Criptococosis en felinos

De EcuRed
Criptococosis en felinos
Información sobre la plantilla

La Criptococosis es una enfermedad micótica sistémica, no contagiosa, aguda o crónica, con primoinfección pulmonar que afecta a los felinos domésticos como una afección proliferativa granulomatosa de las vías respiratorias altas y pulmón y con menor frecuencia causa patologías meningoencefálicas, oculares, óseas, cutáneas.
Agente transmisor:Criptococcus neoformans Cn
Forma de propagación:transmisión directa entre animales y de los animales al hombre o visceversa

Criptococosis. Es un proceso fúngico esporádico, aunque no poco frecuente tanto en humanos como en animales de todo el mundo. Este proceso patológico es la micosis sistémica más frecuente en gatos. Este proceso,causado por Cryptococcus neoformans, se ha descrito principalmente también en perros y caballos. Se desconoce la forma exacta por la que los criptococos desencadenan la infección, ya que pueden detectarse en animales con una función inmunológica normal, aunque es más habitual que se desarrolle en animales inmunodeprimidos.

Contenido

Historia

En 1895 Sanfelice aisló Cn de ganglios linfáticos de bovino, Villemín en 1901 lo halló en pulmon de porcino y Frothingham en 1902 describió la Criptococcosis en un caballo. Curtis realizó el primer aislamiento en felinos en 1951 y Holzworth en 1952, en afecciones respiratorias y pulmonares. En 1953 Seibold demostró el primer caso en perros. Desde entonces la enfermedad fue reportada en forma esporádica.

Agente etiológico

Criptococcus neoformans Cn es una levadura capsulada, monomorfa a 25°C y 37 °C. Existen dos variedades Cn variedad neoformans ( serotipos A y D) y Cn variedad gatti (serotipos B y C).

Se han identificado varios factores de virulencia. El antígeno capsular que inhibe la fagocitosis, la fenolxidasa que convierte los fenoles en melanina


Epidemiología

Los Criptococcus sp. se hallan habitualmente formando parte de la micota ambiental.Se los ha aislado de numerosas fuentes y especialmente se lo encuentra en suelos que contienen materia fecal de aves debido a su capacidad de utilizar como fuente de nitrógeno la creatinina contenida en este tipo de excrementos. Debemos destacar que si bien no existe evidencia de transmisión directa entre animales y de los animales al hombre o viceversa, tanto el hombre como los animales se infectan de la misma fuente a través de la inhalación de aire contaminado. La puerta de entrada habitual la constituye la vía respiratoria. Se han citado también la vía percutánea y digestiva. El C. Se halla en las secreciones y excreciones de animales enfermos.

Inmunopatogenia

La patogénesis de la criptococosis puede variar según se trate de animales inmunocompetentes o inmunocomprometidos y de la virulencia del agente determinada principalmente por la presencia de su cápsula. El período de incubación es variable y la evolución aguda o crónica, depende fundamentalmente del estado inmunológico del huésped y de las formas clínicas. El foco primario de infección es en pulmón y asintomático, se resuelve sin tratamiento y deja un alto grado de resistencia.

Cuando se produce la enfermedad, en la mayoría de los casos se desarrolla casi exclusivamente a nivel de las vías respiratorias altas pero puede diseminarse a través de la lámina cribosa del etmoides al sistema nervioso central causando meningitis o tumoraciones cerebrales, afectar por contigüidad el globo ocular o llegar vía hematógena a pulmones, glándulas endocrinas, hueso, piel, mucosas, etc

