entrevistados y al entrevistador. Y ese es su primer mérito: conseguir que en la pantalla televisiva lo importante sea lo que se dice.

Claro que la cámara desempeña un rol esencial: mostrar las reacciones de uno y otro rostro en el decursar de la entrevista. Y como se trata de ese género, el resultado final del programa dependerá en una buena parte del carisma del hombre o la mujer que se sometan a la garra develadora de Amaury Pérez Vidal. En un comentario, el colega avileño José Aurelio Paz apuntaba con razón: “Es la magia de palabras, en que ambos se envuelven, lo que consigue el embrujo. De un lado, un individuo que por la intensidad con que ha vivido, casi hiperquinética, diría yo, que la he percibido en apenas dos encuentros personales, posee un trasfondo de vida que le convierte en un verdadero comunicador, enriquecido y enriquecedor a la vez. Del otro ‘el pez’: personajes de una riqueza más espiritual que material muchas veces, a pesar de su profunda trayectoria y entrega, que se dejan desnudar frente a luces y cámaras, apenas sin darse cuenta de que por ese pequeño angular le están viendo el alma miles de personas”.

Este hombre con una formación prácticamente autodidacta, se dio a conocer primero como trovador, con canciones que han devenido clásicas como “Acuérdate de abril”. Pero también es escritor, ha sido director de espectáculos y es un excelente conductor, locutor o animador de espacios televisivos.

Si una se pone a detallar a Amaury, encuentra que no tiene esa voz que paraliza a quien la escucha, ni es tampoco de los hombres a quienes se les puede llamar Adonis, por el mítico héroe griego; pero este contemporáneo tiene dos cosas imprescindibles para conducir un espacio televisivo: carisma y cultura.

Con 2 que se quieran es un programa que tal como se presenta sólo puede ser hecho por Amaury. El guión y la dirección es de él, por tanto es lógico que esté pensado “a su imagen y semejanza”, hecho que aplaudo. Porque logró que no se pareciera a ningún otro programa y tiene un nivel de teleaudiencia y de gusto, por encima incluso de lo previsto.

Estudioso de los medios y hacedor él mismo de excelentes programas (A capella y Música del mundo), el Guille Vilar sostiene: “Gracias a su estrecha relación con los entrevistados y por medio de un fundamentado cuestionario, Amaury los conduce hábilmente hasta el punto preciso donde se sienten tan a gusto que hasta parecen olvidar las cámaras, para entonces abrirnos el alma con anécdotas polémicas, otras de profunda intimidad o las de un criollo sentido del humor, pero siempre con Cuba dentro de cada cual y por eso es que los vemos grandes en su prestigio a la vez de asumir la certeza que de cruzarnos con ellos en la calle, podríamos saludarlos sin mayores protocolos como ocurre entre amigos”.

Esta no es una propuesta que puede conquistar fácilmente a cierta parte del público; pero hay otra, aquella para la que el placer esta avalado por un toque de inteligencia, que sí busca cada emisión de Con 2… Conozco médicos, amas de casa, dependientes de farmacias, técnicos a los que con frecuencia he escuchado comentar acerca del entrevistado, de lo que no sabían de él.

Hace un tiempo le pregunté a su creador por qué asumir las tres funciones: director y guionista y conductor… ¿Te da más seguridad? ¿O es que así eres más libre?Su respuesta no se hizo esperar: “La idea es mía, lo conduzco yo, soy el guionista, el autor del tema musical de presentación y también hago la dirección general. ¿Qué pecado hay en esta suerte de multioficio profesional? Me gusta tener el control y asumir la responsabilidad total de lo que hago, eso no me hace más libre sino todo lo contrario; soy presa de mi propio frenesí y ansias de perfección; trabajo a un ritmo incalculable y demencial, genero ideas constantemente, acierto muchas veces y otras yerro; pero intento ser un ejemplo y un motor para el resto de mi equipo y convertirlos (convertirnos) en un monstruo de múltiples cabezas. Los errores los asumo en singular y el éxito lo comparto con todos, esa es ni más ni menos mi manera de trabajar”.

Amaury ha confesado que en temas peliagudos, le ha preguntado a su invitado si acepta o no hablar del asunto: una actitud válida para lograr un buen rapportentre el singular inquisidor y su victima voluntaria.

Por suerte, para quienes no disfrutaron de los programas por televisión se han realizado DVDde las primeras entregas de Con 2 que se quieran. Tal hecho, hasta entonces inédito en Cuba, fue posible por la unión de voluntades y recursos, entre el Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC), la Agencia Cubana de Derecho Autor Musical (ACDAM) y el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). Le interrogo sobre otros discos y dice: “Saldrán otros DVDs pero el engranaje no es bueno y vamos MUY LENNNNNTOOOOO!!!!!!”

Además de los DVD se une la posibilidad de leer las entrevistas que se publican en el sitio web Cubadebate, que ha estimulado el dialogo de los realizadores con sus fans; un foro en el que especialmente Amaury interviene con asiduidad.

Un día le comenté que siempre responde a los correos y me dijo: “No. Recibo cientos de correos y mensajes telefónicos en los días posteriores a la emisión de los programas. Si son laudatorios me abrumo. En lo más hondo soy un hombre tímido y no sé qué contestar. Si son mails escritos con mala fe los desecho y olvido pronto, los leo todos y contesto algunos, normalmente los que superan y disparan mi emoción o los que traen proposiciones dignas de tomar en cuenta”.

Tener transcriptas las entrevistas, posibilita la impresión de un interesante volumen que contenga las confesiones de un grupo importantes de artistas. “El libro no saldrá para la próxima Feria porque todavía, hasta principios de junio, estaremos al aire”, me comenta el guionista y director, quien también explica sobre el numero total de programas: “Llegaré hasta 58, y después se emitirán dos de resumen y making off que tendrán una hora cada uno. Así completaremos los 60 convenidos y abur como decía mi abuelo chaparrero”.

Lo que ha significado para Amaury el espacio Con 2 que… es otra de mis preguntas y sin pensarlo mucho, afirma: “El infinito sabor de comprobar que si haces algo a lo que le pones el corazón y todas las energías, recibes a cambio el cariño de un pueblo que es más que la admiración del mismo. Este programa me acercó a una popularidad repleta de cariño; nunca lo imaginé, estoy sorprendido y me siento honrado.”

Amaury Pérez Vidal presentando unos nuevos DVD en el Pabellón Cuba, con varios invitados del programa
Amaury Pérez Vidal presentando unos nuevos DVD en el Pabellón Cuba, con varios invitados del programa
  • Un inventario del alma cubana

(Por: Marilyn Bobes)

Desafiando las implacables temperaturas de un agosto que invita a la inercia de los ventiladores, más de un centenar de personas se reunieron bajo la pérgola del Pabellón Cuba para asistir a la presentación de los DVD que perpetúan el paso de la cultura cubana por la pantalla chica en las grabaciones del gustado programa Con dos que se quieran, conducido y dirigido por Amaury Pérez, y que recientemente cerró su primera temporada. Los audiovisuales fueron presentados en el contexto de la feria Arte en La Rampa y habría que aplaudir esta iniciativa del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos (ICAIC), puesto que el «programa de Amaury», así llamado popularmente, fue (y esperamos que siga siendo en una anunciada segunda entrega) una de las mejores demostraciones de lo que puede conseguir nuestra televisión cuando un equipo de excelentes profesionales se decide a romper con el facilismo y los esquemas, y se arriesga en la búsqueda de lo auténtico nacional a través del desalmidonamiento y la desbanalización, características que no son frecuentes en los programas de entrevistas que hemos visto antes y después en nuestros telerreceptores.

Amaury Pérez ha tenido el tino de saber conversar con sus invitados y de pedir de cada uno lo que sabe que puede ser de interés colectivo, esquivando con su intuición de buen comunicador, la chismografía y los tópicos, el farandulerismo y las preguntas trilladas, para mostrarnos el alma de los hacedores de la cultura de un país que aspira al enriquecimiento espiritual más que a la diversión, aun cuando esta última no esté ausente tampoco. Únicamente resulta que se trata de asumirla de una manera diferente: haciéndonos pensar y regocijarnos sin falsificaciones. Y he aquí, en mi opinión, una de las grandes virtudes de Con dos que se quieran.

Decía el poeta Eliseo Diego que un poema es «una conversación en la penumbra». Y en este sentido cada emisión del «programa de Amaury» pudiera ser calificado de este modo. Los que fuimos entrevistados sabemos de qué manera sutil el equipo del programa trabajó para que nos sintiéramos como en la sala de nuestra casa, auténticos y sin la máscara de la imagen que en otras partes del mundo los artistas se inventan. Entre nosotros Con dos que se quieran demostró cuánto puede parecerse un músico, un escritor, un actor, a las personas que cada martes a las 8:30 p.m., acudían al «confesionario de Amaury», venciendo timideces o prestándose a unas escenas de desnudos espirituales mucho más difíciles e interesantes que las de las películas pornográficas que venden con absoluta irresponsabilidad las manipuladoras televisoras del mundo capitalista.