Signos clínicos

Criptococosis nasal: es la forma más común. Rara vez se presenta fiebre. Estornudos, lagrimeo,descarga nasal o bilateral, secreción serosa, mucosa, mucopurulenta o hemorrágica. Criptococoma gelatinoso o granuloma a nivel nasal (“nariz de payaso”) o de los cornetes con deformación de los tabiques. En ocasiones hay linfadenopatía submaxilar. Criptococosis sistémica: sintomatología inespecífica, fiebre escasa, anorexia, adelgazamiento, tos, etc. 1-Criptococosis pulmonar: puede producir fiebre y/o tos, síndrome de condensación pulmonar, estertores o derrame pleural. Radiólogicamente se presentan lesiones seudotumorales solitarias o infiltrados peribronquiales o neumónicos, nódulos miliares, sin calcificación ni linfadenopatía hiliar. 2-Meningitis criptococosica: puede o no cursar con fiebre, Síndrome de hipertensión endocraneana, confusión, rigidez de nuca, movimientos en círculos, zig zag,ataxia, paresia, 3-Signos oculares: dilatación de la pupila, uveítis, exudado retinal, corioretinitis granulomatosa o neuritis del nervio óptico, etc. 4-Criptococcosis cutánea: lesiones múltiples granulomatosas de varios milímetros de diámetro,que pueden ulcerarse y producir un exudado rosado. Criptococomas subcutáneos fluctuantes. Linfadenopatía superficial. 5-Criptococosis Osea: cuando la criptococosis es sistémica puede localizarse por vía hemática en el tejido óseo y provocar su lisis y un criptococoma contiguo subcutáneo. 6-Criptococosis de las mucosas: se producen úlceras en mucosas de cavidad nasal y oral con un exudado seroso.

Lesiones

La lesión más frecuente es el granuloma o criptococoma de consistencia gomosa o gelatinosa, de color rosado proliferativa. El diagnóstico histopatológico pone en evidencia numerosos Criptococcus en las afecciones agudas con escasa reacción inflamatoria. En los casos crónicos se presenta un típico granuloma con células epiteliodes, céluals gigantes, linfocitos y una cápsula de fibrocitos; aquí los Criptococcos pueden ser escasos y hallarse dentro de los macrófagos. Cuando se realizan estudios citológicos de exudados se debe tener presente que la presencia de numerosos Criptococcos con grandes cápsulas, en masas densas es de mal pronóstico, en tanto que la observación de células fúngicas dentro de los macrófagos indica actividad inmunológica positiva.

Diagnóstico:

Como en todas las micosis el diagnóstico certero consiste en la correlación de los signos clínicos con la observación del agente y su aislamiento en cultivo Como apoyo a la signología clínica se puede realizar exámenes radiológicos y análisis del líquido cefalorraquídeo (aspecto cristalino, opalescente o xantocrómico y formación de una red de fibrina luego de unas horas, hiperalbumina,aumento de globulinas, floculación positiva, hipocloruros, hipoglucosa, linfocitosis).

Etiológico

La muestra más adecuada es el material de biopsia en solución fisiológica, lavados nasales, hisopados, LCR. El diagnóstico específico consiste en la visualización del agente en exudados o material de biopsia en fresco o preparaciones coloreadas con tinta china, Gram, Giemsa, etc donde se observan las cápsulas sin teñir. Cultivo en medio Saboureaud con antibióticos a 37°C, e identificación por pruebas bioquímicas (ureasa positivo, asimilación de sustratos de carbono, etc)

Diagnóstico sexológico

Consiste en evidenciar polisacárido capsular presente en el suero con la técnica de Látex aglutinación o ELISA, en suero y/o líquido cefalorraquídeo. También se realizan estudios para la detección de anticuerpos pero la presencia o no de anticuerpos debe relacionarse con el diagnóstico etiológico, y la detección de antígeno. Así una correlación inversa (disminución de antígeno y aumento de anticuerpos) es de pronóstico favorable y se utiliza para valorar los resultados del tratamiento.

Tratamiento:

Para el tratamiento se recurre a la cirugía en el caso de granulomas nasales o subcutáneos. Para el tratamiento medicamentoso las drogas efectivas son flucytosine (25-100 mg/Kg/día), fluconazole (100 mg /día) and itraconazole (50 mg/día), ketoconazole 10-50 mg/Kg/día).

Legislación

No existe legislación específica, pero al tratarse de una saproantropozoonosis los animales actúan como centinelas que alertan de la presencia de posibles fuentes de infección en la zona. En el Laboratorio del área de Enfermedades Infecciosas, a partir de 1996 el agente fue aislado de felinos en cinco casos de biopsias nasales, cuatro casos de hisopados de cavidad nasal y bucal, dos casos de afecciones subcutáneas. En caninos se aisló Cn de afecciones subcutáneas en criptococosis sistémicas. Uno de estos casos presentó la característica particular con respecto a la epidemiología de la enfermedad de adquirir la enfermedad por ingesta de materia fecal de palomas. La signología primaria fue desordenes metabólicos hepáticos, renales y pancreáticos, fiebre extendida. Luego lesiones osteolíticas de vertebras coccígeas y falanges con criptococomas subcutáneos

Fuentes