Iluminación, escenografía, guión y profesionalísima edición de Manuel Iglesias se conjugaron en un producto de altísimos quilates que, a pesar de algunos pronósticos subestimadores de la capacidad de recepción de la teleaudiencia cubana, llegó a todos los estratos de nuestra población. Soy testigo de cómo mis vecinos y compañeros de trabajo comentaban los miércoles en la calle las entrevistas, con la misma pasión que los capítulos de la telenovela de turno.

Ahora ese mismo público tiene la oportunidad de guardar las grabaciones en lo que constituye, en mi opinión, una muestra de la televisión que es posible hacer con una gran economía de recursos. Entrega, rigor, carisma y profundidad son las palabras claves contra la improvisación y el mal gusto que suele colarse todavía en nuestras entregas televisivas. Esperemos que Con dos que se quieran tenga todavía una segunda oportunidad y que muy pronto aquellos que tienen «el alma como de cien» sigan dándose como son en los futuros psicoanálisis de Amaury.

Eusebio Leal, Historiador de La Habana honró con su magisterio y sabiduría la emisión 30 de este programa
Eusebio Leal, Historiador de La Habana honró con su magisterio y sabiduría la emisión 30 de este programa
  • Con dos que se quieran

(Por: Ernesto Pérez Chang) El encanto no proviene de tramoyas lujosas; hay pocas luces y un set simple, con los adornos necesarios y simbólicos como los de cualquier sala de hogar. El anfitrión evita la rimbombancia y el pavoneo. Modera su tiempo. Su palabra se limita a provocar, pero no se desluce ante el invitado porque sabe que para una buena respuesta, además de un interlocutor perspicaz, son imprescindibles la confrontación amistosa, el duelo, el asalto oportuno, el sondeo del resquicio que ha provocado la pregunta anterior, el temor a la que vendrá.

No existe el coqueteo artificioso y pedestre, puesto de moda por las “estrellas” nacientes como culto a la necedad. Hay humor sano y reflexiones profundas, hay rescate de la memoria y, lo más importante, hay complicidad con el televidente.

Quiero pensar que Amaury Pérez ha descubierto las claves para lograr que lo que pudiera parecer una estricta conversación de amigos, el martes por la noche, se transforme en un programa seguido y comentado por muchos que de manera frecuente (y por temor a morir de aburrimiento) no consumen productos televisivos de un perfil similar (y es prudente colocar un punto en esta frase para así, por ahora, guardarme los ejemplos).

Aburridos por las entrevistas superficiales, melosas e improvisadas, por la tibieza o el delirio excesivo de los interlocutores o la imitación falsamente “criolla” de lo peor que puede bajar desde los satélites o viajar desde las antenas foráneas, CON DOS QUE SE QUIERAN, por su factura excelente, no puede pasar inadvertido. Habiendo visto los ocho primeros programas es posible hacer comparaciones y establecer similitudes y diferencias, para encontrar aquellos detalles que nos convidan a sentarnos todas las semanas frente al televisor para descubrir, aprender y disfrutar cuanto de común albergan los seres excepcionales, de ahí que la reverencia, el saludo, el abrazo de Amaury, sin adulaciones, a la personalidad que tiene delante lleve en sí el respeto profundo por el ser humano, así como el reconocimiento de una verdad incuestionable: la notoriedad o la gloria no provienen del acaso, sino de la constancia en el trabajo y la fe en el ser humano. Una lección suficiente.

Pero el éxito del interlocutor radica en que pregunta con astucia y conocimiento profundo y no como quien se atiene a un guión inviolable que alguien, al pasar, le dejó caer en las manos casi por accidente. Sin revelar cuánto hubo de jornadas de lecturas, de ejercicio y de apresto para encontrar el modo de obtener una anécdota dolorosa o jovial, o una confesión sabrosa.

CON DOS QUE SE QUIERAN coloca nuevas luces y reabre un camino para nuevas propuestas que cambien el modo de proyectar y dar a conocer a los más ilustres intelectuales cubanos de nuestros tiempos. Hace tiempo que el público televidente necesitaba de iniciativas como estas.

Otras imágenes, otros invitados


Fuentes